Características del Acebo y su Cuidado

La planta de Acebo (Ilex aquifolium),  es un pequeño árbol muy popular durante la época navideña por sus brillantes hojas, rojos frutos y característico borde aserrado de sus hojas. Debido a esto, muchas personas quieren tener un árbol de Acebo en su jardín. Para ayudarte, en este post podrás conocer las características de esta planta y cómo cuidarla. Sigue leyendo este interesante artículo.

El Acebo

El árbol de Acebo se caracteriza por tener una altura de entre 6 a 15 metros, sus frutos parecen pequeñas bolitas de navidad de color rojo (no comestibles), que tiene hojas perennes, es decir que no se caen en ciertas épocas del año, permite disfrutar de su belleza en todas las estaciones del año. Es un árbol ornamental, muy cultivado en jardines externos por su resistencia a las heladas, esto ha conllevado, a ser apreciada como una bella planta de navidad.

La costumbre de asociar al Acebo como una planta navideña, es porque la Iglesia Católica la introdujo para suplantar al muérdago. La planta de muérdago, es una planta que por tradición se usaba en las fiestas Navideñas para decorar las mesas y puertas de las casas. Según la iglesia católica es de origen pagano y, por esto que busco de reemplazar por el árbol de Acebo.

Características

El acebo (Ilex aquifolium), es un arbusto de unos 6 a 15 metros de altura con un tronco recto, el color de su corteza es verdosa, que cambia a medida que se desarrolla a gris oscuro, copa densa y porte piramidal. Es un árbol perennifolio, con hojas simples, alternas, borde aserrado y muy espinoso cuando están jóvenes. También en las ramas bajas de los arbolitos de Acebo cuando adulto. Sus hojas duran 5 años, al cabo de ese tiempo nacen nuevas hojas. El color de sus hojas es verde brillante en la cara superior o haz y verde amarillento y de aspecto mate por el envés.

Por ser una planta dioica, presenta flores femeninas y flores masculinas. Las flores masculinas pueden llegar a tener 9 milímetros de diámetro, a diferencia de las femeninas que son un poco más pequeñas. Crecen algunas como flores solitarias y otras crecen en inflorescencia tipo racimo. Son de color blanco, rosadas o incluso con tonos púrpura.

Lo que los vuelve un atractivo arbolito, son los frutos carnosos, globosos, de color rojo o amarillo al madurar, durante el mes de octubre o noviembre, permaneciendo durante toda la estación de invierno en el árbol. Sus frutos son drupas con cuatro o cinco semillas. Tanto por la belleza de sus brillantes hojas y sus frutos, son su punto focal, que lo convierten en una planta muy atractiva para ser usado como árbol ornamental.

Acebo

Distribución del Acebo

Estos árboles son originarios del oeste asiático y del continente europeo. Estos árboles habitan los sotobosques de robledales y hayedos, como ejemplares solitarios. En su habita natural, se puede comportar como especie dominante. Le gustan los ambientes húmedos y sombríos, por vivir en el sotobosque de los bosques y laderas de umbría. Se distribuyen hasta los 2000 metros de altura, en lugares con suelos preferiblemente silíceos y sueltos.

Es una planta protegida

Pocas son las plantas que sus frutos maduran en la estación de invierno, conllevando esto que sea alimento para muchas especies, en esta dura época del año en que escasean los alimentos. Siendo por esto, una planta con un importante valor ecológico. Como es el caso del ave protegida en España el urogallo (Tetrao urogallus), que se alimenta de los frutos de Acebo, y en caso de faltar los frutos, se alimentan de sus hojas.

Por ser una planta muy solicitada para temporada navideña, los viveros cultivan plantas de Acebos con el propósito de ofrecer Acebo en las fiestas navideñas. A fin de proteger las poblaciones naturales de Acebo, existen planes para reforestar algunos bosques experimentales con Acebo.  Cada 9 de diciembre, se celebra unas “Fiestas de Acebo” en conmemoración a este árbol. En la provincia de Soria se encuentran una superficie de 1.500 ha. de Acebos  de origen natural en la localidad de Oncala.

Cuidados para esta planta

Si bien es un árbol que se cultiva en patios externos, se sugiere sea sembrada en lugares con sombra y que corra la brisa, esto se debe a que en la naturaleza los arboles de Acebo, nacen entre los otros árboles del bosque. Requiere de alta humedad del ambiente y suelos húmedos. Por esto se tiene que regar con frecuencia.

A parte de estos cuidados de evitar la exposición solar y cultivar en un suelo que este humedecido, no es exigente con el uso de fertilizantes u otro producto agroquímico. Si bien no es una planta exigente en su mantenimiento, se recomienda realizar una rutina de mantenimiento, para saber que puedes mantener este árbol por mucho tiempo.

La poda de este árbol se sugiere llevarla a cabo en las estaciones de otoño e invierno. Sería una poda de renovación, con el objetivo de ayudarle a que crezcan ramas más fuertes durante la estación de primavera. Asimismo, la poda ayudará a que se desarrollen más hojas y su follaje sea más abundante y más vigoroso.

Diferentes Usos del Acebo

Como se ha referido antes es un árbol muy apreciado durante las fiestas de navidad, por coincidir la maduración de sus frutos con la estación de invierno. Estos frutos son pequeñas bolas de color rojo o amarillos que junto con sus verdes y brillantes hojas, de bordes irregulares, son un atractivo para elaborar adornos navideños, como centros de mesa, coronas de acebo. También como planta en maceta, tiene usos medicinales, maderables, entre otros.

Centros de mesa

Por el contraste de sus colores verde y rojo, el Acebo es muy utilizado para elaborar centros de mesa. Este arreglo se complementa con otras plantas y flores secas que con sus colores amarillo ocre y marrón, producen un efecto visual muy bonito.

Para elaborar una corona

En la decoración navideña suelen utilizarse coronas, para colocar en las puertas y ventanas. El Acebo es utilizado para la elaboración de Coronas de Acebo, esta planta se usa junto con la de muérdago (Viscum album), una planta trepadora muy utilizada para hacer coronas navideñas. Para hacer la corona navideña con Acebo, se construye un circulo, entre tejiendo ramas o se usa una base redonda y se le van insertando las hojas que se quieren colocar.

Planta de interior

En los viveros puedes conseguir arbolitos de Acebo en maceta, estos los puedes cultivar dentro de las viviendas. Sembrada de esta manera durante un tiempo podrás usar como planta decorativa y ubicarla en un rincón vacío de la casa.

Acebo

Uso medicinal

La planta de Acebo ha sido utilizada desde tiempos antiguos, en libros con textos de Aristóteles, este le llamaba “paliuro”. Sus propiedades medicinales se deben a la ilicina (ilixantina) que se encuentran en sus hojas, así como otras sustancia fitoquímicas como: ácido cafetánico, dextrosa, goma y cera.

Es usado como diurético y laxante, preparándole en infusión de sus hojas cocidas. Se debe tener precaución con sus frutos porque si los comes te pueden pulgar. Si aumentas las dosis puede causar vómitos muy fuertes. Lo puedes usar como tonificantes, macerando en vino trocitos de sus  hojas.

Uso para cacería

En libros sobre plantas del siglo XVIII, se puede leer como en las prácticas de cacería usaban el Acebo para hacer ligas de acebo. Esta se elabora con la corteza de acebo de su tronco y ramas, debido que los mismos tienen elementos fitoquímicos como: hidrocarburo iliceno, ácidos grasos, pectina y viscina. Se cocina y fermenta (enterrada) la corteza y, de aquí se logra la liga de Acebo para cazar pájaros.

En la actualidad la cacería con liga para cazar aves, por no ser una práctica selectiva para capturar aves. Esta liga, es una sustancia viscosa con la que se embadurna la madera del comedero. Al llegar a comer, los pájaros quedan pegados de sus plumas. Estas ligas para cacería también se elaboraba con planta de muérdago (Viscum álbum) y de ajonje (Andryata ragusina).

Uso en ebanistería

La madera de este árbol es muy bien apreciada en la carpintería. Es una madera muy pesada y dura, que en el agua no llega a flotar parecido como sucede con la madera de boj (Buxus seepervirens), el palo santo (Bulnesia sarmientoi), así como otras maderas. No se observan vetas que sirvan de guía, por lo que se hace difícil de trabajar.

Se hacen trabajos de tornería, culatas de armas de fuego, marquetería, entre otros. La madera de veste árbol fue utilizada en la restauración del Palacio Real de Madrid en el año de 1738, para usarlas en los marcos de las ventanas, por su dureza y resistencia  a la humedad. Por ser una madera que acepta bien las tinturas se han hecho con ella imitaciones del ébano (Diospyros ebenum).

Acebo y Muérdago

Ambas plantas el Acebo y el muérdago, son usadas para usos similares y sus usuarios tienden a llamarlas con los mismos nombres y confundir una con otra, aunque son plantas morfológicamente muy diferentes, es decir que no sé parecen en nada. Ambas se usan como plantas medicinales, para elaborar  adornos navideños y también para elaborar liga para usos cinegéticos.

El Acebo (Ilex aquifolium), es un árbol de hasta unos 15 metros de alto, con frutos tipo drupa, que parecen pequeñas bolitas de navidad de colores verdes cuando joven y al madurar cambian a rojo y amarillo. Se distingue porque sus frutos maduran en invierno y le garantiza alimentos a muchas especies de animales.

En cambio el muérdago (Viscum Album), es una planta con hábito herbáceo, que sus tallos de unos 50 centímetros de largo, se fijan en los árboles para usarlo como hospedero y sustrato. Sus frutos son tipo baya de color blanco y se parecen uvas, de menores tamaños y traslucidos. Por ser una planta parásita tiende a convertirse en plaga en las plantaciones forestales.

Te invito a conocer otras plantas como, leyendo los siguientes post:

(Visited 546 times, 2 visits today)

Deja un comentario