Las Causas y Tipos de Contaminación del Suelo

En la actualidad existen muchos Tipos de Contaminación del Suelo, más allá de simplemente tirar desperdicios en las calles o áreas verdes. Si deseas conocer todo sobre este tema y aprender cómo poder solucionarlo, le invitamos a seguir leyendo este interesante artículo donde presentaremos las diversas causas, las consecuencias y los principales tipos de contaminación que presentan los suelos.

TIPOS DE CONTAMINACIÓN DEL SUELO

Tipos de Contaminación del Suelo

La contaminación del suelo se puede dividir aproximadamente en dos categorías. El primero de ellos es la contaminación natural, que es donde algunos contaminantes se acumulan naturalmente en el suelo. Esto puede ocurrir debido a la diferente deposición del suelo por la atmósfera. Nuevamente, se puede señalar que otra forma en que este tipo de contaminación del suelo puede ocurrir es transportando los contaminantes del suelo con agua de lluvia.

Un ejemplo de contaminación natural del suelo es la acumulación de compuestos que contienen el anión perclorato en algunos ecosistemas áridos y semiáridos. Es importante notar que algunos contaminantes pueden ocurrir naturalmente en el suelo bajo ciertas condiciones ambientales. Para explicar esto, se puede mencionar como ejemplo que, los percloratos que contienen cloro y ciertos metales se pueden formar en el suelo durante una tormenta.

Otro tipo de contaminación del suelo es la antropogénica, que agrupa todos los tipos de actividad humana que pueden conducir a esta situación. Entre los que podemos mencionar casos como la demolición de edificios antiguos que pueden implicar la contaminación del suelo cercano con amianto; el uso de pintura a base de plomo durante las actividades de construcción debido a concentraciones peligrosas de plomo; las fugas de gasolina y gasoil durante el transporte pueden contaminar el suelo con los hidrocarburos que se encuentran en el aceite.

Por supuesto, este tipo de contaminación del suelo también abarca actividades asociadas con las fundiciones de metales y las actividades mineras subterráneas, que pueden provocar la contaminación de la tierra con metales pesados; la eliminación inadecuada de desechos químicos o industriales altamente tóxicos, como el almacenamiento de los mismos en vertederos, pueden incluso contaminar las aguas subterráneas; además, los plaguicidas químicos contienen varias sustancias peligrosas que, cuando se usan de manera excesiva e ineficaz, pueden causar la contaminación del suelo.

Causas que originan la Contaminación del Suelo

Es importante comprender que todos los suelos contienen compuestos que son dañinos para los humanos y otros organismos vivos. Sin embargo, la concentración de tales sustancias en suelos no contaminados es tan baja que no representan una amenaza. Cuando la concentración de las sustancias es alta como para dañar a los organismos vivos, se dice que el suelo está contaminado. Por tal motivo, las causas que originan los tipos de contaminación del suelo son: agricultura terrestre con uso inadecuado de plaguicidas; actividad industrial; y finalmente, mala gestión o eliminación ineficaz de residuos.

Sin embargo, también se puede decir que algunos de los contaminantes del suelo más peligrosos son las sustancias xenófobas, que son sustancias que no se consiguen de manera natural en la naturaleza y que son sintetizadas por el ser humano. Uno de estos elementos es la presencia de metales pesados ​​en el suelo que pueden volverlos muy tóxicos para los humanos. Otro xenófobo son los hidrocarburos aromáticos policíclicos, que se producen con la transformación del carbono y afectan la tierra y el aire gracias a los automóviles, los cigarrillos y la extracción de aceite.

Además, se vierten al suelo residuos industriales como solventes industriales clorados, dioxinas que se producen en la fabricación de plaguicidas y la incineración de residuos, plastificantes y plásticos PCB. La industria del petróleo, a su vez, produce una gran cantidad de desechos de hidrocarburos de petróleo. Se sabe que algunos de estos desechos, como el benceno y el metilbenceno, son cancerígenos. Por otro lado, también se consideran los plaguicidas que se utilizan para matar o inhibir el crecimiento de plagas, distinguiéndose tres tipos: herbicidas, insecticidas y fungicidas.

Consecuencias de la Contaminación

Todo tipo de contaminación del suelo genera consecuencias negativas que afectan a todos los seres vivos y al ecosistema en su conjunto. Todos estos contaminantes pueden existir en las tres fases (sólida, líquida y gaseosa). Por tanto, estos pueden entrar al cuerpo humano a través de diversos canales, como el contacto directo con la piel o la inhalación de polvo de suelo contaminado. Los efectos a corto plazo de la exposición humana al suelo contaminado incluyen dolor de cabeza, náuseas, vómitos, tos, dolor de pecho, sibilancias, así como irritación de la piel y los ojos e incluso, fatiga y debilidad.

Sin embargo, la exposición prolongada a altos niveles de plomo puede causar daños permanentes al sistema nervioso. Además, puede provocar depresión del SNC, dañar órganos vitales como el riñón y el hígado y, supuestamente, aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. Cabe señalar que muchos contaminantes del suelo, como los hidrocarburos del petróleo y los disolventes industriales, se han relacionado con trastornos innatos en los seres humanos. Por tanto, la contaminación del suelo puede tener varios efectos negativos sobre la salud humana.

De hecho, los seres humanos no son los únicos afectados, las plantas y los animales también se ven afectados. Dado que el daño del suelo suele ir acompañado de una disminución en la disponibilidad de nutrientes, la vida vegetal deja de prosperar porque, por ejemplo, los suelos contaminados con aluminio inorgánico pueden ser tóxicos para las plantas. Además, este tipo de contaminación a menudo aumenta la salinidad del suelo, haciéndolo inhóspito para el crecimiento de la vida vegetal.

En el caso del medio ambiente, dado que los agentes causales volátiles pueden ser transportados a la atmósfera por los vientos o pueden filtrarse hacia las reservas de agua subterránea, el impacto contribuye directamente a otros como el aire y el agua. Incluso provoca la creación de lluvia ácida. Por su parte, los suelos ácidos son inhóspitos para diversos microorganismos que mejoran la estructura del suelo y ayudan a descomponer la materia orgánica. Además, los rendimientos de las plantas se ven fuertemente afectados por esta forma de contaminación.

Soluciones a la Contaminación del Suelo

Se han desarrollado varias tecnologías para abordar la remediación del suelo. Algunas estrategias importantes seguidas para la remediación del suelo podrían ser la excavación y el posterior transporte de suelo contaminado a lugares remotos y deshabitados. También la eliminación de contaminantes mediante saneamiento térmico, es decir, se aumenta la temperatura para que los contaminantes se vuelvan vapor, y después sean recolectados. Además, existe la recuperación que usa microorganismos y plantas para descontaminar.

Si le gustó este artículo sobre las Causas y los Tipos de Contaminación del Suelo y desea aprender más sobre otros temas interesantes, puede revisar los siguientes enlaces:

(Visited 108 times, 1 visits today)

Deja un comentario