Cuidados de la Buganvilla, Cultivo y Enfermedades

Las plantas son de suma importancia para el mantenimiento de la vida en el planeta tierra, aportando el oxígeno necesario para  todos los organismos, además de otorgar belleza al medio ambiente y variedad en las diversas regiones, en este caso se destaca la Buganvilla, un tipo de planta extendida en todos los continentes y muy popular por sus llamativos colores, conozcamos todo sobre ellas.

buganvilla

La Buganvilla

Las plantas representan uno de los principales factores para el mantenimiento de la vida en el planeta tierra, son las encargadas de llevar a cabo uno de los procesos bioquímicos más importantes conocidos como fotosíntesis, mediante ello se genera el oxígeno necesario  para el equilibrio de todos los organismos vivos, además representa una de las principales fuentes de alimentación de algunos animales, microorganismos y los seres humanos.

Existen plantas de jardín muy populares que se encuentran presente en múltiples hogares, en este caso se destacará la trepadora que reina en la mayoría de las casas del mediterráneo español. Conocida como la Buganvilla, muy popular en España y adaptada a diversas áreas del mundo por lo que su nombre puede variar a Bugambilia (Perú, Ecuador, Guatemala y México), Papelillo en las zonas norteñas de Perú, Trinitarias (Venezuela, República Dominicana, puerto Rico, cuba y Panamá), Veranera (El Salvador y Costa Rica) y Brisa de Santa Rita (Argentina, Paraguay y Colombia).

A pesar de su gran extensión en diversas zonas del mundo, es nativa de Sudamérica, originalmente su nombre está dedicado al explorador naturalista francés Luois Antonie De Bougainville, luego de su expedición por las regiones sudamericanas de Brasil, trasladó la planta a tierras europeas, adaptándose con facilidad a esas nuevas condiciones ambientales.

Las principales especies conocidas de este tipo de planta son las Bouganvillea Glabra y Bouganvillea Spectabilis, son muy vistas en las regiones boscosas del Amazonia pero también en zonas urbanas como los jardines de los hogares, caminerias y en terrazas. Hoy en días existen diversas variedades en formas y colores desde el violeta, fucsia, rosa pálido, naranja, entre otros. Se adaptan con facilidad a cualquier ambiente y otorgan belleza con sus múltiples colores.

La trepadora Buganvilla es una planta fácilmente adaptada y buscada para decorar los ambientes urbanos, permitiendo tenerla como un arbusto aislado o enmarañado a las verjas de los jardines. Tienen un rápido crecimiento y cubren la superficie en un tiempo relativamente corto y sus flores presentan una textura suave y frágil (similar al papel) empleadas de forma ornamental por sus múltiples colores.

Cultivo de la Buganvilla

Son un tipo de enredadera que llega a medir desde 1 hasta 12 metros de altura, creciendo en cualquier tipo de terreno, está cubierta de púas y puede llegar a tener una cubierta cerosa. Se considera como un tipo de planta siempreverde que pertenece a la familia de Nyctaginaceae, muy populares en las regiones latinoamericanas y muy vista en los jardines de los hogares en España, conozcamos a continuación  los principales cuidados que necesita este tipo de planta:

Condiciones Climáticas

Las plantas dependen de diversas condiciones para favorecer su crecimiento, entre ellas se destacan los climas, son las condiciones meteorológicas de una región en específico y al que se ven expuestas continuamente, además que se ven acentuados por las estaciones predominantes en algunos sectores, están relacionados con el movimiento de la tierra alrededor del sol, teniendo periodos que favorecen el crecimiento de las plantas o las motiva a su letargo.

En el caso de la Buganvilla es conocida como una trepadora leñosa vista en lugares veraniegos, esto se debe a que prefiere climas cálidos con suficiente contacto al sol, inviernos suaves  y evita las heladas. Este tipo de planta depende exclusivamente del tipo de clima en que se encuentre, ya que su tiempo de floración está sujeto a ello, por lo tanto, son vistas preferiblemente en aquellas regiones cercanas al Ecuador, evitando someterse a los contrastes estacionales, en ese caso podrán ser vistas florecer incluso en invierno.

Necesidad de Luz

La ubicación en que se encuentren sembradas las plantas permitirá el contacto con distintas condiciones que favorecen su crecimiento,  en el caso de la Bugavilla necesitan mucha luz solar para un buen desarrollo, permitiendo una formación sana y duradera; es necesario encontrarse en una zona que reciban baños de sol directo y abundante. En el caso de la ausencia de luz puede provocar la pérdida prematura de sus hojas, incluso llega a provocar que no florezca.

En ocasiones los veranos pueden ser muy intensos y secos, generando que se sequen las brácteas de sus flores; por lo que es necesaria la presencia de humedad en el ambiente  a pesar de las altas temperaturas, este es uno de los motivos que sean observadas en regiones costeras.

buganvilla

Riego

El riego es la práctica de aportar agua a las plantas, siendo el suelo el factor que lo distribuye a sus raíces hasta cubrir sus necesidades hídricas, de esta manera se controla la cantidad del líquido otorgado a ella. El agua es un elemento fundamental para el buen desarrollo y crecimiento sano de una planta. En el caso de la Buganvilla no necesita un riego muy exigente mientras esté sembrada directamente al suelo, además de ser una planta muy resistente que soporta las sequías.

Se deben tener presente algunos factores, en caso que la planta tenga una edad avanzada y se encuentra sembrada en el suelo, necesitará riegos prolongados junto con un abono al terreno. Es recomendable agregar el líquido en tiempo de verano una o dos veces por semana, mientras que en invierno evitarlo completamente. En el caso de encontrarse sembrada en macetas, igual mantener un cuidado estricto, regadas semanalmente preferiblemente en los periodos calurosos.

Tipo de Suelo

El suelo es conocido como sustrato o superficie donde se encuentra sembrada, se encarga de aportar los nutrientes necesarios para un desarrollo apropiado, además es la zona que le ofrece estabilidad para su crecimiento. En el caso de la Buganvilla es capaz de adaptarse a cualquier tipo de suelo e incluso es tolerantes a los calizos; el factor importante es que tenga un  buen drenaje que permita la circulación del agua, nutrientes y aire, son elementos necesarios para la planta, además que evitan el encharcamiento en el terreno.

Es necesario tener conocimiento del tipo de suelo antes de aplicar las técnicas de riego, en el caso de los arcillosos no necesitan gran contenido de agua (almacenan humedad) siendo contrario para los suelos arenosos. El cultivo de la buganvilla en macetas puede influenciar en los sustratos, normalmente se pierde la humedad con mayor rapidez, por lo que necesita abundantes riegos o cambios del suelo  con regularidad.

Abono para la Buganvilla

El abono son sustancias orgánicas o inorgánicas que aportan nutrientes al suelo, están ricas en nutrientes y minerales que son asimilables por las raíces de las plantas, además son empleadas para conservar o incrementar la concentración de los elementos necesarios en el suelo, mejorando la calidad nutricional en el sustrato y favorecer el crecimiento vegetativo en el mismo.  En el caso de la Buganvilla, son empleados en época de floración, debido a que exigen una gran demanda  de nutrientes para un crecimiento apropiado de sus flores.

Se recomienda emplear abonos ricos en fósforo y en micronutrientes (abono completo), aplicado por 15 días continuos desde el inicio de su floración. Normalmente este tipo de planta es abonado según sus periodos de floración, en este caso son 3 en total primavera, verano y otoño.

Multiplicación de la Buganvilla

La multiplicación de las plantas está relacionada con la capacidad de reproducción de las mismas, es llevado a  cabo por dos sistemas básicos, como el sexual donde intervienen los órganos masculinos y femeninos  para poder obtener las semillas, normalmente influyen otros factores como la polinización o la acción del viento. El otro método es el asexual, la planta posee ambos órganos reproductores, siendo capaz de generar brotes de sí misma que son cortados y nuevamente sembrados.

La buganvilla puede ser reproducida por ambos métodos, principalmente por el asexual, donde se obtienen brotes o esquejes (ramas leñosas o semileñosas) de la planta, debe ser sembrada en al inicio del otoño en un sustrato que retengan la humedad, por ejemplo la fibra de coco, lana de roca entre otras, además se pueden emplear hormonas de enraizamiento que aportan mayores probabilidades  para la obtención de la planta.

Es recomendable obtener la Buganvilla de los viveros en macetas, debido que vienen con el tratamiento sanitario apropiado para ser cultivadas.

Poda de Formación

Los procesos de poda son conocidos por técnicas empleadas para recortar las plantas y árboles, consiste en  eliminar aquellas ramificaciones en mal estado o infectadas por alguna plaga, aplicadas para mejorar la estética de las especies principalmente si se encuentran en jardines, caminerias o zonas urbanas turísticas, además se recomienda desinfectar los utensilios empleados para evitar la propagación de plagas en la zona.

La buganvilla se caracteriza por ser una planta trepadora que se adhiere a las paredes, vallas metálicas, entre otros. Es recomendable aplicar podas periódicas para evitar el crecimiento desordenado, permitiendo redirigir su crecimiento y controlar su tamaño. Las especies de enredaderas necesitan ser podadas con regularidad ya que pueden generar la sensación de abandono o descuido del lugar. A continuación se describen algunas recomendaciones al momento de ser podada la Buganvilla:

  • La mejor técnica para los recortes de esta planta, es durante su tiempo de formación a finales del invierno hasta el inicio de la primavera, preferiblemente debe ser aplicado antes de su etapa vegetativa.
  • Eliminar los tallos jóvenes que sobresalen de su zona de cultivo y arruinan la estética de la planta a inicio de temporada.
  • Las Buganvillas al presentar una edad avanzada no tienen dificultad con las podas profundas (podas de rejuvenecimiento), caso contrario de las más jóvenes deben ser manipuladas con mayor cuidado.
  • Durante la temporada de invierno, es recomendable cortar los tallos laterales al sobresalir de su estructura central, esto se observa en la etapa vegetativa, periodo donde tienen mayor fuerza y vigorosidad.
  • Normalmente las plantas viejas suelen ser reemplazadas por otras más joven y resistente a las diferentes condiciones climáticas que son sometidas.

Plagas y Enfermedades

Las plantas se encuentran expuestas a las condiciones medioambientales como altas precipitaciones, movimientos tectónicos, fuertes vientos, lavado de los suelos, entre otros. Además del contacto con bacterias, microorganismos y hongos que se encuentran presentes en cualquier ambiente llegando adherirse a las especies vegetales, alterándolas y deformándolas hasta matarlas; actualmente existe un incremento de plagas y enfermedades que influyen en las plantas. La buganvilla puede ser afectada por las siguientes plagas a destacar:

  • Pulgón

Es un pequeño insecto miden entre 0,9 hasta los 3 milímetros, son de color verde, blanco, rojo, y negro (algunos tienen alas). Se alimentan de la savia de las plantas alojándose en el envés de las hojas y en sus puntos de crecimiento.

  • Mosca Blanca

Es un pequeño insecto de 1 milímetro con un color blanco polvoroso, alimentándose de la savia de las plantas y reduciendo su productividad. Representan una principal fuente de enfermedades que afecta a grandes extensiones de cultivos.

  • Araña Roja

Pertenece a la familia de los arácnidos, es una araña con un tamaño de 0,5 milímetros; este tipo de insecto forma una telaraña blanca entre las hojas y tallos afectados, protegiéndose de esta manera de los depredadores, en el caso de las plantas afectadas es recomendable cortarlas antes de afectar al resto.

Buganvilla en Bonsái

Los bonsáis son un arte empleado para cultivar árboles y plantas, controlando su tamaño, manteniéndolos inferior a lo natural, todo esto empleando técnicas de poda,  trasplante, iluminado, pinzado, entre otras. Las buganvillas son una especie muy usada para zonas de exteriores como jardines y áreas urbanas, en el caso de vivir en regiones con climas de baja temperatura es recomendable tenerlas en macetas, ya que es una planta de gran tamaño puede ser empleada como un bonsái, tomando en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Temperaturas templadas dentro del hogar para su buen desarrollo.
  • Ubicarlas en un área con contacto directo al sol para favorecer su floración de forma apropiada.
  • Emplear un sustrato con buen drenaje, preferiblemente debe ser mezclado con sustrato universal mantillo y arena de río que favorezcan su crecimiento.
  • El riego debe ser 2 o 3 veces por semana en las temporadas de verano, mientras que en las épocas de invierno una vez cada semana.

Variedades de Buganvilla

La buganvilla es un tipo de planta muy buscada para decoraciones de interiores como hogares, oficinas y habitaciones, por lo que existen varias especies para ser cultivadas en macetas.  A continuación se destacan las más buscadas:

  • Miss Alice, trata de una especie arbustiva con flores blancas.
  • Bambino Baby Sophia, consiste en una especie bastante pequeña con una floración anaranjada.
  • Rosenka, Singapore Pink y Vera Deep Purple, muy populares por su coloración rosada y su fácil adaptación en macetas.
  • La Jolla, Crimson Jewel y Oo-La-La conocidas por sus nombres peculiares, capaces de adaptarse con facilidad a las macetas y jardines.

Esperamos este artículo haya sido de ayuda, te dejamos otros que seguro te interesarán:

Flores de Primavera

Selva Seca

Efecto Invernadero

(Visited 237 times, 1 visits today)

Deja un comentario