Conoce algunas Plantas Medicinales y Para qué Sirven

En este post se tiene como objetivo dar a conocer algunas Plantas Medicinales y para qué sirven. Desde la antigüedad los seres humanos han utilizado las plantas para uso medicinal, acertando en algunas ocasiones. En su búsqueda aprendieron que plantas o parte de estas podían utilizarse para sanar dolencias en humanos y animales. Te invito a conocer algunas plantas de uso medicinal, sus propiedades y utilidad.

PLANTAS MEDICINALES PARA QUE SIRVEN

Plantas Medicinales

Aquellas plantas de las que puedan usarse sus partes específicas, sean estas sus hojas, tallo, raíz, frutos, flores, semillas o la planta en su totalidad, para sanar alguna enfermedad en seres humanos o animales, se les conoce como plantas medicinales. La propiedad de estas plantas en aliviar o mejorar los síntomas de alguna enfermedad o enfermedades en particular, se debe a sus principios activos o componentes químicos de estas plantas.

Estos principios activos, provienen de su composición bioquímica que tienen la facultad de ejercer sobre los seres humanos alguna reacción medicinal beneficiosa o dañina. Desde la prehistoria algunas plantas han sido usadas como medicinales y por ensayo y error, se ha ido identificando cuales pueden ser beneficiosas para algunas enfermedades. Las primeras plantas usadas como medicinales tal vez hayan sido las plantas con flores o “angiospermas”.

Para evitar la que los alimentos se descompongan (como la carne) por la aparición de bacterias, sobre todo en lugares de climas cálidos se empezaron a usar las especias para mantener en buen estado los alimentos por más tiempo. Alrededor de los poblados por lo general crecían plantas herbáceas como: diente de león, ortiga y pamplinas; hierbas estas que las usaban como plantas medicinales.

En las excavaciones realizada por paleontólogos en algunos entierro prehistóricos fueron encontradas algunas muestras de plantas, estos hallazgos fue lo que indico a estos investigadores que desde el Paleolítico los seres humanos, venían usando las plantas para su uso medicinal. Un ejemplo de esto fue el entierro hallado en el norte de Irak de alrededor de 60.000 años, en un lugar donde enterraron Neanderthales, Shanidar IV, encontraron grandes cantidades de polen que identificaron y provenían de 8 especies de plantas diferentes y de las cuales 7 plantas hoy en día son usadas como medicinales.

Otros ejemplos de partes de plantas u otros organismos vivos usados para uso medicinal, es la seta de un hongo que estaba dentro de los efectos personales de un individuo de las nieves Ötzi, que estaba congelado en la región de los Alpes de Ötztal por alrededor de unos 5000 años, los investigadores creen que el hongo fue usado para contrarrestar los efectos de parásitos Tricocéfalos (triquina).

PLANTAS MEDICINALES PARA QUE SIRVEN

Los avances científicos han permitido que hoy en día se logren aislar, identificar, y generar algunos principios activos y producir medicinas que son usadas tratar algunas enfermedades. Aunado a esta producción en laboratorio de medicinas, a partir del aislamiento de los principios activos de las plantas. La tradición de usar plantas medicinales se sigue practicando, en países pocos industrializados y donde el costo y acceso a las medicinas es cuesta arriba.

Con el objetivo de cada vez más personas tengan acceso seguro de la medicina tradicional la Organización Mundial de la Salud (OMS), viene liderando una red promoviendo el uso de la medicina tradicional, en vista de lo impreciso que es el tratamiento de enfermedades con la plantas medicinales, porque estas plantas pueden ser beneficiosas o no al organismo. También es posible, que son plantas medicinales y su principio activo tiene que ser dosificado meticulosamente.

Para usar las plantas medicinales se les prepara de diferentes modos, puede ser usada la planta o parte de la misma directamente. Al usarlas en su forma natural es empleadas para enfermedades específicas: dolor de cabeza, insomnio, tos, fiebre, dolor de menstruación y otras dolencias. La forma de consumir son varias, como infusión, baños, cataplasmas, decocciones, cocidas, en ensaladas.

También son conocidas como drogas mejoradas, cuando son dispuestas como extractos fluidos o blandos, jarabes, vinos, tinturas, lociones, cremas, polvos o cápsulas y otras formas de preparados. Esta forma de preparación precisa de una tecnología menor y, es la manera inicial con que los antiguos farmaceutas o especialistas la preparaban y aun hoy día algunas personas entrenadas lo siguen haciendo.

Son preparadas de esta manera para utilidad social. Las sustancias químicas o principio activo contenidas en una o más drogas crudas, son relacionados o asociados de acuerdo a su finalidad o propiedad curativa a fin de producir un efecto terapéutico determinado, suave, confiable y sin ninguna toxicidad.

Usada de forma industrializada, procesada por una alta tecnología farmacéutica, a través de este procesamiento tecnificado se aíslan compuestos químicos con alta potencia en propiedades farmacológica. Estas son moléculas puras con una conocida estructura química que actúan de manera definida y medible sobre las células del organismo.

Debido a los altos costo de producción agrícola que conlleva la siembra, mantenimiento con fertilizante y control de plagas orgánicos, de recolección y procesamiento de las plantas medicinales, los industriales prefieren dirigir sus investigaciones y estudiar las técnicas para lograr la síntesis química de las moléculas aisladas con fines comerciales.

A pesar que el uso de plantas medicinales data desde tiempos bastante remotos, hubo una época que se le ligo con la magia, con el tiempo cada población construyó sus leyendas y creencias con el objetivo de entender su entorno y su cultura y tradiciones. Todavía hoy en día existen culturas que mantienen muchas de sus tradiciones y la ciencia con sus avances científicos que logrado dar una explicación de cada planta, extracto, fórmulas y principios activos que permiten la actividad biológica.

La comprobación científica ha permitido encontrar y aplicar el conocimiento científico para obtener la síntesis y producción de algunas moléculas farmacológicas equivalentes  a las que están presentes en algunas plantas  y, principios activos obtenidos de esta manera forman parte de la fórmula de medicamento elaborados por laboratorio como: la aspirina (que es un producto del principio activo obtenido del sauce) o la penicilina también de origen vegetal.

El continuo estudio por parte de la industria farmaceuta tiene como resultado que a través del proceso de verificación científica, se han encontrado las moléculas de diferentes especies vegetales que por tradición son empleadas como plantas medicinales, y comprobado que pueden ser utilizadas con fuente junto con otros compuestos descubierto, para el desarrollo y elaboración de nuevos medicamentos que pueden usar para distintas aplicaciones.

Muchas de los fármacos usados en la actualidad como el opio, la quinina, la aspirina y digital, son la respuesta de la síntesis, debido al aislamiento de los principios activos de moléculas que también se observan presentes en plantas usadas por diferentes culturas antiguas como medicinales, aun desconociendo sus principios activos.

Por ejemplo, el ácido salicílico, nombre colocado porque su principio activo fue extraído de la corteza del árbol de sauce (Salix sp.). Así también en 1888, la epidemia de malaria que hubo durante la construcción del canal de Panamá fue tratada con un preparado de la corteza de quina (Chinchona calisaya) por los médicos tradicionales Kallawayas originarios de Bolivia.

Efectos Secundarios

En la actualidad, las personas en su búsqueda de diferentes alternativas para sanar sus enfermedades han dirigido su búsqueda al uso de las plantas medicinales como medicamentos  alternativos a los recetados por su médico alópata. Asimismo, se tiene que hacer un llamado de atención de la falsa creencia de que los productos obtenidos directo de las plantas medicinales son inocuos, por esto cada vez más existen estudios sistemáticos evaluando su efectividad y seguridad, para evitar que sus frecuentes usos y dosis puedan llegar a ser fatales. En vista que algunas llegan a ser toxicas a ciertas dosis y abuso en su uso.

Por seguridad, se tiene que estar atento a las posibles reacciones adversas, cuando se consume preparados naturales obtenidos de plantas medicinales, porque sus reacciones pueden ser diferentes en algunas personas llegando a causar intoxicación por sobredosis o interacción poco satisfactoria con otras sustancias.

En investigaciones realizadas se han observado y descrito asociaciones de relevancia clínica entre preparados obtenidos de plantas medicinales y productos farmacológicos, debido a esto es importante informar a los médicos en consumo de medicina natural. Es importante tener un control médico justo tanto para la medicina naturista como los fármacos de laboratorio.

Propiedades Medicinales de Algunas Plantas

El uso de Plantas Medicinales y los productos obtenidos a partir de estos están apoyados en las siguientes condiciones:

  • Las Plantas Medicinales o derivados buscan de trabajar en la reactivación de las funciones orgánicas afectadas
  • Estos medicamentos naturales buscan de estimular las defensas de los seres humanos y animales, sin reemplazarlos ni forzándolas actuar.
  • Buscan de equilibrar el flujo armónico de la energía vital
  • Refuerzan el funcionamiento óptimo de órganos y tejidos en funciones nutritivas, regenerativas
  • Según sea preciso puede ayudar a la remineralización
  • Ayuda a eliminar toxinas a través de la depuración y limpieza favoreciendo la circulación sanguínea
  • Sirve como tratamiento de prevención y de regeneración, puede usarse como la medicación principal o como medicamento de complemento o auxiliar.
  • Generalmente no son alérgicos, ni causan hábitos o se acumulan.

Aplicación de las Plantas Medicinales

En esta lista a continuación se describen las aplicaciones terapéuticas de algunas Plantas Medicinales, listadas por sus nombres comunes de manera ordenada alfabéticamente.

A

Abedul: se usan las hojas. Sirve para aliviar malestares del aparato respiratorio, obesidad, artritis, ácido úrico, colesterol, hipertensión.

Abrótano: Aparato digestivo, período menstrual, cabello

Acedera: Malestares digestivos, aparición de úlceras, constipación, falta de apetito

Achicoria: Mejora la digestión, sirve para mejorar situaciones de anemia, insuficiencia hepática, circulación.

Agrimonia: Se usa para problemas por dermatitis pruriginosas, antialérgica, faringitis o amigdalitis, ronquidos, migrañas.

Ajedrea: Es un energizante, aumenta el vigor sexual, alivia los trastornos digestivos.

Ajenjo: Caspa, convalecencia, estómago (dispepsia, indigestión), herida, impotencia, inapetencia, digestión.

Ajenjo cribado: Ayuda a adelgazar, desintoxicarte natural, comezones, halitosis, dolores de muelas

Albahaca: Calma los nervios calvicie, depresión, indigestión, ojos, tos, vómito.

Alcachofera: mejora los problemas del hígado, aporta hierro y vitamina B

Alcaravea (semillas): Hemorroides, protuberancia de vientre, estimulante de la leche materna.

Alholva (semillas): Hipertensión, anemia, debilidad, aumenta la masa muscular.

Algas: Provee de minerales y vitaminas

Aloe vera: Afonía, agotamiento, asma, erisipela, estreñimiento, gripe, hígado, inapetencia, menstruación, piel, quemadura, sudoración excesiva, tos y úlcera dérmica.

Amapola: Gripe, insomnio, nerviosismo, reumatismo y tos.

Angélica (raíz): Estimulante, calma los nervios, tónica, sugerido para varias enfermedades.

Anís (grano cribado): Reduce protuberancias, gases, acidez, mala digestión.

Apio (semillas): Afonía, cicatrizante, llagas, mejora problemas de arritmia.

Arándano: Disminuye los niveles de glucosa en sangre, diabetes.

Arenaria: Diurético, desintoxicante

Árnica (flor): Alivia golpes y dolores musculares, esguinces, estrías. Se usa como antibacteriano.

Arraclán (corteza): Se usa para mejorar el funcionamiento del hígado y bazo, inconveniente de estreñimiento durante el embarazo.

Avena sativa: Energizante, diurético, fertilidad y se usa como afrodisíaco.

Azahar (flor): Insomnio, relajante, sedante, anemia, cansancio, vitamina C.

B

Bardana (raíz): Se usa como depurativo de la sangre, antibacterial, cistitis, antibiótico y antiséptico.

Boldo: Antioxidante, restaurador de hígado y vesícula, digestivo, agotamiento, blenorragia.

Bolsa de pastor: Regula el flujo menstrual, ayuda aliviar problemas de várices.

Borraja: Purgante depurativo, sudorífica, expectorante, alivia los catarros y tos

Brezo (flor): Vías urinarias, gota, edemas, hipertensión, mejora la gingivitis.

Buganvilia: Ayuda aliviar diferentes problemas respiratorios

C

Caléndula (flor): Anti inflamatorio, quemaduras e irritación de piel, heridas e infecciones

Cantueso: Dificultades estomacales, digestiones pesadas, ayuda a la expulsión de gases

Cardamomo verde: Estimulante afrodisíaco, debilidad, vigoriza el corazón, mejora la voz.

Cardo mariano (semillas): Protege y renovador del hígado, exceso de alcohol, flujo biliar, leche materna, antidepresivo.

Cardo santo: Problema respiratorio como asma, herpes zóster, artritis, hígado, fiebres.

Carvi (semillas): Evita la secreción de gases intestinales, ventosidades.

Castañas de indias: Tratamiento para problemas de próstata, tonifica arterias capilares, várices, hinchazón de venas, celulitis.

Centaurea: Diabetes (Disminuye la cantidad de azúcar en sangre), orina, adelgazante.

Centella asiática: Nutre la piel, tonificada, celulitis, várices.

Cerezas (rabos): Diurético, regímenes de adelgazamiento.

Cilantro: Trastornos digestivos, eliminación de gases.

Coclearia: Purifica la sangre y combate el exceso de ácido úrico.

Cola de caballo: Piel bella, pelo y uñas, celulitis, huesos fuertes, regenerador celular.

Cominos: Diurético, problemas de reuma.

Copalchi (corteza): Tratamiento de la diabetes, antifebril, gripe y resfriados.

Cúrcuma (raíz): anti inflamatorio, artritis, hígado, elimina sustancias cancerosas, psoriasis, hongos.

Cúrcuma molida: Eliminar piedra riñón.

D

Damiana: Energizante, Excitante, impotencia, eyaculación precoz, frigidez, depresión, vaginismo.

Diente de león: Piedra riñón.

E

Eleuterococo (raíz): Cerebro, concentración intelectual, ejercicio y resistencia, estimulante del sistema nervioso.

Encina (cortezas): Hinchazón de intestino, diarrea, erupciones, anginas, faringitis, heridas, sangrado.

Enebro (bayas negras): alivia el dolor de cabeza, jaqueca, cálculos en el riñón.

Equinácea: mejora las defensas del cuerpo, muy útil para los herpes labiales.

Escaramujo (frutos): Para personas que necesitan calcio, ideal para disolución de grasas.

Espino blanco: Todo tipo de problemas sistema cardiaco, hipertensión, antioxidante.

Estragón: trastornos digestivos, estimula el apetito, elimina las lombrices intestinales.

Eucalipto: Mejora los males de las vías respiratorias, asma, expectorante, bronquitis, tos, gripe, anginas.

F

Frambuesa: Garganta, ulceras en la boca, encías, dermatitis, dolores menstruales.

Fresno: sirve para adelgazar, muy bueno para curar y quitar verrugas.

Fresa: Artritis, gota, colesterol.

Fucus: Obesidad, celulitis, retención de líquidos, colesterol, gota.

Fumaria: Problemas dermatológicos (espinillas, acné, supuras, lesiones en la piel), urticaria, tónico facial.

G

Gayuba: Cistitis, infecciones urinarias.

Genciana (raíz): Combate debilidad, revitaliza después de una enfermedad el sistema inmune.

Ginkgo biloba: Antioxidante, atención y memoria, estimula el rendimiento, mejora la circulación en piernas, cabeza, corazón, Alzheimer, Parkinson, impotencia, depresión, resaca.

Ginseng (raíz): Insomnio, cansancio, fatiga crónica, neutraliza el estrés, incrementa la capacidad mental y la memoria, colesterol, azúcar en sangre, diabetes, sistema inmune, cáncer, afrodisíaco, impotencia y flacidez.

Gordolobo: Bronquitis, tos, dolor de garganta, catarro, analgésico, antiviral.

Grama (raíz): antiséptico, anti inflamatorio en infecciones y cálculos urinarios, gota, artritismo, celulitis.

Grosellero negro: Disminuye la inflamación de las articulaciones y calma el dolor, reduce la inflamación de la gota, circulación de la sangre.

H

Hamamelis: Rico en taninos y flavonoides, várices, aparato circulatorio, dolor de piernas, moratones, cuidado del cutis.

Harpagofito (raíz): Dolores reumáticos, articulaciones, artrosis y artritis.

Herniaria: Cistitis, uretritis, tenesmos vesicales, litiasis urinaria, neuralgia, reuma, gota.

Hibisco (flor): Cuidados de la piel, fortalece las raíces del cabello, afrodisíaco, aparato respiratorio.

Hierbabuena: Digestiva, propiedades tónicas, estimulante del organismo.

Hierbaluisa: Útil para expulsar gases, digestión, estómagos débiles y nerviosos, relajante, mal aliento.

Hinojo (semillas): Reduce el colesterol, antioxidante, obesidad, impotencia y afrodisíaco.

Hipérico: Acidez, úlceras, diarreas, anti cancerígeno, analgésico, menstruación.

Hisopo: Asma, catarro, tos, trastornos respiratorios.

I

Incienso (lágrimas): Tratamientos psíquicos, paz interior y meditación.

J

Jengibre (raíz): Anti vomitivo, mareos, embarazo, bueno para el corazón y aparato circulatorio, síndrome de fatiga crónica, sinusitis.

Judías (vainas): Adelgazante, antioxidante, celulitis, artritis, enfermedades cardiovasculares, rico en fibra.

L

Laurel: Arterioesclerosis, reuma, bronquios, gripe, aparato respiratorio.

Lavanda: Digestiva, eliminar la ansiedad, ahuyentar los insectos, combatir los malos olores, cicatrizante, dolores de cabeza.

Lavandin (flor): Vías respiratorias, vértigos, diarreas, digestiones lentas.

Lemon grass: concentración y memoria, cosmética, digestivo, hipotensor, hipoglucémico, azúcar, blanqueado de dientes.

Levístico (raíz): Digestivo en casos de escasez de jugos gástricos, carminativo, regula la menstruación.

Limón (corteza): Rico en vitamina C, obesidad, edemas, resfriados, hipertensión.

Lino amarillo (semillas): Rico en omega 3, anti cancerígeno, antioxidante, piel bella, corazón.

Liquen de Islandia: Bronquitis, tos, muy bueno para el resfriado común, faringitis, laringitis.

Llantén: Dolor de garganta, afonía, voz ronca, llagas de la boca, diarrea.

Lúpulo de cono: Sedante, tranquilizante, nerviosismo, insomnio, rigidez muscular, aumenta la producción de las hormonas femeninas (buen afrodisíaco femenino).

M

Macis: Carminativo, estimulante.

Maíz (estigmas): Contiene taninos, baja el colesterol, hipoglucémico, diurético.

Malva (flor): Llagas, úlceras, lesiones en la piel, sequedad ocular, afonía, ronquera.

Malvavisco: Golpes, moratones, quemaduras, granos, congelaciones, esguinces, artritis, picaduras, picor de piel.

Manguey: puede ser útil en afecciones como la gota, el reumatismo, la artritis, etc. También es depurativo y si se usa de modo externo puede aliviar daños en la piel.

Manzanilla (flor): Digestiva, úlcera, gastritis, colesterol, sinusitis, anti cancerígena, espasmos en la menstruación.

Marrubio blanco: Estimulante del apetito, aumenta la actividad hepática, enfermedades de las vías respiratorias.

Mastuerzo/Lepidium: Estimula el metabolismo y la actividad de los riñones, fortalece el estómago y la vesícula biliar, reuma y gota.

Mate (yerba): Estimulante, elimina la fatiga, actividad mental y física, defensas, circulación, problemas de vejiga.

Mejorana: Digestiva, antiséptico, sedante, afecciones respiratorias, antioxidante.

Melisa: Problemas nerviosos, estrés, angustias personales, insomnio, taquicardias y espasmos musculares.

Menta piperita: Digestiva, hinchazón de vientre, problemas estomacales, mal de altura, dolores y tensiones musculares.

Milenrama (flor): Mejora la memoria, menopausia, hipertensión e inflamación de venas, varices, granos, uñas.

Moringa: La Moringa es un superalimento que mejora la capacidad respiratoria, previene la diabetes, protege el corazón, mejora enfermedades neurodegenerativas, ayuda a la pérdida de peso, previene y acaba con la anemia, aumenta las defensas, analgésico y antiinflamatorio, protege e hidrata la piel, disminuye los malestares de la menopausia

Mostaza amarilla (grano): Alto contenido proteico y de minerales, posee propiedades antisépticas y digestivas.

N

Naranjo: Circulación, posee minerales, vitamina C, resfriado común, rico en potasio y fósforo.

Nogal: Tratamiento de erupciones y diversas enfermedades de la piel, también es un buen remedio para la diarrea.

O

Olivo: Hipertensión, taquicardia, aumenta el colesterol bueno, antiviral, antibiótico.

Orégano: Antioxidante, circulación.

Orozuz (raíz): protector estomacal, esófago, y al intestino delgado de la acidez estomacal, estimula la reparación de la mucosa gástrica y disminuye el riesgo de úlceras del intestino delgado. También tiene efecto antiinflamatorio y antialérgicos,

Ortiga blanca: Tos, bronquitis, faringitis, actúa en el epíteto bronquial aumentando las secreciones bronco alveolares.

Ortiga verde: Piedra riñón, artrosis.

Ortosifón: Diurético (Favorece la eliminación de agua) sales y nitrógeno, tratamiento depurativo, gota.

P

Parietaria: Diurético muy eficaz, piedras o arenilla en los riñones.

Pasiflora: Sedante del sistema nervioso, contiene mentol (miorrelajante), hipertensión, taquicardias, insomnio.

Pebrella: Catarros, tos, afecciones de garganta, gases.

Perejil: Diurético, acumulación de agua en el cuerpo, muy útil para evitar la formación de piedras en el riñón, mal aliento, propiedades cardíacas, flatulencias.

Pino Yemas: Antiséptico, fluidificante de los bronquios, anticatarrales.

R

Rabogato: Úlceras gástricas, cura heridas con rapidez, propiedades antibióticas, anti inflamatoria.

Regaliz (raíz): Acidez, úlceras, llagas en la boca, digestiones pesadas, tabaquismo, protector del hígado, hepatitis B, alcoholismo, cirrosis, antivírico, gripe, herpes labial, fatiga crónica, estimulante, afrodisíaco natural.

Roble (corteza): Incontinencia urinaria, reduce el exceso de líquidos en el intestino, ayuda a curar la gastritis actuando sobre la mucosa gástrica inflamada.

Romero: Ayuda a superar las afecciones del hígado, enfermedades respiratorias, dolores musculares, Alzheimer, mejora el cabello, tónico natural.

Rosa (flor): tonifica la pieles bueno sobre todo para pieles grasas, muy utilizada e masajes relajantes, es un laxante suave.

Ruda: destacan sus propiedades para aliviar el estreñimiento y mejorar el sistema digestivo; es sedante, ayuda a aliviar los dolores menstruales y también mejora el sistema circulatorio.

Ruibarbo raíz: Remedio eficaz para la diarrea y para limpiar el colon, es un purgante suave del intestino.

Ruscus/Xilbarba/Rusco: Tratamiento para las hemorroides y várices.

S

Salvia (cogollos): Mejora la memoria, Alzheimer.

Sanguinaria (flor): Eficaz para disminuir la presión de la sangre.

Sauce (cortezas): Reumatismo, inhibe y tranquiliza el exceso de deseo sexual de los hombres y las mujeres, verrugas, psoriasis, callos y juanetes.

Sauco (flor): Alivia la tos, problemas gripales, fiebre, previene resfriados, en forma de vapor alivia la otitis, estreñimiento, faringitis, epilepsia, ateroesclerosis.

Sen: Purgante.

T

Tilo (flor): Insomnio, estrés, nervios en la boca del estómago, problemas físicos de naturaleza nerviosa, absceso, albuminuria, gota, gripe.

Tomillo: Estimulante del apetito, antimicrobiano, antiséptico, digestivo, expectorante, flatulencia, embriaguez, sinusitis, tos, úlcera dérmica.

Travalera: Conocida como insulina vegetal, es usada para tratamientos de diabetes (reduce el azúcar en sangre).

Trébol de agua: Muy utilizada para problemas de anorexia.

U

Uña de gato: Enfermedades en las vías urinarias renales, heridas de difícil curación, sistema inmune, antiviral, herpes, útil en el tratamiento del cáncer.

Ulmaria plantaulan: Favorece la eliminación de cálculos renales, tiene un efecto anticoagulante.

V

Valeriana (raíz): Efecto relajante en situaciones de estrés e insomnio.

Vara de oro/Solidago: Insuficiencia renal, diurética, diarreas, hipertensión.

Verbena: Afonía, absceso, fortalece el sistema nervioso, estrés, depresión, melancolía, menstruación, dolores de cabeza, dolor de muela, paludismo, reumatismo.

Vid roja: Mejora la circulación cerebral, circulación de las piernas, detiene la pérdida de visión en los ojos (cuando está asociada a la mala circulación).

Z

Zarzaparrilla (raíz): Depurativa, adelgazante, elimina toxinas de la sangre, ácido úrico, grasa corporal, estimula la eliminación de líquidos. Impotencia, Asma, Esterilidad femenina.

Te invito a seguir aprendiendo sobre la maravillosa naturaleza y como la puedes cuidar, leyendo los siguientes post:

 

(Visited 275 times, 1 visits today)

Deja un comentario