Conoce el Cultivo Hidropónico Casero

Los cultivos hidropónicos son la solución perfecta para aquellas personas que no tienen un suelo apto para sembrar todo tipo de plantas, ya que este utilizará un sistema de canales donde fluyen los diferentes nutrientes para hacer crecer lo sembrado. Por lo tanto, si deseas hacer uno en tu casa, te invitamos a seguir leyendo este artículo sobre Cultivo Hidropónico Casero.

CULTIVO HIDROPÓNICO CASERO

¿Qué es un Cultivo Hidropónico Casero?

Es una forma de cultivo de plantas terrestres que usa agua para entregar todos los nutrientes que las plantas necesitan directamente a sus raíces, en lugar de que las raíces excaven en busca de estos nutrientes en un cuerpo de suelo. En este cultivo, los nutrientes se entregan a las raíces de las plantas a través de una solución de nutrientes a base de agua. La mayoría de los cultivos hidropónicos caseros utilizan una solución nutritiva creada al disolver una mezcla de fertilizantes comerciales en agua.

Sin embargo, aquellos que son orgánicos utilizan fuentes como estiércol, harina de huesos, cenizas de madera y algas marinas. En algunos tipos de sistemas hidropónicos, las plantas se cultivan en un medio inerte. El propósito de este medio de cultivo es soportar su peso mientras ayuda a que la solución nutritiva y el oxígeno estén disponibles para las raíces. Hay muchos tipos de sustratos de cultivo, siendo los más populares las rocas de cultivo de arcilla, lana de roca, fibra de coco y perlita.

Beneficios del Cultivo Hidropónico Casero

Entonces, ahora que sabes qué es un cultivo hidropónico casero, la pregunta es: ¿por qué alguien optaría por cultivar plantas utilizando métodos dependientes de la tecnología que son tan diferentes de la forma en que los humanos han cultivado plantas durante miles de años? Para poder dar respuesta a esa simple pregunta, lo único que se debe hacer es ver los beneficios que trae, por lo que a continuación, presentamos algunas de las ventajas que ofrece sobre el cultivo tradicional de plantas en el suelo:

  • Elimina la amenaza de plagas y enfermedades que se encuentran comúnmente en el suelo.
  • Sin necesidad de insecticidas y herbicidas químicos nocivos.
  • Sin arrancar ni labrar.
  • La eficiencia del fertilizante reduce considerablemente la contaminación del medio ambiente por escorrentía.
  • Uso muy eficiente del agua.
  • No limitado a lugares con buen suelo.
  • Uso eficiente del espacio.
  • Cultivo durante todo el año.
  • Control sobre las condiciones de crecimiento.
  • Las condiciones de cultivo ideales animan a las plantas a crecer más rápido y de forma más saludable.
  • Fácil recolección.

Métodos para comenzar con el cultivo sencillo

Toda persona que desea tener un cultivo hidropónico casero tiene que tener en cuenta que existen una gran variedad de métodos, sin embargo, hay unos tres sistemas que son adecuados para principiantes que se inician: mecha, cultivo de agua y reflujo y flujo. Aunque también están los más avanzados que incluyen la técnica de película de nutrientes y el sistema aeropónico.

CULTIVO HIDROPÓNICO CASERO

Otros elementos a considerar para garantizar el éxito de estos proyectos, es que las plantas más fáciles para empezar son las verduras como la lechuga, la espinaca, la acelga y la col rizada. También es ideal utilizar hierbas como albahaca, perejil, orégano, cilantro y menta, así como plantas fructíferas como tomates, fresas y pimientos picantes, para lograr una mayor variedad.

Método de mecha

Es el más simple mecánicamente, ya que no hay partes móviles ni componentes eléctricos. Este sistema no es ideal para plantas que requieran de grandes cantidades de agua como la lechuga o los tomates, ya que pueden consumir la solución de nutrientes más rápido de lo que las mechas pueden suministrar, en lo que será su cultivo hidropónico casero.

Por tal motivo, es un método que funciona mejor con micro vegetales, hierbas y pimientos. Además, para poder implementar este proyecto, debe tener en cuenta que puede durar aproximadamente unos 30 minutos el montaje y varios días para que pueda cambiar o agregar el agua, también necesitará utilizar los siguientes materiales:

  • Herramientas como taladro, destornillador.
  • Cubo para depósito de agua.
  • Agua.
  • Fertilizante hidropónico (seco o líquido).
  • Cordón de algodón o nailon.
  • Medio de cultivo.
  • Planta de semillero.
  • Bandeja de cultivo.

Para poder comenzar con el montaje, lo primero será instalar un depósito de agua. Crea un depósito lleno de agua y nutrientes. Este depósito se encuentra debajo de la bandeja que contiene su planta y medio de cultivo. Luego conecte las mechas a la bandeja de cultivo hidropónico casero. Junta una o dos mechas a través de los orificios en la parte inferior de la bandeja de cultivo. Si necesita hacer agujeros en la bandeja de cultivo, use un taladro o un destornillador.

Las mechas absorberán el agua del depósito y la llevarán hasta el medio de cultivo de la bandeja. Prepara una bandeja de cultivo. El medio de cultivo, que contiene una plántula, se coloca sobre el depósito de agua. Use un medio que no drene demasiado rápido y que utilice la acción capilar de la mecha de manera más efectiva, como vermiculita, perlita y mezclas sin tierra. Instale una lámpara, si es necesario. Si usa luz natural, omita este paso. De lo contrario, instale una lámpara sobre la bandeja de cultivo.

Método de cultivo de agua

Es otra forma muy fácil de elaborar los cultivos hidropónicos caseros, que consiste en colocar las plantas en una plataforma de poliestireno que flota en la parte superior del depósito con el agua una vez, que está enriquecida con nutrientes. Pero, a diferencia del anterior método explicado, necesitará airear el agua con un sistema de balsa.

Este sistema es mejor para cultivar lechuga de hoja, pero se debe seleccionar el tipo de vegetación que se desea, ya que muy pocas otras plantas crecen bien bajo este método de cultivo, por lo que no es recomendable para plantas longevas como los tomates. Para este trabajo se le dedicará 45 minutos y necesitarás los siguientes materiales:

  • Herramientas como taladro, herramienta rotativa o cuchillo X-ACTO.
  • Piedra de aire y bomba.
  • Cubo para depósito de agua.
  • Agua.
  • Fertilizante hidropónico (seco o líquido).
  • Hoja de poliestireno.
  • Plántulas en macetas de red.

Para comenzar, lo primero es ajustar el depósito de agua. Llene el recipiente del depósito con agua y nutrientes. El recipiente debe ser opaco (no transparente ni traslúcido) y por lo menos 30 cm de profundidad. Luego airee el agua, el sistema de aireación más común y económico es una piedra de aire y una bomba, el mismo burbujeador que se encuentra en los acuarios domésticos, se coloca en el agua y se conecta a una bomba de aire fuera del depósito.

CULTIVO HIDROPÓNICO CASERO

La bomba empuja aire a través de la piedra, que expulsa pequeñas burbujas para distribuir el oxígeno a través del agua. Prepara tu balsa en crecimiento. Corte una plataforma de espuma de poliestireno flotante que se ajuste dentro de la parte superior del depósito. Haga agujeros para insertar macetas de red, que son recipientes de plástico con fondo perforado que contienen un medio de cultivo (fibra de coco, perlita, bolas de arcilla) y plántulas. Las raíces deberán estar en contacto con el agua del depósito.

Para los últimos pasos para la instalación de este método de cultivo casero, tiene que montar una lámpara, siempre y cuando sea necesario. Si usa luz natural, puede obviar este paso. De lo contrario, instale una lámpara sobre la bandeja de cultivo. Si usa bombillas incandescentes, colóquelas a 60 cm de las plantas. Sin embargo, las luces LED y fluorescentes no son tan calientes; colóquelos a 15 y 30 cm, respectivamente, de las plantas.

Método de reflujo y flujo

También llamado sistema de inundación y drenaje, tiene un diseño un poco más complejo, pero es extremadamente versátil. Este tipo de cultivo hidropónico casero funciona a través de verter sobre el medio de cultivo una solución de agua y nutrientes, tras hacer esto tendrá que volver a drenar al depósito. El trabajo debido a lo complejo, lo cual no significa imposible de hacer, llevará una hora en realizarlo y para hacer todo este trabajo necesitarás los siguientes materiales:

  • Herramientas de trabajo.
  • Lámpara de Ultra violeta para crecer plantas, lo cual es opcional.
  • Bomba sumergible.
  • Temporizador electrónico.
  • Cubo para depósito de agua.
  • Dos tubos (tubo de llenado y tubo de drenaje).
  • Agua.
  • Fertilizante hidropónico (seco o líquido).
  • Bandeja de cultivo.
  • Soporte para bandeja de cultivo.
  • Plántulas en macetas de red.

Al igual que las anteriores, lo primero es ajustar el depósito de agua, el cual se coloca directamente debajo del soporte de la bandeja de inundación con el agua y los nutrientes. Puede usar la misma agua durante aproximadamente una semana a la vez, asegurándose de renovar los nutrientes cada vez que cambie el agua. Conecte un tubo de llenado y un tubo de drenaje. Junta el depósito a la bandeja mediante los tubos anteriormente mencionados.

CULTIVO HIDROPÓNICO CASERO

El tubo de llenado se conecta a una bomba sumergible con un temporizador, que controla el flujo de agua hacia la bandeja de inundación. El tubo de drenaje permite que la gravedad devuelva el agua al depósito después de la inundación para que el agua se pueda reutilizar. Conecte una bomba sumergible y un temporizador. Una bomba sumergible con temporizador permite un gran control en este tipo de sistema. Puede personalizar la duración y la frecuencia del riego según las necesidades de su planta.

Prepara la bandeja de inundación, es decir, un recipiente grande y poco profundo en un soporte alto. Plante sus plántulas en macetas perforadas llenas de un medio de cultivo, como perlita. Las macetas deben tener aproximadamente el doble de profundidad que la bandeja de inundación. Instale una lámpara, si es necesario. Si usa luz natural, omita este paso. De lo contrario, instale una lámpara sobre la bandeja de cultivo. Si usa bombillas incandescentes, colóquelas a 60 centímetros de las plantas.

Técnica de película de nutrientes

Este método de cultivo hidropónico utiliza una solución de agua y nutrientes que fluye constantemente en un bucle desde un depósito a través de una bandeja de cultivo, donde las raíces de las plantas se suspenden y absorben los nutrientes a medida que fluye la solución. Este método hace que el sistema tenga un flujo continuo. Tenga en cuenta que funciona mejor con plantas de rápido crecimiento y raíces superficiales. Para elaborarlo tendrá que trabajar 1 hora y tener los siguientes materiales:

  • Herramientas como taladro o herramienta rotativa.
  • Lámpara para crecer las plantas, que es opcional.
  • Piedra de aire y bomba.
  • Bomba sumergible.
  • Cubo para depósito de agua.
  • Agua.
  • Dos tubos (tubo de llenado y tubo de drenaje).
  • Fertilizante hidropónico (seco o líquido).
  • Tubo o tubería de PVC para adaptarse a las plántulas.
  • Plántulas en macetas de red.

Configure el depósito de agua y la aireación. El depósito se coloca directamente debajo del soporte de la bandeja de inundación con el agua y los nutrientes. Agregará un burbujeador de aireación en el depósito para oxigenar el agua. Conecte el tubo de llenado, el tubo de drenaje y la bomba. Una el depósito a la bandeja mediante un tubo de llenado y un tubo de drenaje. El tubo de llenado se conecta a una bomba sumergible, que controla el flujo de agua hacia la bandeja de inundación.

El tubo de drenaje permite que la gravedad devuelva el agua al depósito después de la inundación para que el agua se pueda reutilizar. A diferencia de los métodos de flujo y reflujo, no necesita un temporizador, ya que bombea el agua continuamente. Prepara la bandeja de cultivo. En lugar de una bandeja plana, este método utiliza tubos o canales para la bandeja de cultivo. El tubo se puede colocar en ángulo para asegurarse de que la solución nutritiva fluya directamente a las raíces.

Puede usar un tubo redondo o un tubo de PVC con agujeros perforados para colocar las macetas de red o las plántulas. Instale una lámpara, si es necesario. Si prefiere usar la luz del sol, no es necesario que siga con este paso. Aunque, si decide hacerlo, recuerde colocar una lámpara sobre la bandeja de cultivo. Si usa bombillas incandescentes, colóquelas a 24 pulgadas de las plantas. Las luces LED y fluorescentes no son tan calientes; colóquelos a 6 y 12 pulgadas, respectivamente, de las plantas.

Sistema Aeropónico

Para concluir con los cultivos hidropónicos que puedes intentar realizar al comienzo, tenemos el sistema aeropónico, el cual es el más complejo de todos los mencionados. Las raíces de las plantas se suspenden en el aire y se empañan cada poco con una solución de agua y nutrientes. Es un método muy eficaz pero que requiere bombas y vaporizadores sofisticados. Si el equipo no funciona correctamente, las raíces de las plantas pueden secarse y morir rápidamente. Para hacerlo llevará 1 hora y se requiere lo siguiente:

  • Taladro o herramienta rotativa.
  • Lámpara para crecer las plantas, lo cual es opcional.
  • Piedra de aire y bomba.
  • Un tubo (tubo de pulverización).
  • Una bomba sumergible.
  • Rociador / cabezal de nebulización.
  • Cubo o palangana para depósito de agua.
  • Agua.
  • Fertilizante hidropónico (seco o líquido).
  • Tubo o tubería de PVC para adaptarse a las plántulas.
  • Plántulas en macetas de red.

Instale un depósito de agua con aireación. Un recipiente lleno de agua llena de nutrientes se coloca debajo de la cámara de cultivo. Agregue un burbujeador de aireación en el depósito para oxigenar el agua. Este depósito también actúa como recipiente de recogida de gotas de solución empañadas. Conecte una bomba sumergible y un tubo a un rociador.

CULTIVO HIDROPÓNICO CASERO

La solución del depósito se bombea al rociador o pulverizador a través de un tubo de bomba sumergible en el depósito. El rociador apuntará a la raíz de la planta en una cámara de cultivo. Prepara la cámara de cultivo. De manera similar a la técnica de la película de nutrición, instalará tubos o canales para suspender uniformemente las raíces de cada plántula.

Instale una lámpara, aunque si prefiere usar la luz solar tendrá que omitir lo siguiente. Es recomendable usar una lámpara sobre la bandeja de cultivo. Si emplea bombillas incandescentes, colóquelas a 24 pulgadas de las plantas. Las luces LED y fluorescentes no son tan calientes; colóquelos a 6 y 12 pulgadas, respectivamente, de las plantas.

Recomendaciones

Una vez enseñados los diferentes tipos de cultivo hidropónico casero que existen y que puedes realizar en la comodidad del hogar, como cualquier otro trabajo de jardinería es necesario conocer algunos datos de vital importancia que te ayudarán a tener más cuidado con el trabajo y en mejorar tus técnicas para tener un cultivo en mejores condiciones. A continuación, mencionaremos una serie de consejos que son buenos considerarlos:

La mayoría de las plantas comestibles requieren al menos seis horas de luz solar al día, aunque de 12 a 16 horas es mejor. Asegúrese de poner su sistema de iluminación en un temporizador, para que las luces se enciendan y apaguen a la misma hora todos los días. La mejor iluminación para un sistema hidropónico son las lámparas de descarga de alta intensidad, que pueden incluir bombillas de haluro metálico o de sodio de alta presión.

Puedes emplear aquellas de halogenuros que emiten una luz más roja anaranjada, que son recomendable para la etapa de desarrollo de la planta. Sin embargo, no hay que olvidar los tipos T5, que son utilizadas en los cuartos de cultivo hidropónicos. Producen una luz luminiscente de mayor uso con poco calor y bajo consumo de energía. Son ideales para el cultivo de esquejes de plantas y plantas con ciclos de crecimiento cortos.

Las temperaturas ideales están entre 68 y 70 grados Fahrenheit. Las altas temperaturas pueden hacer que las plantas se atrofien y, si la temperatura del agua aumenta demasiado, puede provocar la pudrición de las raíces. La humedad ideal para un cuarto de cultivo hidropónico es del 40 al 60 por ciento de humedad relativa. Los niveles más altos de humedad, especialmente en habitaciones con poca circulación de aire, pueden provocar mildiú polvoroso y otros problemas de hongos.

Considere un humidificador o deshumidificador para ajustar la humedad relativa. Su cuarto de cultivo también debe tener un amplio suministro de dióxido de carbono, tus plantas crecerán más rápido. La mejor manera de llevar dióxido de carbono a sus plantas es asegurarse de que la habitación tenga un flujo de aire constante. Si es necesario, invierta en un ventilador o equipo de circulación de aire para mejorar el flujo de aire.

El agua dura que contiene un alto contenido de minerales no disolverá los nutrientes con tanta eficacia como el agua con un contenido de minerales más bajo, por lo que es posible que deba filtrar el agua si tiene un alto contenido de minerales. El nivel de pH ideal para el agua que se usa en un sistema hidropónico está entre 5.8 y 6.2 (ligeramente ácido). Si su agua no alcanza este nivel, se pueden usar químicos para ajustar el pH al rango ideal.

Los nutrientes (o fertilizantes) utilizados en estos tipos de cultivos modernos están disponibles tanto en forma líquida como seca, así como orgánica y sintética. Use fertilizantes diseñados para jardinería hidropónica; no utilice fertilizantes estándar. El fertilizante debe tener los principales macronutrientes como son el nitrógeno, potasio, fósforo, calcio y magnesio, al igual que otros como son los micronutrientes de hierro, manganeso, boro, zinc, cobre, molibdeno y cloro.

Si le gustó este artículo sobre el Cultivo Hidropónico Casero, le invitamos a leer otros artículos que contienen temas de interés en los siguientes enlaces:

(Visited 139 times, 1 visits today)

Deja un comentario