¿Cómo Sembrar Jengibre? y sus Cuidados

¿Cómo Sembrar Jengibre? es algo que todos debemos saber, pues este rizoma o tallo subterráneo tiene grandes propiedades medicinales con importantes beneficios para la salud. Esta maravillosa planta la puedes cultivar en casa y así ahorrar un poco de dinero. Continúa leyendo y aprende más sobre las propiedades, cuidados y beneficios de esta milagrosa planta.

cómo-sembrar-jengibre

¿Cómo Sembrar Jengibre?

El Jengibre, es por naturaleza una planta que crece en las zonas calurosas. También es conocido con el nombre científico de Zingiber officinale. Crece como un tallo subterráneo, cuyo rizoma horizontal genera grandes beneficios a la salud. Su sabor picante y aroma especial hizo que fuera una de las primeras especies en llegar a Europa proveniente del Oriente. Esta se dio a conocer como una simple planta terrestre pero poco a poco se fue introduciendo como parte de las comidas y posteriormente en el ámbito medicinal. Por esta razón es importante saber cómo sembrar jengibre tanto en masetas como en nuestro jardín.

Descripción de la planta

Esta planta, mejor conocida como hierba perenne, es familia de las zingiberáceas con gran valor etnobotánico, puede llegar a medir hasta 2 metros. Sus hojas glabras, es decir, que no presentan pelos, tricomas o estructuras similares en su superficie, se presentan de forma lineares, larga y angosta a la vez con bordes paralelos. Sus medidas pueden ser entre 5 y 25 cm de largo y de 1 a 3 cm de ancho.

En cuanto a su ápice, este se presenta agudo, pero su base es cuneada, pues los lados de la lámina de la hoja son más o menos rectos y convergentes al llegar al pecíolo. En referencia a su lígula o apéndice membranoso ubicado en la línea que une la lámina, puede llegar a medir entre 1 y 10 mm. Esta planta carece de pecíolo, sus flores nacen agrupadas en un mismo tallo y luego se ramifican.

Su hermosa flor crece de una espiga densa, con una pulgada de espesor aproximadamente, de largo puede llegar a tener entre 2 y 3 pulgadas. Esta espiga consta de varias brácteas verdes superpuestas con bordes amarillos. Cada una de ellas posee una flor pequeña y única, con tres colores purpura, verde y amarillo. Ellas no suelen producir semilla alguna, pero su fruto se presenta como una cápsula elipsoide con una semilla negra lustrosa.

cómo-sembrar-jengibre

El rizoma, que viene siendo lo más importante de esta planta se presenta de forma gruesa, rugoso y con ramificaciones. Su cobertura o piel es de tipo corchuda con un ligero color marrón muy claro casi dorado. La parte interior es de color amarillo muy pálido y jugoso cuando está joven. Cuando está avanzada en la maduración su carne se torna fibrosa, seca y caliente.

Los aceites que contiene este rizoma le da ese toque picante, además de un delicado aroma ideal para emplearlo en la gastronomía. Estos aceites son el zingerona, shogaol, gingerol y gingeridiona quienes le otorgan es sabor y olor especial.

¿Cuándo Sembrar Jengibre? 

Saber cómo sembrar jengibre nos puede ayudar ahorrar mucho dinero. Esta planta, es aconsejable sembrarla durante los días de primavera, preferiblemente en sus inicios. Lo ideal es sembrar la raíz a no más de 10 metros de profundidad. En el caso de colocar varias raíces, es imprescindible dejar una cierta distancia para que se puedan desarrollar correctamente. En cuanto a su período de germinación, este se puede dar aproximadamente en dos meses y su cosecha se puede realizar a partir de los cuatro meses.

Conseguir un Brote de Jengibre

Para poder plantar Jengibre es necesario contar con un brote que esté preparado previamente. Para ello se debe tomar un buen trozo de raíz que se encuentre en excelentes condiciones, se coloca en un lugar fresco y con algo de humedad para que esté en su proceso natural pueda desarrollar rizomas. Es aconsejable que después de colocar la raíz por un espacio de 4 horas en agua, se seque y se guarden en una bolsa plástica además de enrollarla en una toalla.

cómo-sembrar-jengibre

De esta forma en pocos días ya la raíz comenzará a presentar brotes como indicativo que esta lista para ser plantada, pues en este punto la raíz presenta ciertos filamentos con brotes verdes que garantizará el crecimiento de la planta.

¿Dónde Sembrarlo?

Para saber cómo sembrar el jengibre es importante tener claro en donde se va a realizar el cultivo, bien sea en el jardín o en una maseta. Lo bueno de esta planta es que en ambos lados es capaz de dar lo mejor de ella, sólo se tiene que conocer las condiciones básicas para que se desarrolle de manera óptima y así obtener lo mejor de ella.

Sembrar Jengibre en Casa

Como puede suceder con cualquier planta el Jengibre requiere de ciertos cuidados y especificaciones a la hora de ser plantada. Lo primero que se debe tener en cuenta es que la raíz debe estar previamente preparada. La maceta en la cual será sembrada tiene que contar con una profundidad de por lo menos 40 cm y ser bien amplia. Es ideal utilizar unas tres partes de tierra ecológica la cual es un tipo de sustrato vegetal, que reemplaza a la tierra de hojas y es de alta calidad muy distinto del suelo natural y orgánico.

Para plantar el jengibre exitosamente lo primero que se debe tener en cuenta es el espacio con el cual se cuenta. En caso de ser sembrado en el jardín verificar que cuente con buen drenaje y que sus raíces puedan expandirse, para ello no debe tener otras plantas tan cerca. Además de esto la tierra debe ser de buena calidad, por lo que se sugiere abonarla muy bien antes de realizar la siembra.

cómo-sembrar-jengibre

Ya teniendo esto pasos previos cubiertos se procede a plantar la raíz preparada previamente, para esto se recomienda enterrarla de manera superficial es decir no tan profunda, colocar el rizoma de manera horizontal dejando los brotes en la superficie. Riega la tierra con el cuidado de no tocar los rizomas. Pasado por lo menos 4 meses ya podrás utilizar pequeñas raíces removiendo un poco el sustrato cortando y volviendo a cubrir para que la planta siga su desarrollo normal.

Pasos para Plantar el Jengibre

  1. Adquiere un corte de rizoma de Jengibre, este debe ser grueso y sin arrugas.
  2. Si deseas varias plantas, corta el rizoma en pedazos de 3 o 4 cm. Los dejas en un lugar fresco por unos días. Sabrás cuando están listos por el callo protector que se ha formado.
  3. Procede a colocarlo en un recipiente con agua a temperatura ambiente hasta que germine.
  4. Prepara el sitio donde será plantado (maseta o jardín) humedeciendo y fertilizando la tierra.
  5. Coloca cada rizoma de forma horizontal a una profundidad de entre 5 y 10 cm cuidando que los brotes queden al ras de la tierra.
  6. Riega la planta sin encharcarla, debes observar a diario para que no se llegue a secar por completo.

Cuidados del cultivo de Jengibre

El cultivo del Jengibre es realmente sencillo, gracias a su gran poder de adaptabilidad y resistencia. Esta planta experimenta un crecimiento rápido lo que garantiza que se puede utilizar en poco tiempo después de su plantación. Aquí presentamos una serie de cuidados que debes tener en cuenta para que la planta se desarrolle de forma acorde y óptima.

La temperatura 

La planta de jengibre se adapta muy bien a los ambientes calurosos, pero se resiste la incidencia del sol directo, por lo que se recomienda ubicarla en la semi-sombra. También se debe tener en cuenta que no es tolerante a las heladas.

cómo-sembrar-jengibre

Luminosidad

El jengibre no requiere de gran cantidad de luz, esta planta es capaz de desarrollarse de forma óptima bajo la sombra de otra planta de mayor tamaño y si recibe luz directa hay que procurar que sea durante pocas horas.

Riego

Esta planta demanda mucha humedad, pero eso no es indicativo que tolere el encharcamiento, por ello es necesario que la tierra o maseta cuente con un buen drenaje y de esta forma evitar la podredumbre, asfixia radicular y enfermedades causadas por el exceso de humedad. El riego se debe realizar de forma contante pero no abundante para que pueda mantener sus niveles óptimos. El jengibre no resiste las sequías por largos períodos. Procura siempre regar durante la noche.

Sustrato

A pesar que la planta de Jengibre es muy resistente requiere de un sustrato cargado de elemento orgánico de buena calidad. La tierra debe tener arena un poco más del nivel óptimo para que logre mantener el calor y la humedad con mayor facilidad.

Recolección del Jengibre

El rizoma del Jengibre adquiere mayor grosor, sabor y aroma cuando se le permite desarrollarse en su ambiente natural. Para una excelente cosecha, se debe esperar por lo menos 8 meses después de la siembra, se suprime el riego en este punto y se puede extraer el rizoma. Para ello es ideal contar con un cuchillo bien afilado y desinfectado. Cuando hayas tomado lo necesario coloca nuevamente los rizomas restantes en el suelo y cubrirlos para que puedas continuar su ciclo.

cómo-sembrar-jengibre

En el caso de desear Jengibre que esté más tierno se puede realizar el procedimiento descrito, pero al cumplir 4 meses, esta manipulación debe ser más cuidadosa, pues es fácil de dañar.

Tipos de Jengibre

La planta de Jengibre se puede localizar en regiones tropicales por sus características ya descritas. Existen diferentes tipos de Jengibres que van a estar condicionados por sus flores, forma de las hojas y tamaños de los rizomas. Aquí te presentamos algunas de las variedades del Jengibre más conocidas.

Jengibre Espiral

Esta hermosa planta de Jengibre tiene la peculiaridad de presentar sus hojas en forma de espiral. Es una planta originaria de la zona de Costa Rica. Sus inflorescencias brotan de brácteas de color rojo con flores en forma tubular de color amarillo. Es una planta perenne caducifolia u hojas caducas. Esta planta tiene gran valor ornamental. Pertenece al grupo de plantas Jengibres y su orden botánico es Zingiberales.

En cuanto a sus cuidados la planta de Jengibre Espiral requiere estar ubicada en la sombra donde la luz del sol no incida de forma directa. En contraposición requiere de abundante agua, sin llegar al encharcamiento. Es poco tolerante a los fuertes vientos y a las heladas. Su crecimiento es moderado en comparación con otras plantas de la misma especie. Su período de floración es durante el verano.

cómo-sembrar-jengibre

Jengibre oculto

La planta de Jengibre Oculto o cúrcuma, es nativa del suroeste de India y hace referencia a su nombre, pues sus flores se encuentran ocultas en las hojas. Es una planta perenne de tipo herbácea que puede llegar a medir hasta un metro de altura. Las hojas son pecioladas, es decir que cuenta con un rabillo que une la lámina de la hoja a su base foliar o tallo. Es ancha y oval con un tono verde claro. En cuanto a las flores estas se pueden presentar de diversos colores en forma de espiga.

En cuanto al rizoma, se puede afirmar que es carnoso y algo cilíndrico, cuando se encuentra fresco su color es amarillento y al secarse toma un color marrón-rojizo. Posee un alto contenido de ácido turmérico lo que permite su coloración amarilla. Esta planta prospera muy bien en suelos fértiles que cuenten con un buen drenaje. Su clima para el desarrollo óptimo es el tropical por lo que no resiste las heladas.

Zingiber

El Jengibre Zingiber, es una planta cuyo origen es del sudeste asiático que posee gran valor culinario y medicinal. Es una planta de tipo herbácea que cuenta con un tallo que crece de forma vertical. Sus flores nacen de las brácteas verdes con forma de piña de color amarillo. Las hojas son lanceoladas con inflorescencia cónica. Los rizomas por su parte se presentan de forma ramificados y rugosos. Sus tubérculos producen una sustancia de apariencia lechosa empleada para elaborar artículos de higiene personal.

Jengibre Lirio de Mariposa

La planta de Lirio de Mariposa también es conocida como Jengibre blanco, es una planta con gran valor ornamental. El origen de este tipo de Jengibre es de Nepal, la India. Familia de Zingiberaceae, cuya planta es de tipo rizomatosa, es decir, que crece de un tallo subterráneo con varias yemas en forma horizontal que emite raíces y brotes herbáceos de sus nudos. Se encuentra entre las plantas de tipo perenne de follaje caducifolio.

cómo-sembrar-jengibre

Esta bella planta puede llegar a medir hasta seis metros de altura en el mejor de los casos. Es muy resistentes, pero prefiere la semi-sombra y es capaz de aguantar heladas de hasta -12°C. Para tener éxito en su plantación el suelo debe ser ligeramente ácido rico en elementos orgánicos y fresco, con la humedad necesaria para su buen desarrollo. Para tener éxito en su plantación se sugiere hacerlo durante la primavera. Se multiplica por medio de esqueje.

Las flores de esta espectacular planta constan de anchos pétalos y largos estambres que expiden una delicada fragancia que logra atraer insectos para su polinización.

Globba

Esta planta tiene su origen en las zonas montañosas del suroeste Indo-China. Es una planta que poco resiste la exposición directa a los rayos solares, por lo que es conveniente ubicarla en la semi-sombra o sombra. Ella es capaz de resistir leves heladas, pero es muy poco tolerante a los fuertes vientos. Requiere de abundante agua, por lo que es necesaria una tierra con buen drenaje para evitar el encharcamiento. En cuanto a su nivel de crecimiento se puede considerar rápido.

El Jengibre Globba puede llegar a alcanzar una altura de apenas un metro. Sus hojas son largas y de tipo caducifolias, es decir, que pierden su hoja durante una parte del año. En cuanto a las flores, estas cuelgan de los tallos produciendo retoños angostos y frondosos que sostienen un terminal. Las brácteas son de color malva. Su temporada de floración se inicia en el mes de julio y continúa hasta el otoño.

cómo-sembrar-jengibre

Alpinia

La Alpinia o Jengibre rojo es una planta posee un tallo que se asemeja a una mata de plátano, además de presentar un pseudotallo carnoso, formado por las vainas foliares superpuestas densamente. Sus hojas son largas y rígidas ligeramente dobladas. En cuanto a las flores, se reúnen en inflorescencias en panícula compuesta de racimos que van decreciendo de tamaño hacia el ápice, que suelen florecer durante la primavera.

Se caracteriza por brácteas de color rosa o rojo y tienen la propiedad de preservarse por mucho tiempo y emana un delicado aroma a jengibre. Para su cultivo es necesario contar con tierra fértil y con gran humedad esto garantizará un sano crecimiento de la planta. Para su multiplicación se debe hacer a través de la reducción de sus rizomas

Plagas y Enfermedades Comunes

Como todas las plantas el Jengibre no escapa a los embates de las plagas y enfermedades, por lo que se deben tomar ciertas previsiones si queremos cultivar exitosamente esta maravillosa planta. Entre las enfermedades más comunes se encuentra:

Erwinia sp. y Fusarium spp:  son un tipo de bacteria que se reproduce cuando el sustrato tiene exceso de humedad y cuando los síntomas aparecen, la enfermedad está ya se encuentra en un estadio muy avanzado. El bulbo se vuelve oscuro en el interior, lo que genera pudrición y mal olor. Para que este tipo de enfermedad no se apodere de la planta se aconseja evitar cambios bruscos de temperatura, usar masetas muy profundas y con poco drenaje, así como utilizar grandes cantidades de nitrógeno.

Es importante tener en cuenta que una vez enferma la planta, se debe deshacer del bulbo pues no se cuenta aún con tratamientos químicos para su recuperación. Por esta razón se debe mantener las condiciones óptimas con un regado moderado donde se evite la irregularidad, es decir, exceso, falta o defecto y pulverizar durante los días calurosos, sin que esto sustituya el riego.

Pythium graminícola: es una clase de espora u hongo que inicia en el suelo y se eleva a través del tallo pudriendo los tejidos de la planta. Esta enfermedad se propaga con gran rapidez y facilidad sobre todo durante el período de invierno, cuando la temperatura ambiental suele estar de fría a húmeda. Se puede diagnosticar cuando las hojas se tornan amarillentas y posteriormente se tornan grises o marrón. Para tratar esta enfermedad se debe utilizar productos fungicidas sistémicos.

Nematodos: es una especie de plaga que se alimenta de los jugos vitales de la planta. Estos pequeños fitoparásitos con forma de lombriz que en algunos casos penetran dentro las raíces y llegan a dañar irreversiblemente los rizomas de esta planta. Puede tratarse con tratamientos ecológicos como es el caso del ajo que ayuda a repeler, abonar con estiércol, humus o compost para reducir notablemente el número o sembrando alrededor de la planta infectada con ruda, caléndula, dalia, margarita piretro.

Marchitamiento bacteriano: Esto se debe a la entrada de una bacteria al sistema vascular de la planta, capaz de multiplicarse con rapidez hasta llegar a los brotes. Esto hace que no pueda absorber suficiente agua, causando lo que se conoce como estrés hídrico. En este caso los rizomas tendrán una apariencia como empapados y exudado o supuración bacteriana. Para esta enfermedad no existe tratamiento sino erradicar la planta.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de las enfermedades de la planta de Jengibre no cuentan con tratamientos químicos, por esta razón sólo queda a la mano la prevención, sobre todo con el tema de la humedad que es la causante principal de todos estos males.

Beneficios del Jengibre

El Jengibre es un rizoma que cuenta con grandes propiedades, no sólo en el ámbito gastronómico sino también medicinal y hasta de belleza. En el arte culinario esta raíz proporciona propiedades nutricionales fundamentadas en vitaminas y minerales, pues en ella se puede encontrar hierro, potasio, fibra, proteína, magnesio, sodio, vitamina B6 y C, fósforo, carbohidratos y zinc.

El Jengibre puede ser utilizado en recetas de corte salado, picado finamente, machacado o cortado en palillos para aderezar carnes, pescados, aves, ensaladas y hasta sopas de verduras. También se emplea en el área de dulces y postres para preparar pan de jengibre, galletas, bebidas tónicas y una amplia variedad de recetas que quedan más sabrosas y perfumadas.

Ahora bien, en cuanto a sus beneficios medicinales el Jengibre contribuye de manera categórica en mejorar la digestión, pues su compuesto fenólico ayuda a aliviar la irritación gastrointestinal, suprimir las contracciones gástricas, mejora el tránsito a través del tracto digestivo erradicando el estreñimiento. La propiedad diaforética del Jengibre permite sudar y eliminar los síntomas del resfriado o gripe.

El consumo regular de este rizoma puede ayudar considerablemente en la reducción de los riesgos cardiovasculares, pues reduce el colesterol, disminuir el riesgo de coagulación y ayudar a mantener niveles adecuados de azúcar en la sangre. Tiene propiedad analgésica por lo que ayuda a mejorar los dolores musculares y reduce los síntomas de cólicos menstruales. Cuando se mastica esta raíz o se toma en forma de té, se puede aliviar considerablemente la sensación de nausea y mareo. Es un anti-inflamatorio por excelencia.

El Jengibre en la Cocina

El rizoma de Jengibre se ha utilizado por mucho tiempo como una especie de condimento. De esta planta sólo se consume su raíz. Con ella se pueden crear diferentes recetas, gracias a su sabor picante y aroma refrescante, por lo que se debe utilizar en pequeñísimas cantidades. Se puede usar para preparar bebidas y té, además es muy recomendado en platos que contengan mariscos y pescados.

El Jengibre en la Medicina

El Jengibre posee extraordinarias propiedades curativas, que se han venido demostrando con el pasar del tiempo y por ello cada vez adquiere más valor en este campo. No puede llegar a sustituir al medicamento, pero si es un elemento que ayuda a mejorar notablemente la afección. Es usado también como afrodisiaco para mejorar situaciones de deficiencia sexual y para estimular el deseo. El gran contenido de antioxidantes puede llegar a prevenir algunos tipos de cáncer. Esto da cuenta de lo importante que es el consumo de Jengibre siempre y cuando se sigan las indicaciones.

Cómo Consumir el Jengibre

Por ser una raíz con aroma y sabor agradable, puede ser utilizado en la preparación de ciertos alimentos, para ello se puede usar en polvo, en forma de aceite, cuando ya está seco se añade como una especia saborizante o como jugo.

En el caso de necesitar tomarlo para mejorar algún aspecto de salud, lo más común es hacerlo en forma de infusión. Se debe tener en cuenta que lo expertos indican consumir sólo 2 gr de Jengibre al día. Su consumo no se recomienda que sea frecuente, lo ideal es dejar espacios de tiempo entre una toma y otra pues el exceso de ingesta a largo plazo podría causar problemas cardíacos como arritmias y en casos más extremos, infartos.

También se puede utilizar en forma de tinturas madre, cápsulas y pastillas. Si se desea utilizar como aliado de belleza, puede ayudar a prevenir la caída del cabello. Disminuye notablemente las manchas provocadas por el acné. Ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro gracias a la estimula la circulación sanguínea y propiedades antioxidantes. Gracias a su propiedad desinflamatoria beneficia los ojos hinchados.

Contraindicaciones

Las personas que se encuentran bajo tratamiento de anticoagulantes y betabloqueantes no se les recomienda utilizar esta raíz por los efectos secundarios que pueda generar. Igualmente, los diabéticos, hemofílicos, hipertensos, personas con bajo peso y poca masa muscular y problemas cardíacos. Asimismo, las mujeres que sospechen o estén embarazadas, así como en período de lactancia no es aconsejable su ingesta.

Otro caso en el que no es aconsejable consumir Jengibre son las mujeres menopáusicas que sufran de los típicos sofocos. En todo caso, si se encuentra entre estas categorías es preferible consultar primero con un especialista.

Si quieres saber más sobre Como Sembrar Jengibre, observa el siguiente video:

Para conocer mucho más sobre Plantas  sigue estos link, ¡te van a encantar!

Plantas Medicinales y para qué sirven

Plantas Ornamentales

Ciclo de Vida de las Plantas

(Visited 293 times, 1 visits today)

Deja un comentario