La Planta del Café, Características y Cuidados

Las plantas son una de las principales fuentes de alimentación del hombre y de los seres vivos, mediante ellas se obtienen frutos que son procesados y transformadas en productos ideales para el consumo, tal es el caso del café, una bebida presente en el día a día del hombre. En el siguiente artículo conoceremos las características principales de la planta del café, un tipo de especie vegetal de estructura hermosa y con un fruto muy buscado y consumido por toda la humanidad.

planta del cafe

Planta del Café

Las plantas son parte del desarrollo de la sociedad, han permitido ser empleadas en diversos ambientes para decoraciones especiales, permitiendo que el hombre tenga un vínculo especial con la naturaleza en cualquier lugar, además de que se encargan de estar presente en los cinco continentes en diferentes géneros, especies y tipos que permiten su adaptación a las diversas condiciones climáticas que componen al planeta tierra; destacando el hecho que están encargadas en llevar a cabo los procesos bioquímicos esenciales para el mantenimiento de la vida.

En el desarrollo de este artículo conoceremos un poco más sobre la planta del café, es un tipo de planta que pertenece a la familia de las Rubiaceae del reino plantae. Conocidas por los nombres de Cafetos y Coffea, siendo un género que posee varias taxonomías y son nativas del continente asiático y del África subtropical, extendiéndose por todo el mundo debido a las ampliaciones de las colonias llegando a tener gran popularidad.

Es un tipo de arbusto que pertenece a las siempre verde, se cultiva intensamente debido a su semilla que son molidas y tostadas hasta obtener el café que luego de ser tratado por diversos procesos es empleado como una bebida estimulante que ha llegado adquirir gran popularidad por todo el mundo, a tal punto de ser parte de culturas, tradiciones y hábitos rutinarios de las personas, por lo tanto, en la actualidad el café es un factor relevante desde el ámbito social e incluso económico ya que para algunas regiones representa una fuente de ingreso relevante permitiéndole ser parte del mercado global.

Características

El nombre café se origina del italiano caffé que proviene de la región de etíope que anteriormente era conocida como Kaffa o Caffa, donde los monjes que habitaban aquella zona bebían infusiones de la planta de Coffea para mantenerse alerta y despiertos. Es un tipo de arbusto que puede crecer con tronco recto que alcanza hasta los 10 metros de altura e incluso existen especies de 15 metros; en el caso de ser cultivados sólo mantiene una altura hasta los 4,5 metros.

Su estructura es delgada con tallos y ramas elegantes de color verde oscuro o marrón intenso. Sus hojas poseen una forma elíptica de color verdoso intenso. Llegan a florecer entre el tercer y cuarto año luego de ser sembrados, produciendo flores fragantes, color blanco y axilares. El principal atractivo de este tipo de plata son sus frutos que tiene forma de drupa (carnoso y fibroso) que puede surgir a las quinces semanas de haber obtenido la primera floración, comenzando a desarrollarse a las duodécima semana y la materia sólida luego de varios meses, la energía de esta planta para forma este fruto es producida de la fotosíntesis.

planta del cafe

Existe una variedad de especies de plantas del café, siendo la más conocida la Coffea Arabica, considerada como la más antigua en términos agrícolas y es originaria de Etiopia o Yemen, es capaz de autofertilizarse y reproducirse por sí mismas. Otras de las especies conocidas es el Coffea Robusta, originaria del África Occidental, en la actualidad es encontrada en dicho continente pero también en Brasil, es muy popular en las regiones Latinoamericanas y es la más extendida a nivel mundial.

Cuidados

La planta del café es muy vista de forma silvestre en bosques y grandes extensiones vegetales, teniendo gran belleza por su estructura elegante y su fruto colorido, debido a ello es buscado para el cultivo agrícola y visto en jardines, destacando el hecho que es una planta de cuidado exigentes, principalmente por requerir estar ubicadas en latitudes altas, por lo que se busca recrear el ambiente natural en que se reproducen con regularidad.

La belleza de la planta del café se destaca a sus tallos delgados y prolíficos, además de tener hojas muy llamativas de color verde intenso, estas características le ofrecen a la planta un brillo natural que es muy visto en los tiempos de verano, además en su temporada de floración ofrece flores blancas perfumadas con forma de estrellas. A continuación destacaremos los cuidados básicos para la planta del café:

Luminosidad y Calor

La luz es considerada como un elemento fundamental para todos los organismos vivos del planeta tierra, la misma interviene en un sinfín de procesos que permiten el desarrollo de la vida como se conoce en la actualidad. En este caso se destaca su papel en las plantas, donde interviene en procesos bioquímicos importantes como la fotosíntesis, encargados de dotar de oxígeno a todo el planeta tierra, vital para el mantenimiento de la vida en todos los seres vivos.

La planta del café necesita cuidados específicos relacionados con la luz y el calor, debido que le otorgará salud y desarrollo apropiado para la planta. En este punto es ideal tener una ubicación apropiada para la planta que sea lo suficientemente luminosa pero que no impacte a la planta del café de forma directa, debido que puede quemarla o deshidratarla. Otra condición a considerar es evitar zonas con corrientes de aires fuertes, ya que pueden romper la planta o inhibirla.

La temperatura es el símbolo de confort  para las plantas, permite la adaptación de la misma al lugar en que se encuentre ubicada y el crecimiento frondoso y saludable.  En este caso, lo ideal es mantener una temperatura relativamente alta entre los 24 hasta 29 grados centígrados, cabe destacar que es una planta friolenta por lo que es muy sensible a las bajas temperaturas, lo recomendable es nunca exponerla a menos de 15 grados centígrados.

Sustratos

Los sustratos corresponden al suelo o superficie sólida donde se encargan de crecer todas las plantas que se distribuyen en el planeta tierra. El suelo es la superficie terrestre que está compuesto por una variedad de componentes que permiten el desarrollo de las especies vegetales, se considera como el contenedor de las plantas que ofrece el soporte para su desarrollo, además es donde se desarrollan las raíces que se encargan de transportar los nutrientes y minerales necesarios para su efectivo crecimiento.

La planta del café necesita un gran aporte de nutrientes y minerales para un crecimiento vigoroso y prominente, por lo que es necesario emplear sustratos ricos en componentes elementales, aspecto relevante en el desarrollo de los cultivos y mantenimiento de la especie en jardines. Se recomienda aplicar una mezcla equilibrada entre turba de jardín, arena y sustrato orgánico; actuando como un componente rico en minerales para el efectivo desarrollo de la planta, también se suele agregar compost de guano (excremento de ave) como sustancia nutricional.

Abono

Junto a los sustratos se deben considerar sustancias orgánicas e inorgánicas que permiten el fortalecimiento de la planta, en este caso se destaca el abono como un componente que se encarga de aportar los nutrientes necesarios para poder reponer la ausencia de los mismos en el suelo, además que son fácilmente asimilables por las especies vegetales. Lo esencial de un abono es mejorar la calidad del producto obtenido, aumentar el valor nutricional del suelo y estimular el crecimiento de la especie vegetal.

La planta del café es un tipo de especie que no se puede desatender y es necesario un cuidado continuo, destacando el hecho que la misma posee una alta demanda de nutrientes para poder crecer correctamente, reduciendo la cantidad de minerales en el suelo en que se encuentre cultivada, por lo que se recomienda aplicar abonos que fortalezcan los sustratos ya sean en grandes extensiones o en pequeños jardines.

Permitiendo mantener un color vigoroso en las hojas de las plantas, es recomendable que sea aplicado cada quince días en los tiempos de mayor floración son la de primavera y verano. Además no puede ser aplicado cualquier tipo de abono sino aquellos ricos en sustancias asimilables por sus raíces que permitan el acelerar el crecimiento de la planta.  Se recomienda la aplicación del estiércol mezclado con desechos de agricultura como el guano o forraje, son muy conocidos por ser una fuente rica en vitaminas y aminoácidos ideales para las especies vegetales.

Trasplante

El trasplante de una planta es conocida como la acción básica de extraerla del suelo en que se encuentre plantada y se encuentra creciendo para luego ser trasladada a un lugar distinto, es una práctica llevada a cabo para ofrecerle comodidad a la planta y continuar con un desarrollo superior al lugar en que se encontraba, puede ser realizado en grandes extensiones de terreno y en macetas que estén ubicados en huertos o jardines.

La planta del café posee características singulares, es una especie muy activa que necesita cuidados extremos por lo que el trasplante de esta planta debe ser realizado de forma anual (una vez al año) preferiblemente en los tiempos de primavera, consiste en la temporada de floración y actividad nutricional, de esta manera se renueva los nutrientes necesarios en los suelos.

En caso de encontrarse en una maceta se recomienda que sea trasladada a una de mayor tamaño, permitiendo que se extienda el sistema radial de la planta con mayor amplitud y dejando a la planta respirar con facilidad. A diferencia de otras plantas, la planta del café al ser una especie tan dinámica puede también estresarse si el espacio en que se encuentre no es lo suficientemente grande para ella, provocando que se debilite o inhibe, trayendo por consecuencia poca floración y disminución de sus frutos.

Riego y Humedad

El riego consiste en la técnica de aplicar agua a las plantaciones de especies vegetales en las diferentes condiciones de cultivos, de esta manera se cubren las necesidades hídricas de las plantas de forma controlada y eficaz, evitando acumulación del líquido o pudrición de las raíces. Es un tipo de práctica esencial en la jardinería, debido que colabora con la vida de las plantas y permite su desarrollo natural en cualquier ambiente. Además permite conservar la humedad ideal en el sustrato para todas las especies vegetales.

La planta del café posee orígenes tropicales, por lo que su demanda del líquido es bastante alta. La aplicación del agua sobre la planta debe ser sin cal, siendo aplicada con regularidad e incrementándose en meses de primavera y verano, poseen la mayor temperatura durante el año, provocando que el sustrato se seque y pierda humedad, lo ideal es disminuir ese hecho y mantenerlo lo más húmedo posible. En tiempo de invierno se debe regar preferiblemente una vez a la semana.

La humedad ambiental es un factor a considerar, ya que permite mantener la planta del café lo más hidratada posible, según algunas investigaciones recomiendan mantener el sustrato un 50% húmedo para conservar las condiciones ideales para ella, pueden pulverizarse hojas cada dos o tres días, de esta manera se conserva un ambiente ideal para almacenar la humedad necesaria.

Normalmente se tienen las plantas del café en zonas que controlan las condiciones ambientales para conservar la temperatura ideal.  En los tiempos de  invierno, son meses fríos y de bajas temperaturas, al encontrarse dentro de los hogares y mantener encendido la calefacción puede provocar que el sustrato se reseque y pierda humedad, debilitando la planta y marchitándola, esto se puede disminuir humedeciendo las hojas de la planta durante este tiempo.

Lo más recomendable es crear una atmósfera que conserve la mayor humedad posible, que mantenga las condiciones sencillas y necesarias para ella, colocar un plato en la maceta junto con piedras de jardinería y agua, de esta forma se mantienen alejadas las raíces pero sin tener que renunciar a la humedad.

Multiplicación y Reproducción

La multiplicación de las plantas consiste en las formas que tienen las especies vegetales para reproducirse, tomando en cuenta las condiciones anatómicas de cada una, son llevados a cabo por dos métodos principales, el primero es el sexual donde por acción del aire o polinización de otras especies entran en contacto las células femeninas de una planta y las masculinas de otra. Mientras que el segundo es la asexual donde la especie posee ambos órganos reproductores y permiten su multiplicación con el crecimiento de brotes o esquejes que son cortados y plantados en una sección aparte.

La planta del café está compuesta por varias especies  donde algunas se reproducen de forma sexual y otra asexual. En el primer caso, se obtendrán semillas que son sembradas a una profundidad de trece milímetros, se recomienda mantenerlos a 30ºC en semisombra y aplicando un compost especial para semillas (se encuentre siempre húmedo) y con poca aireación hasta que las semillas germinen, al crecer la planta es preferible transplantarla a una zona que reciba luz solar pero a una menor temperatura y humedad controlada.

En el segundo caso, la reproducción asexual permitirá el brote de esquejes (ramas o secciones nueva de la planta) que pueden ser cortados una vez estén firmes con 10 hasta 15 centímetros de largo y con hojas en su extremo. Insertar estos esquejes en el compost de turba con arena, con una temperatura de 18ºC y con suficiente humedad. A las pocas semanas echarán raíces, luego de tener 10 centímetro de diámetro de raíz deben ser trasplantados a otra maceta.

Plagas y Enfermedades

Las plagas son un conjunto de bacterias y microorganismos que se encuentran circulando por el ambiente y se adhieren a las especies vegetales, alimentándose de ellas hasta deteriorarlas, debilitarlas y causarles la muerte. En la actualidad existe una lucha continua para prevenir las plagas y enfermedades de las plantas, principalmente aquellas que afectan a los sembradíos y pueden extenderse con rapidez en todo el cultivo.

El contacto continuo con los elementos naturales como las lluvias, el viento y sequías pueden provocar la estimulación de las plagas de forma natural. A pesar de ello, las especies silvestres de la planta del café no poseen plagas con regularidad, atribuyéndose a las condiciones climáticas en que suelen formarse. Además se destaca que al tener cultivos de la misma exige un cuidado riguroso, ya que aumenta la posibilidad de ataques de plagas e incluso es mayor al encontrarse en jardines de los hogares.  Entre ellas se destacan las siguientes:

Araña Roja

Se trata de un diminuto ácaro que puede alcanzar 0,5 milímetro de tamaño en su etapa adulta, a pesar de su pequeño tamaño pueden ser fácilmente reconocidas por tejer telarañas entre las plantas afectadas, pero se debe destacar que no es una araña  a pesar de su comportamiento similar. Se alimentan de plantas que se encuentran en ambientes secos o de altas temperaturas. Considerándose una plaga grave que ataca hortalizas y especies ornamentales, por lo que son vistas con regularidad en los jardines de los hogares. Desde el punto de vista agrícola son muy peligrosas por alimentarse de contenidos celulares de las especies vegetales, marchitando la planta hasta matarla.

Cochinilla

Es considerado como un insecto parásito que se adhiere a las plantas actuando como un huésped que habita en el envés de las hojas de las plantas. Su alimentación inicia clavando su pico en las hojas, tallos y frutos, absorbiendo la savia que circula en la misma; destacado el hecho que la savia es la encargada de transportar todos los nutrientes necesarios en la planta. Poco a poco la deterioran, creando manchas en las zonas afectadas  hasta marchitarla completamente.

Esperamos este artículo haya sido de ayuda, te dejamos otros que seguro te interesarán:

Tipos de Riego

Tipos de Pinos

Cuidados de las Plantas Aromáticas

(Visited 207 times, 1 visits today)

Deja un comentario