Cultivo de Girasol, Cómo realizarlo paso a paso

El girasol, calom, jáquima, maravilla, mirasol, tlapolote son algunos de sus nombres vulgares de esta planta, siendo su nombre botánico (Helianthus annuus), pertenece a la familia Asteraceae, es cultivada para uso ornamental, forrajero y como oleaginosa. Es originaria del continente americano y se cultiva desde a.C. por sus propiedades alimenticias. Te invito a conocer más sobre el Cultivo de Girasol, aquí en este artículo.

CULTIVO DE GIRASOL

El Cultivo de Girasol

El cultivo del Helianthus annuus, que es el nombre botánico del Girasol, también llamado con diferentes nombres comunes dependiendo de la región donde crece, como flor de escudo, calom, jáquima, maravilla, mirasol, tlapololote, maíz de teja, acahual; data de unos 3000 a.C. en sus regiones de origen Norteamérica y Centroamérica, debido que lo cultivaban las tribus indígenas de las zonas de Nuevo México y Arizona por ser unos de los principales rubros agrícolas usados para alimento por las comunidades indígenas antes del descubrimiento de América.

Cuando fue descubierto el Nuevo Mundo los colonizadores, llevaron semillas de Girasol a España y desde ahí se extendió al resto del continente europeo. El Cultivo de Girasol en España y el resto de los países de Europa fue cultivado por más de dos siglos para uso solo ornamental, debido a su porte y sus bellas inflorescencias lo que la hace muy atractiva. Sin embargo, al inicio de la era industrial en el siglo XIX, también se empezó a Cultivar el Girasol como planta oleaginosa, para extraer el aceite de Girasol para consumo humano.

Siembra

Las características climáticas de la región donde se va a establecer un Cultivo de Girasol son determinantes para dar inicio a su siembra, por esto es que se dice, que la época de siembra del Girasol es variable. Por ejemplo, el momento del cultivo de secano del Girasol está condicionado por la latitud del lugar donde vaya a ser cultivado, iniciándose unos 30 día siguiente al inició de la estación de verano. Asimismo, los proyectos de siembra de las estaciones de primavera e invierno tienen la particularidad de sacarles provecho a las condiciones termo-hídricas que se observa en el Cultivo de Girasol.

Los cultivos en la estación de invierno tienen como beneficio un alto rendimiento de la producción de los aquenios y de la grasa, sin embargo, la desventaja es las posibles heladas que pueden arruinar su cosecha y asimismo, la proliferación de las malas hierbas que compiten por el agua y nutrientes del suelo que han sido aportados para aumentar el rendimiento del Cultivo de Girasol.

El Cultivo de Girasol, se puede cultivar en diferentes tipos de suelos aunque responde mejor cuando es sembrado en un suelo arcillo-arenoso y con mucha cantidad de materia orgánica, los girasoles son exigentes con el drenaje del suelo el cual tiene que ser bueno y la capa freática se tiene que encontrar a baja profundidad.

CULTIVO DE GIRASOL

Para que las semillas de Girasol germinen se tienen que cumplir ciertas condiciones de temperatura y humedad del suelo. La temperatura media del suelo, tiene que estar en los 5°C durante todo el día, en vista que estos factores junto con el tipo de suelo determina la profundidad de siembra.

  • La profundidad de siembra de las semillas de Girasol será de entre 5 a 6 centímetros, cuando se cultiva en zonas húmedas y los días de primavera son cálidos, la textura del suelo es pesado y retiene la humedad.
  • En cambio la profundidad de las semillas de Girasol será de 7 a 9 centímetros, en regiones agrícolas con días durante la estación de primavera secos, y se está cultivando en suelos ligeros y con poca retención de humedad.

La profundidad de siembra y textura del suelo influye en la germinación y florescencia de las plantas de Girasol. Como consecuencia las plantas que son cultivadas a poca profundidad,  germinan y florecen temprano a diferencia de los Girasoles cultivados a mayor profundidad. Al sembrarse con antelación se disminuye el volumen completo del agua percolada o que se pierde, porque se aumenta el periodo el aprovechamiento del agua de lluvia por el cultivo en pleno desarrollo.

Además, el momento de siembra escogido es directamente proporcional a la cantidad de aceite de los aquenios y, es mayor el volumen de aceite cuando la siembra es temprana.  Entre las variedades de Girasol cultivados por los granjeros para usarlo como forraje es una variedad con la cabeza decaída.  Los granjeros le gustan cultivar la variedad de Girasol de cabeza decaída debida, que le ayuda a disminuir las pérdidas producidas por los pájaros y por las enfermedades de esta planta.

Densidad

La densidad de siembra de las plantas de Girasol también es determinada por variables ambientales como la precipitación, fertilidad del suelo, la distancia entre surcos y los híbridos utilizados. En promedio la distancia de siembra es de unos 70 centímetros entre hileras y su densidad de siembra tiene que ser cuatro plantas por metro lineal.

CULTIVO DE GIRASOL

En las regiones áridas con altas temperaturas, radiación solar y poca agua es preferible aumentar la distancia entre los surcos entre 80centimetros a 1 metro de distancia, para incrementar el aprovechamiento del agua de riego disponible, en el momento de la floración y de la maduración, logrando un rendimiento de entre 45.000 a 50.000 plantas por hectáreas.

En los Cultivos de Girasol se logra aumentar los rendimientos de plantas por hectáreas dependiendo de la fertilidad del suelo y el manejo agronómico empleado, llegando obtenerse alrededor de unas 80.000 a 100.000 plantas por hectárea. En caso que haya un potencial riesgo de encamado se aumenta la distancia entre los camellones y se acorta la distancia entre las plantas.

El Riego

Debido a la capacidad de las raíces de las plantas de Girasol que pueden absorber el agua a profundidades del suelo, que otras especies de plantas no llegan; es un cultivo que puede aprovechar el agua de riego de manera más eficaz en los periodos de baja precipitaciones y escases de agua de riego. Esta planta tiene la particularidad de adaptar las superficies de sus hojas para absorber el agua del ambiente, por ser una planta de secano. Asimismo, el Girasol responde bien cuando se cultiva bajo condiciones de riego aumentando su rendimiento al momento de su cosecha.

Realizando prácticas agrícolas como el subsolado profundo, con el objetivo de mejorar la distribución del agua en el suelo a diferentes profundidades, por consiguiente el drenaje y aireación del suelo y de esta manera las plantas aprovechan mejor el agua de riego. El Girasol es un cultivo poco exigente de agua hasta unos 10 días luego de que emerja el capítulo y es cuando se regara unos 50 a 60 litros/metro2. A partir de eses momento los requerimientos de agua se incrementan mucho y mantiene por unos 25 a 30 días siguientes de su floración y, en ese momento se aplica un riego de unos 60 a 80 litros/metro2, en el junto momento de floración.

Fertilización o abonado

Por ser el Girasol una planta con un sistema radicular muy bien desarrollado que tiene la peculiaridad  de absorber el agua a diferentes profundidades y también los diferentes minerales del suelo, con los que se nutre. Debido a esto, es poco exigente en cuanto a la aplicación de fertilizantes, la cantidad y frecuencia de abono se ajustarán a las características nutritivas del suelo y de la disponibilidad de agua según el régimen de precipitación y frecuencia de riegos.

Durante los primeros días de desarrollo de las plantas es mayor la absorción de nutrientes por la misma. Por su característica de absorber los minerales del suelo a mayor profundidad, es muy sensible a la toxicidad del aluminio presente en suelos ácidos. Esta situación afecta el desarrollo de sus raíces y debido a esto se puede observar en los órganos aéreos síntomas de estrés hídrico o síntomas por deficiencia de elementos como fósforo o magnesio.

Elemento Nitrógeno

Durante la etapa de crecimiento de las plantas de Girasol el nutriente de mayor importancia es el nitrógeno, un déficit de este mineral ocasiona una disminución en el rendimiento del Cultivo de Girasol. El Nitrógeno es de importancia durante el crecimiento, diferenciación y formación de sus órganos, el aplicar una dosis de Nitrógeno entre unos 80 a 100 kg/ha favorece un aumento del rendimiento del Cultivo de Girasol en unos 15% a 20%.

Para saber si las plantas de Girasol pueden estar sufriendo una deficiencia de Nitrógeno, observe si la planta sufre una clorosis general que se observan tanto en hojas juveniles o maduras y que puede ocurrir en cualquier etapa de su crecimiento. En cambio de ocurrir un exceso de Nitrógeno se verá afectada la reducción de manera significativa del rendimiento del aceite de la semilla de Girasol y, en cambio se incrementa la cantidad de proteína en las mismas.

Elemento fósforo

Se aplica este mineral de fósforo durante la estación de otoño al fertilizar con superfosfato a una dosis de 40 a 80 kg/ha. Los requerimientos de fósforo por las plantas de Girasol aumentan en la etapa de formación de las flores y, en caso de aplicar fertilizantes para aporta este elemento, esto no afecta de manera negativa el rendimiento de aceite en las semillas.

Se puede detectar que las plantas de Girasol tienen déficit de fósforo al observar una disminución en su tamaño y las hojas más bajas sufren de necrosis. La falta de fósforo en la planta la afecta en sus primeras fases del ciclo vegetativo como cuando empieza la formación y llenado de aquenios que junto con las semillas son bastante apetecibles en las industrias de alimentos y por sus propiedades oleaginosas.

CULTIVO DE GIRASOL

Elemento Potasio

Este elemento nutricional para el Girasol tiene que ser aplicado en una dosis de 100 kg/ha en su fórmula k20, por ser un elemento que esta planta absorbe en gran cantidad entre su fase vegetativa y formación de sus flores. Esto es porque el potasio influye en la coloración de las flores, la resistencia de la planta a las plagas y enfermedades, crecimiento de raíces y frutos. Es decir, contribuye en el equilibrio interno de la planta y resistencia a la sequía. Se puede determinar si la planta puede tener déficit de potasio cuando se observa a las hojas más bajas un color amarillo con manchas necróticas.

Elemento Boro

Entre los micronutrientes el Boro es importante para la planta de Girasol, debido a que es vital para la división celular de los ápices de las raíces de esta planta, es decir que un bajo aporte de este micronutriente impacta de manera negativa el desarrollo de las raíces. Sin embargo, su deficiencia se observará en el momento de la floración, al ver que el capítulo floral se deforma y las hojas más altas se vuelven quebradizas, deformes y necróticas, tomando un color bronceado sus hojas. Para subsanar su deficiencia se tiene que aportar boro a una dosis de 0,5 a 1 kg en 200 litros de agua/ha., con un aspersor foliar.

Elemento Molibdeno

El Cultivo de Girasol, sufre de deficiencia de este micronutriente cuando se observa durante las primeras etapas de su desarrollo que las hojas más viejas sufren de una clorosis con además una apariencia abarquillada. Para nutrir a la planta con Molibdeno, se tiene que agregar este micronutriente por aspersión foliar en una cantidad de 50 gramos de 50 gramos de molibdeno sódico diluido en 100 litros de agua.

Control de malezas

El control de malas hierbas o malezas durante el desarrollo del Cultivo de Girasol, se realizar debido a la competencia de estas plantas indeseadas que le restan agua, nutrientes y luz solar, impactando de manera negativa el buen crecimiento y rendimiento del Cultivo de Girasol. Para su control se emplean prácticas agroculturales, mecánicas y químicos.

Prácticas agrocultural

Para evitar la proliferación del crecimiento de malas hierbas que compitan por nutrientes, agua y luz con las plantas de Girasol, se sugiere la rotación de cultivos. La rotación de cultivo es una práctica agrícola que ayuda a disminuir el crecimiento de malezas o malas hierbas, en caso de que también aplique herbicida, también tendrá que realizar la rotación de cultivos. Otra práctica que ayudará disminuir la maleza, es aumentar la densidad de siembra en el Cultivo de Girasol lo más posible, si afectar sus límites óptimos y, de esta manera se evita la aparición de malezas porque se reducen los espacios vacíos en el terreno y se incrementa además el sombreado del suelo.

CULTIVO DE GIRASOL

Prácticas mecánicas

Unas de las prácticas mecánicas  consiste en realizar un rastrillado para eliminar una costra superficial del suelo y con ello las malezas o malas hierbas que hayan crecido por las precipitaciones. Estas costras y proliferación de malezas pueden aumentar al comenzar  a llover después de la siembra y disminuye las temperaturas, situación que afecta la germinación porque se retrasa.

Prácticas químicas

En grandes extensiones de cultivo, combatir la aparición de malezas o malas hierbas es más rentable realizarlo por la aplicación de agroquímicos como los herbicidas. De aplica herbicidas químicos se tiene que efectuar tomando las precauciones, para las plantas de Girasol y del agricultor. En caso de aplicar herbicidas “fenoxiacéticos”, se debe hacer con condiciones climatológicas favorables y a muy tempranas horas del día, previendo a su vez una zona de protección.

El Cultivo de Girasol, es bastante sensible a los compuestos de herbicidas como la “atrazina” y la “simazina”, por este motivo se tiene que ser cuidadoso de sembrar en terrenos que haya sido tratado una siembra anterior con altas cantidades de estos productos, debido a que son residuales, y afectará a las plantas de Girasoles que siembre en ese terreno un año después.

Dependiendo del momento de su aplicación, los herbicidas utilizados durante el Cultivo de Girasol se pueden agrupar como: Herbicidas de pre siembra: estos herbicidas se aplican en la preparación del suelo antes de iniciar la siembra. Herbicidas de Preemergencia, estos herbicidas son usados de manera complementaria a los herbicidas aplicados en pre siembra. En tanto que el Herbicida de Post emergencia, se aplica en un lapso comprendido entre las seis semanas siguientes de la emergencias de las plantas de Girasol.

  • Herbicidas pre siembra y sus materias activas y su dosis en (litros/ha.).Trifuralina 1,2 a 2,4; Trialato 3; Etalfluralina 3; Dinitramina 2.
  • Herbicidas pre emergentes y sus materias activas y su dosis en (kg o lt/ha.). Alacloro 5litros; Fluorocloridona 2-3litros; Linuron + Pendimetalina 5 a 7 litros; Linuron 1 a 2,5 Kg; Metacloro 1 a 4 litros; Metacloro + Prometrina 4 a 7 litros; Pendimetalina 4 a 6 litros; Terbutrina 2 a 3 litros y Carbetamida 2,5 a 4 kg.
  • Herbicidas pre emergentes y sus materias activas y su dosis en (lt/ha.). Fluazifop 1,2 a 2; Haloxifop  1; setoxidim 1,5 a 2,5.

Variedades del Cultivo

Por ser el Cultivo de Girasol de gran importancia agrícola y agroindustrial se han realizado varios cruces intra específicos para obtener variedades para mejorar su rendimientos, mejorar su contenido de aceite, mejorar su porcentaje de ácido oleico, resistencia al ataque de hongos Mildiu y al jopo, así como la duración del ciclo de su cultivo y el tamaño de las plantas.

Control de plagas

El Cultivo de Girasol es sensible a las plagas de diferentes especies de los Gusanos grises (Agrotis segetum, A. exclamationis y A. ypsilon). Estos son orugas  con un cuerpo de color verde y cabeza de color negro tienen un tamaño entre los 10 a 50 milímetros y atacan la base del tallo de las plantas. Estos atacan las plantas del Girasol desde que germinan hasta que llegan a medir unos 15 centímetros. Dañando desde la raíz y la base del tallo herbáceo como lo cortan, las plantas se marchitan y dejan de crecer.

Este se puede controlar. Adelantando la siembra para reducir los ataques de estos gusanos grises. Colocar cebos para que los gusanos se los coman, estos serán cebos de 1 kg de Triclorfon + 20 kg de salvado + 500 g de azúcar por hectárea. Realizar aplicación por aspersión en todo el terreno o tan solo la superficie sembrada, con insecticidas de Triclorfon, Piretroides o Lindano. En caso que la plaga de estos gusanos sea muy abundante, se sugiere desinfectar el suelo con insecticidas clorados y fosfóricos.

Gusanos de alambre (Agriotes lineatus). La hembra de estos Gusanos de alambre deposita sus huevos en el suelo sobre las bases de las plantas de Girasol, de estos huevos cuando eclosionan nacen unas larvas rígidas, alargadas y cilíndricas, de color amarillo-anaranjado con un tamaño de unos 1,5 centímetros. Estas larvas se comen las semillas de Girasol antes que nazca la plántula, comiéndose su contenido y solo dejando la cáscara.

El control del Gusano de alambre consiste en aplicar insecticida químico con Lindano, a una proporción de 1 a 1,5 kg /ha. Así como insecticida granulado aplicado sobre la línea de siembra. Se sugiere también espolvoreo con insecticidas clorados y fosforados. Preventivamente es bueno realizar una desinfección del suelo con Aldrin en una cantidad de 3 a 4 kg/ha.

Gusanos blancos (Melolontha). Las larvas de Gusanos blanco (Melolontha), tienen un tamaño de unos 10 a 15 milímetros y, se mantiene tomando una posición encorvada. En esta fase de larva es cuando produce mayor daño al Cultivo de Girasol, la morfología de las larvas es una oruga blanca con cabeza de color negro, que se alimentan de las raíces de las plantas de Girasol. Esta larva daña a la planta desde la germinación de las semillas hasta dos o tres semanas de haber emergido las plántulas. Estas orugas o gusanos cuando pasan a su etapa adulta se transforman en un escarabajo con unas antenas, que emergen durante el mes de mayo.

Se controla con las practica de desinfección del suelo de cultivo con insecticidas y, también realizando el mismo tratamiento para el control del Gusano de alambre. Aplicado el insecticida Lindano.  Asimismo se sugiere también espolvoreo con insecticidas clorados y fosforados.

Falsos gusanos de alambre (familia Tenebrionidae). Estos gusanos se alimentan del hipocotilo y los cotiledones de la planta de Girasol, destruyéndolos. Para su control se aplica el mismo control de los gusanos de alambre.

Gorgojos de las hojas (Tanymecus dilaticollis). Esta es una especie de escarabajo de color marrón que llega a medir alrededor de 7 milímetros de largo, este escarabajo es una especie polífaga y termófila. Esta plaga aparece en la estación de primavera y se esconde en los orificios del suelo en la superficie cultivada y cerca de las plantas de Girasol, que son su alimento. Los escarabajos se alimentan de las hojas, empezando por el borde hasta el interior de la hoja y, también se comen los cotiledones de las semillas. En su fase larval estos se alimentan de las raíces de las plántulas de Girasol.

El control de esta plaga se realiza con insecticidas granulado organoclorados y organofosforados. Si va intercalar los cultivo, se sugiere evite Cultivar Girasol luego de cosechar maíz y también remolacha azucarera. Al seleccionar el terreno de siembra evite los suelos invadidos de Cirsium arvense, debido que es una maleza que es una planta hospedera del Gorgojos de las hojas (Tanymecus dilaticollis). Es preferible que cultive el año previo con cereales de invierno o guisantes.

Polilla del girasol (Homoeosoma nebulella). Esta plaga es una larva de Lepidóptera de color gris que presenta tres rayas moradas en el dorso y la cabeza con color amarillento y tiene un largo de 1 cm. Su ataque se caracteriza por comer de las flores y las semillas de Girasol, luego de destruir el capítulo. Cuando adulto es una polilla con alas de color amarillo-grisáceas. El problema ocurre en caso su vuelo coincida con la época de floración del Cultivo de Girasol, estas polillas colocan los huevos en las inflorescencia del Girasol.

El control de esta plaga hasta ahora se realiza con prácticas culturales,  como la de cultivar variedades resistente a esta plaga Polilla del girasol (Homoeosoma nebulella) y, también como práctica preventiva se sugiere destruir las plantas que crezcan espontáneamente y sean de la familia Asteraceae, de la misma familia del Girasol.

Heliothis. Es un gusano de color amarillo verdoso o negro, con su cabeza es de color pardo, y tiene estrías largas alrededor del cuerpo. Destruye las hojas, el capítulo floral y los aquenios. Su control se realiza con los insecticidas Metomilo, Triclorfón y Piretroides.

Enfermedades del Girasol

Las plantas de Girasol es muy atacado por hongos como el Mildiu del girasol (Plasmopara helianthis). En cultivos de Girasol donde las condiciones ambientales conllevan a una alta humedad ambiental de alrededor a unos 90 a 100% y una temperatura de unos 12° a 22°C, es propicia la formación de los órganos reproductores de hongos sobre la superficie de las plantas, luego se propaga por el aire y suelos a otras plantas infectándolas. Los síntomas de la enfermedad se evidencian con el enanismo de la planta, las hojas tienen un color verde pálido y va desde la base hasta el ápice de las hojas.

Control del mildiu del Girasol se realiza con prácticas culturales, el uso de semillas híbridas certificadas tratadas con anticriptogámicos.  Aplicar fungicida para control del Mildiu como el Metalaxil, este fungicida permite controlar las infecciones que provienen del suelo, y que pueden originarse desde las semillas infectadas.

Podredumbre carbonosa de raíz y tallo (Macrophomina phaseolina). Para que este hongo se establezca se tienen observar estrés hídrico en las plantas de Girasol, debido a que es un hongo polífago y termófilo. Las más atacadas son las plantas en su etapa adulta y etapa de madurez causando su muerte adelantada y quemado de sus órganos. Para su control hasta ahora se aplicarán prácticas culturales para que las plantas de Girasol no sufran estrés hídrico.

Verticilosis (Verticilium dahliae). Este es un hongo que puede permanecer en el terreno alrededor de 4 a 9 años viviendo en los residuos o en el suelo. Estando en el suelo empieza a penetrar por las raíces hasta llegar al tallo y resto de la planta  empezando a marchitar a toda la planta. El grado de ataque depende de la variedad de Girasol. Se puede controlar, aplicando medidas agronómicas preventivas y haciendo rotación de cultivo, como alternar con plantas gramíneas resistentes y control de malezas.

Podredumbre gris (Botrytis cinérea). Es un hongo que es una gran amenaza para el Cultivo de Girasol, por su forma conídica. Su ciclo de vida ocurre en la estación de primavera y se inicia sobre  los residuos vegetales que quedan sobre la tierra cultivada. Los síntomas de su daño se observa en  las plántulas descoloradas, las hojas con poca turgencia, por lo que se dobla, ablanda y pudren. Cuando las condiciones climáticas favorecen la aparición del hongo, la planta se cubre de polvo grisáceo, debido a los conidióforos y conidios del hongo. Para su control se fumiga con fungicidas químicos con Diclofluanida o Tiofanato-metil Maneb.

Además, es atacado por los micelios del hongo Podredumbre blanca (Sclerotinia sclerotiorum), la Roya del girasol (Puccinia helianthi), Pústula blanca (Albugo tragopogi, A. phylliodes), Manchado negro del Girasol (Phoma oleracea), y Jopo (Orobanche cumana).

Uso del Girasol

Desde la antigüedad el Girasol  ha sido cultivado, al parecer ha sido cultivado desde hace más de 1.000 a.C. sin embargo, estudios realizados han encontrado registros con información que señalan que el girasol fue domesticado inicialmente en México hace unos 2.600 a 3.000 a.C. Además de haber sido cultivado para su consumo, diferentes culturas como los aztecas y otomíes de México y los incas de Perú, lo consideraron un símbolo que representaba al dios Sol. En los países del Tahuantinsuyo (Perú, Bolivia y Ecuador), la imagen del Girasol era venerado como símbolo de su dios solar.

A partir de la introducción a Europa a inicio del siglo XVI, la distribución del Girasol se extendió a muchos países, donde el Cultivo de Girasol se lleva a cabo intensivamente con fines alimenticios y ornamentales. En la actualidad existen diferentes variedades de Girasoles que se cultivan con fines oleaginosos, para confitería, por su alto contenido de ácido oleico y para uso ornamental.

El fruto del Girasol está compuesto por hasta 58% de aceite utilizado para cocinar, y además producir biodiesel. Si bien, el aceite de Girasol virgen se logra de prensar las pipas (semillas), no tienen las cualidades del aceite de oliva, aunque se caracteriza de poseer cuatro veces más cantidad de vitamina E natural, con respecto el aceite de oliva.

Se usa como alimento para el ganado el “orugo” que queda como residuo después que es extraído el aceite. Sus tallos son muy fibrosos y pueden ser usados para elaborar papel y, sus hojas también pueden usarse como forraje para el ganado. Si se compara la harina de soya con la harina de Girasol, se observará que el contenido de lisina es mayor en la de Girasol.

Las cáscaras del fruto de Girasol que queda como residuo luego de la extracción del aceite son molidas y se usan como ingrediente en las comidas para rumiantes. De esas cáscaras se obtiene una levadura forrajera con gran cantidad de proteína para el ganado y aves de corral. Asimismo, las cabezas de los Girasoles son utilizadas para alimentar el ganado ovino y bovino y, cuando muelen la cabeza esa harina es utilizada como parte de la ración de alimentos para los bovinos adultos y las aves de corral.

Composición y Propiedades

La flor de Girasol contiene quercimetrina (glicósido flavonoide), antocianinas e histidina, las semillas contienen 23 a 31% de prótidos, un 20% de glúcidos y, un 35 a 55% de grasa; además, albúminas, colina, betaína, lecitina. La planta de Girasol es una excelente melífera. Entre sus propiedades se conocen que es Hipocolesterolemiante, febrífugo, expectorante, vulnerario, diurético.

Te invito seguir conociendo la maravillosa naturaleza y como cuidarla, leyendo los siguientes post:

(Visited 166 times, 1 visits today)

Deja un comentario