Tipos de Injertos en Plantas, Conoce cuáles son

Las plantas son una de las principales fuentes de alimentación y vida en especial para los seres humanos donde se obtienen productos que son la base de la dieta diaria, es por esto que se han establecido métodos que permiten el desarrollo adecuado de las plantas según las condiciones deseadas, destacado para este objetivo los injertos que permiten obtener diferentes tipos de especies vegetales con características mejoradas, a continuación te presentamos los diferentes Tipos de injertos aplicados con regularidad en los cultivos.

tipos de injertos

Injertos en Plantas

Un injerto es lo que se conoce como un método de reproducción de las plantas pero de forma artificial, es decir de forma no reproductiva. En este caso, trata de un tejido que procede de la planta y se une a otra que se encuentra firme en la superficie, ambas crecerán simultáneamente como un solo organismo, de esta manera se permite el crecimiento de diferentes especies vegetales de gran valor comercial y ornamental , principalmente aquellos casos con circunstancias menos favorables.

El fragmento de la planta puede ser una rama o protuberancias que surgen en el tallo, al ser cortada y trasladada a otro lugar donde pueda seguir desarrollándose, favoreciendo el crecimiento de diversas especies y principalmente aquellas que no posean características de gran resistencias, empleando otras que las mantenga en pie y su fortaleza sea mucho mayor. Este tipo de práctica es muy útil en los cultivos de grandes extensiones.

Una de sus principales importancias es la agricultura que permite la recuperación de árboles viejos, permitiendo reproducir árboles que otorguen un fruto de mejor calidad y aumentar su productividad. Estas técnicas deben ser aplicadas con el cuidado adecuado para evitar el deterioro de la planta sino poder cosechar de forma correcta y sana.

Tipos de Injertos

Los injertos son aplicados desde la antigüedad, existen documentos desde la antigua China a mediados del I milenio a.C. y en la Grecia clásica, se aplicaba como práctica común en los cultivos caseros y en algunos terrenos. Con la evolución de la ciencia se identificó la importancia y relevancia de los injertos en la agricultura. A mediados del año 1920 empiezan a surgir diversos tipos de injertos que presentan gran aplicación en la actualidad, a continuación se describirán los más destacados:

Injertos de Púa

Consiste en el tipo de injerto que trata en tomar una parte de la rama, principalmente aquella que interesa reproducir  e insertarla en la planta patrón (aquella estable en la superficie). Es bastante sencillo este método y práctico para ejecutar el procedimiento de injerto de especies vegetales. Normalmente son aplicados a finales del invierno o en los inicios de la primavera, principalmente antes que aparezcan las flores y las hojas en los árboles.

tipos de injertos

En este caso se deben destacar el corte realizado en la planta madre y en la púa, en la posición que sea insertada, a continuación se destacan los tipos de injertos de púas más relevantes:

Injerto de Hendidura

Este tipo de injerto es aplicado por aquellas personas que inician como principiantes en el tema de jardinería, solamente se debe realizar un corte en el transversal del tronco patrón y realizar una hendidura no muy profunda. Luego la púa se debe preparar en forma de corte oblicuo de la superficie de la madera, manteniendo presente que debe mantener la corteza de la púa en contacto con la corteza patrón.

Este tipo de técnica es recomendada cuando el corte del patrón que desea ser injertada posea un mayor diámetro que la púa, por ejemplo la planta madre de 1,5 centímetros hasta aproximadamente 4 centímetros, en caso de presentar un diámetro mayor no es muy recomendable. Una experiencia relacionada con este tipo de injerto fue llevada a cabo con un Acebo de hembra en macho con púa en hendidura.

El Acebo es un árbol es dioico (algunos son hembras y otros son machos), las hembras son las únicas capaces de producir bolas rojas muy atractivas, este árbol puede surgir con facilidad en pequeños jardines y su crecimiento es bastante lento según la época. Para ello, se injertó una púa de una planta hembra con extremo más alto para ayudar al crecimiento de la planta. En poco tiempo empezó a crecer con vigor (buena señal de la unión). Un aspecto positivo de ser injertados es que las hojas del patrón presentan una gran cantidad de espinas siendo lo contrario para el Acebo.

Injerto de Incrustación

Consiste en realizar un corte en forma bisel, es decir, oblicuo en el borde de la superficie. Este tipo de hendidura será en el lateral del patrón y además se debe preparar la púa para encajar en el mismo. Se considera como un tipo de injerto menos agresivo, ya que el patrón no necesita hendir al tronco de la planta, por lo tanto la herida realizada es mucho menor, reduciendo las posibilidades de infección, plagas y suciedad que ingresen a ellas y permitiendo que sane mucho más rápido.

Injerto Lateral Subcortical

La púa es colocada de forma lateral e insertada en esta posición en la rama o en el tronco, evitando de esta manera los cortes transversales. Solo es necesario realizar una pequeña hendidura en la corteza baja e introducir la púa. Este tipo de injerto puede ser realizado por varios procedimientos principales:

  • Con Lengüeta o sin lengüeta
  • Corte en T

Un ejemplo destacado para este tipo de injerto son los injertos laterales en los Manzanos, en este caso el árbol había sido previamente injertado en sus tres ramas principales, resultado positivo para su crecimiento, pero uno de ellos fue dañado por algún ave del terreno que intentó realizar su nido en él deteriorando el injerto incluido. Para corregirlo, se repitió la operación y se ejecutó un injerto lateral, de esta manera los pájaros se posarían sobre el patrón y no sobre el injerto.

Favoreciendo su crecimiento a pesar del contacto de las aves, ya que se visualizaron crecimiento de hojas nuevas en el injerto, además que permitió establecer una estructura diferentes eliminando las yemas que interfirieran con el brote de nuevas hojas en la planta.

Injerto Inglés

Cuando el patrón y el injerto poseen diámetros muy similares, se recomienda aplicar la técnica inglés, donde puede ejecutarse el corte de tres maneras principales que son el sencillo, normal o a caballo, indiferentemente son cortes sencillos de realizar. En este caso se recomienda asegurar el patrón al injerto de forma adecuada, siendo un procedimiento con paciencia debido que son difícil de mantener estables.

tipos de injertos

Se recomienda emplear el procedimiento de injerto inglés normal, debido que encaja de forma más sólida y presenta mayor estabilidad en comparación a los otros dos, por lo que este tipo injerto es aplicado solo en condiciones especiales, debido a esto puede ser considerado difícil elaborar.

Injertos de Yema

El injerto de yema trata de extraer una pequeña yema de la vareta (palillo con una sustancia para poder cazar aves) junto con una corteza que llega a tener presente la forma de un escudo, placa o canutillo; son insertados sobre el patrón seleccionado. Consiste en la técnica más empleada por todos los profesionales y especialistas en los cultivos, debido que no necesitan realizar un corte al patrón, disminuyendo el gasto del material vegetal, llegan a ser firmes y a los quince días se puede observar si se tuvo el éxito adecuado, en caso de no ser así puede retirarse y volver aplicar este injerto.

Las yemas seleccionadas son las encargadas de brotar nuevas ramas para la planta y el fortalecimiento de los tejidos. Es necesario tener presente la época del año en que sea ejecutado este injerto, debido que la savia debe mantenerse activa dentro del árbol para que así la corteza y la yema, se desprendan con facilidad, el injerto pueda ser alimentado por ella y pueda afianzarse en el arbusto. Para ello, es recomendable que sea ejecutado en tiempo de primavera hasta el otoño, evitando aquellos meses de altas temperaturas ya que algunos árboles entran en reposo.

Las capas del patrón y del injerto deben coincidir especialmente de forma cambium vascular es la responsable que exista una unión adecuada entre ellos, en este caso se pueden realizar pequeños cortes en los extremos o laterales que garanticen el contacto de los mismos. Además es de suma importancia garantizar que las herramientas empleadas estén limpias y desinfectadas, evitando realizar cortes que puedan llegar a contaminar la tierra y la vegetación.

Tipos de Injertos de Yema

Los injertos de yemas son una técnica menos invasiva para la planta, trata de una porción que es extraída de la porción de la corteza y se coloca en el patrón, está yema es de suma importancia debido que es el tejido que permite brotar y desarrollar nuevas ramas. A continuación se destacan los principales tipos de injertos de yema:

Injerto de Escudete a Ojo Durmiendo

Recibe el nombre de escudete debido que el trozo de la corteza que esta junto a la yema llega a tener la forma de un escudo o elíptica. Hace referencia a ojo durmiente ya que el tejido se adhiere pero no llega a brotar, manteniéndose latente hasta la siguiente primavera. Es un procedimiento más lento y pasivo en toda la planta.

Injerto de Escudete a Ojo Velando

En este caso consiste en un procedimiento muy similar al ojo durmiente pero la yema si llega a brotar y no se mantiene es un proceso pasivo en la planta.

Injerto de Canutillo

Consiste en un tipo de yema que es extraída de la rama mediante un cilindro de la corteza que es insertado en el tronco del patrón o la planta de interés. Este tipo de cilindro debe mantener unos diámetros internos y externos iguales, de igual forma la corteza del patrón donde se llega a ejecutar este tipo de injerto.

La corteza de la planta puede llegar a ser dividida en varias tiras por con navaja desinfectada, se llega a introducir el canutillo por la madera y se tira hasta llegar a la región del encaje, en este caso ambos llegan a coincidir en los diámetros. Este tipo de técnica puede tener una complicación, por lo que no se recomienda ser aplicado por aficionados o principiantes.

Injerto de Chapa o Placa

En este caso la yema del injerto se llega a desprender en forma rectangular de la corteza identificada como una placa o chapa. Se llega a ofrecer un tipo de corteza del patrón, donde se ofrecen unas ventanas con dimensiones que puedan encajar dentro de ella, cabe destacar que suele sobrar un poco de espacio. Todos los bordes de la chapa tienen que hacer contacto con la ventana que fue cortada (por lo menos en dos lados). Es considerada como un procedimiento bastante sencillo, siempre y cuando pueda lograr el desprendimiento de la placa y por lo tanto la yema no sufra ningún daño.

tipos de injertos

Injertos de Aproximación

Es realizado este procedimiento en las ramas de dos diferentes plantas con la finalidad de soldar a una o a la otra, una vez haya sido realizado el injerto de la planta patrón se encontrará atado a las mismas. En este caso no existe un corte de púas o yemas al inicio del procedimiento, una vez que el injerto ya está estable en la planta se puede realizar el corte de la rama (planta madre) pero por debajo del punto de la unión.

Este tipo de injertos son muy aplicados en los jardines frutales que presentan variedad de especies para reproducir, además de tener otros especímenes en macetas útiles para reproducir. En este caso, se recomienda colocar la maceta hasta el frutal y realizar un injerto por aproximación; una vez se mantenga en contacto se debe cortar la ramas del árbol con la forma de injerto, separando de este. La planta que se encuentra en la maceta se encontraría injertada con características del frutal.

La época recomendable para realizar este tipo de injerto, es con la savia en constante circulación o movimiento, específicamente en los tiempos de primaveras y finales del verano, favorecidas por las temperaturas, estimulando el crecimiento de las mismas y la adopción de las características.  Estos tipos de injertos son los más vistos en la naturaleza, en bosques, jardines y sembradillos, donde al estar en contacto se injertan de forma natural y esto se debe a su forma sencilla para surgir entre las plantas.

Injerto de Aproximación Lateral

Se debe realizar un corte muy similar a la corteza  a los lados de las ramas y tratando de coincidir con el cambium (capa fina de la corteza y la madera). En el fondo de la planta se debe ejecutar el injerto lateral de forma normal pero evitar que sea en la careta, se debe realizar con una rama que se encuentra adherida a la planta madre. Considerado como una modalidad que permitirá el injerto de aproximación más representativa, siendo espontánea y simple.

Injerto de Apuntalamiento

Este tipo de injerto consiste en la operación que se desea aplicar a la planta, no está relacionado con la reproducción directa de la planta mediante los injertos, sino llegar a surgir nuevas raíces para que un árbol pueda desarrollarse sin ningún problema. Este tipo de injerto es aplicado principalmente con muy poco vigor, esto se puede atribuir a que sus raíces se encuentren enfermas, pérdida de la corteza del tronco, entre otros. Motivando a la siembra de un nuevo árbol cercano al primero y realizando el injerto bajo de la corteza del tronco, mediante ello se está dotando un nuevo sistema radial.

Este tipo de modalidad permite poder aportar savia a la rama o al árbol que se está estimulando para su nuevo desarrollo, conservando el injerto en la parte baja de la zona de unión, en ocasiones se aplica con un sistema de raíz incluido. Entre los principales métodos ejecutados en este caso son los siguientes a destacar:

  • Injertando la rama en otra zona del tallo; esto se desea para repoblar el árbol o fortalecer aquellas zonas que reciben suficiente savia.
  • Injertar uno o varios pequeños árboles; los mismos son plantados principalmente alrededor de la planta madre o en el tallo adulto que presenta un sistema radial dañado.

Ventajas de los Injertos

Los injertos son una modalidad para la fortaleza de las plantas, aplicándose para diferentes objetivos y beneficios de las especies vegetales. Mediante ello se logran reproducir diferentes fuentes de alimentos para la sociedad, a continuación destacamos las principales ventajas de los injertos en las plantas:

Resistencia

Permite tener resistencia a las enfermedades que se adhieren a las especies con facilidad y mediante ello se puede fortalecer los suelos, en ocasiones se encuentran debilitados e imposibilitan el desarrollo directo de las plantas, no permitiendo el crecimiento adecuado de la planta e influyendo en su contacto con patógenos.

Nutrición

Todos los injertos son empleados en cultivos con diferentes requerimientos necesarios para nutrición de aquellas de origen rústico. Es un factor muy importante a nivel comercial.

Reproducción

Permite la reproducción de híbridos (natural o artificial) que poseen características deseables, por lo que deben tener un cuidado específico. Este es un caso, para la obtención de árboles frutales sin semillas reproducidos in vitro y luego injertados en los sistemas radiales.

Aceleración del Ciclo

Permite la aceleración de la madurez reproductora de las plantas y permitir nuevas plantaciones con ramas adultas que ya están establecidas.

Enanización

Permitiendo obtener algunas especies de un tamaño reducido, facilitando de esta manera la cosecha, además que estas plantas han llegado adquirir  mucha popularidad y alto valor comercial.

Esperamos este artículo haya sido de ayuda, te dejamos otros que seguro te interesarán:

Qué son las Inundaciones

Las Ramas de la Biología

Poda de Árboles

(Visited 407 times, 2 visits today)

Deja un comentario