Cuidados de la Kentia y sus Características

La palmera Kentia (Howea forsteriana) es una planta que tiene un uso ornamental, en su etapa juvenil puede cultivarse en maceta y usarse como planta de interior. También es una palmera que se puede usar además para embellecer plazas, avenidas y parques. En este post se muestran las características y Cuidados de la Kentia, una bella palmera proveniente de Australia.

CUIDADO DE LA KENTIA

Palmera Kentia

Estas palmeras fueron observadas por primera vez en la isla Lord Howe al este de Australia, de donde es autóctona. Su nombre científico es Howea forsteriana, el nombre del género se colocó por su lugar de origen y el específico fue asignado en homenaje al senador estadounidense William Forster. Es una palmera de crecimiento lento, que responde bien en suelos fértiles y bien drenados.

Cuidados de la Kentia

La palmera Kentia tiene un alto valor ornamental es muy usada en proyectos paisajistas por su bajo mantenimiento. Además por adaptarse a crecer bien en el interior de las viviendas y en macetas en donde llegan a crecer bien hasta cerca de 3 metros, son también muy atractivas para los coleccionistas particulares y amantes de las palmeras para tenerlas en sus casas.

Riego de la Kentia

Esta palmera requiere de suelos bien drenados debido que es poco resistente el exceso de agua, por esto ya sea que la cultives en maceta o directo en el suelo, se tiene que tener presente estos requerimientos. En caso de estar plantada directamente en la tierra el cuidado al que más se pondrá atención es en el riego. Por esto, se tiene que estar atenta a las precipitaciones en el lugar de siembra, si es una región que llueve poco, se tiene que estar pendiente de regar apropiadamente. Además, de plantarla en lugares de clima cálidos durante todo el año.

Ya sea que la palmera este siendo cultivada en el interior o exterior, se tiene que aportar agua de riego 1 ó 2 veces por semana durante la estación de verano. A diferencia de la estación de invierno que apenas se sugiere 1 ó 2 meses por mes. En cambio, si la palmera se encuentra sembrada dentro de un lugar con calefacción se regaría 1 ó 2 veces cada semana, siempre pendiente que el suelo este húmedo y no anegado, para cuidar que las raíces se mantengan bien.

 

La humedad

Es una planta que se adapta bien en lugares con buena humedad ambiental a fin de proporciona la misma, se sugiere durante la estación de verano o espacios con calefacción proporcionar la humedad, rociando agua a las hojas para mantenerlas húmedas y frescas. Esta aplicación del agua rociada a las hojas se tiene que hacer 1 vez al día, si es muy difícil se tiene que hacer 1 vez a la semana como mínimo.

El factor iluminación

La Kentia es una palmera que tolera bien la luz, sin embargo, en su etapa juvenil es preferible se encuentre en un lugar con algo de sombra para evitar que le llegue la luz directa del sol, con preferencia los primeros cinco años de vida de la Kentia, para evitar se dañen sus hojas. De tenerla sembrada en maceta en el interior de alguna vivienda u otro espacio es recomendable colocar cerca de una ventana u otra fuente de luz.

Cuidados para evitar enfermedades

Como todas las plantas, se tiene que estar pendiente proporcionar las condiciones adecuadas para su crecimiento tanto ambientales como de nutrición, para de esta manera mantener la planta en buen estado y alejar las enfermedades. Durante el cultivo de la palmera Kentia se tiene que tener presente las posibles que pueden llegar a sufrir.

Como se habrán dado cuenta es una palmera muy sensible a la alta humedad del suelo, por consiguiente, es importante evitar su cultivo en suelos inundados por exceso de agua o textura impermeable del suelo. Esto porque pueden favorecer a la presencia de hongos, como el “oídio”. Para evitar la aparición de hongos, se sugiere regar esta palmera cuando se observe el suelo seco y asimismo, se tiene que estar pendiente que el plato de la maceta no se mantenga con exceso de agua. Como mantenimiento, se sugiere aplicar un fungicida en el suelo donde se encuentra plantada la palma una vez al año.

Esta palmera es sensible a los daños que ocasionan las plagas más frecuente de la Kentia, que son la araña roja y la cochinilla algodonosa, Estas plagas llegan atacar a esta palmera en los meses cálidos del año, por esto se tiene que estar observando las palmeras a fin de evitar la presencia o ataque de estas plagas.

Características de la palmera Kentia

La palmera Kentia también es llamada la “palma de la hoja del centinela” es una palma que crece muy lento, en la naturaleza llega a una altura desde  8 a 12 metros de altura, sin embargo, en Australia su país de origen llega a crecer hasta unos 20 metros. Es una palmera solitaria, el diámetro de su tallo mide entre 12 a 15 centímetros de diámetro, con textura lisa y presenta anillos foliares, hinchados en la base.

Sus hojas son pinnadas de 3 a 4 metros de largos, con pecíolos que pueden llegar a medir aproximadamente 1,50 metros de largo, y casi erectos. Las láminas foliares son de aspecto erecto  que se arquean un poco por su peso. Pueden llegar a tener unas 35 hojas. Presenta un promedio de 90 hojuelas, con una longitud de 75 centímetros por 5 centímetros de ancho, su color es verde oscuro. Las inflorescencia crecen debajo de las hojas, estas presentan ramificaciones simples de 1 metro de largo. Su color amarillo-verdoso y cuando madura se asemejan a las aceitunas. Presenta grandes racimos.  Sus frutos son marrones y luego cambian a rojo.

Cultivo en interiores

Algunas de sus características la hacen apropiada para cultivar en interiores, la palmera Kentia es muy usada para decorar salas de estar, oficinas, salones de fiestas y recepciones, así también sus hojas son usadas en arreglos florales. Las características que las hacen atractivas son:

  • Disposición delgada
  • Crecimiento vertical
  • Corona de follajes con aspecto de plumas caídas
  • El color verde oscuro de sus hojuelas
  • Tolerancia a lugares con la luz media a baja

Esta palmera florece una vez al año por lo general ha mediado de noviembre o diciembre, en su etapa juvenil su tronco tiene un color verde oscuro y a medida que va madurando se torna de color marrón. Por su lento crecimiento y requerimiento de época iluminación cuando joven, da la opción de sembrar en maceta hasta que llegue entre los 2 a 3 metros de altura y luego trasplantar al exterior.

Es una palmera muy atractiva y su adaptación para cultivar tanto en espacios internos como externos, la hacen muy codiciada para ofrecer en viveros y los cultivadores de climas templados y, algunos países tropicales. En Venezuela es poco cultivada, aunque las condiciones ambientales favorecen su crecimiento. Su siembra presenta unas pequeñas diferencias según donde vayan a ser plantadas ya sea directo en el suelo o en maceta.

Cultivo directo en suelo

Para cultivar la palmera Kentia directo al suelo, se tiene que tomar en cuenta que es una palmera que puede llegar a crecer hasta unos 15 metros y que en su etapa juvenil requiere de poca iluminación, para evitar se quemen sus hojas. Para que crezca sana y vigorosa le sugiero las siguientes indicaciones:

  • Al plantar una palmera de Kentia directo en el suelo del jardín se tiene que abrir un hoyo con buen tamaño, pensando que va a crecer y tiene que afianzar sus raíces por esto su profundidad y diámetro debe ser el doble de la maceta o bolsa donde estaba sembrada la palmera o también se puede guiar por el diámetro que miden las hojas de la palmera.
  • Se tiene que plantar en suelos con buen drenaje y buena presencia de materia orgánica. Es conveniente en el momento de plantar la tierra este flojo o suelto y mezclar con abono orgánico para mejorar la nutrición del suelo y drenaje.
  • Es conveniente que sea plantada en un lugar donde reciba sombra parcial.
  • Al momento de su siembra es bueno estar pendiente que el suelo cubra bien las raíces y deje despejada la parte donde está el cuello y se forma el tallo a nivel de la superficie del suelo.
  • Al aplicar fertilizante selecciona aquellos ricos en nitrógeno y fósforo. A medida que vaya creciendo agregar un fertilizante que aporte también potasio para fortalecer su tallo. Regar dos o una vez por semana cuando este lloviendo, y en invierno una vez al mes.

Cultivo en macetas

El cultivo de esta planta en macetas debe cumplir con una serie de condiciones ya que se debe tener en cuenta su crecimiento y la altura que esta planta alcanza, por lo que se deben seguir estas recomendaciones:

  • Además de tener un suelo con buena cantidad de materia orgánica se tiene que tomar en cuenta que el matero tenga buen drenaje, y sea profundo para que sus raíces crezcan bien y se nutra bien la palmera.
  • Colocar un plato debajo de la maceta. Regar sus palmeras periódicamente, cuando el plato del matero ya no tenga agua es el momento de regar.
  • El lugar donde ubique la palmera se sugiere que reciba buena luz solar en las mañanas y sombra en las tardes.
  • Podar las hojas marchitas en intervalos de seis meses, usando tijeras de podar desinfectadas y afiladas.
  • Si está siendo cultivada en un espacio interior fertilizar una vez en cada estación durante la primavera, verano y otoño.

Como podrás haber leído la palmera Kentia es fácil de cuidar y versátil en su uso ornamental, tanto para patios, jardines y también para el interior de viviendas, oficinas y otros lugares que quieran decorar. Lo que se tiene es que estar pendiente de sus requerimientos y podrás tener una palmera por mucho tiempo embelleciendo tus espacios.

Te invito seguir conociendo las maravillas de la naturaleza y su manejo para su conservación y administración, en los siguientes post:

(Visited 811 times, 1 visits today)

Deja un comentario