¿Qué es el Suelo Arcilloso?, Características y Cuidados

Los Suelos pueden llegar a considerarse como uno de los más importantes para el desarrollo de la vida en el planeta tierra, existiendo diferentes tipos y variedades que alimenta las riquezas de nuestro mundo; en el siguiente artículo conoceremos sobre uno de los suelos más empleados en la jardinería y alfarería conocido como el Suelo Arcilloso.

suelo arcilloso

¿Qué es el Suelo?

El suelo corresponde a la capa superficial que posee la corteza terrestre, que se llega  a considerar como uno de los recurso naturales más importantes para el desarrollo de la vida y para permitiré le crecimiento de los recursos. Al hablar sobre el suelo se está haciendo referencia a todos los elementos que surgen del planeta tierra, por ello se diferencia a la definición de tierra.

Englobando los elementos más esenciales para su efectivo funcionamiento que son la materia mineral, la cual se encarga de componer las diversas zonas rocosas y minerales (arcilla, limo); la materia orgánica corresponde a la respectiva acumulación de todos los residuos de las plantas y de los animales; agua que es retenida que se encarga de otorgarle propiedad a la mayor o menor concentración de las sales y el aire que se encuentra en los poros de la superficie.

El suelo corresponde a una de las principales variables que pueden llegar a influenciar en el desarrollo de sano de los diferentes cultivos, además de otros factores como el clima, la luz y el agua. Siendo los principales factores que permiten el buen y apropiado desarrollo de los suelos.

Un suelo puede interpretarse como un sistema abierto y policomponente, debido a todos los elementos que participan en el mismo. Atribuyéndose este tipo de definición para los diversos intercambios de materia que suceden en su respectivo entorno, destacando el hecho que se encuentra compuesto por una gran cantidad de moléculas que pueden ser orgánica y otras inorgánicas marcando la diferencia de componentes que hacen que existan diversos tipos de suelo.

En los suelos se llegan a presentar tres tipos de fases, como la gaseosa encargado de representar las diversas aberturas que no se encuentran cubiertos por agua sino que se encuentran disponibles y ocupados por aire, siendo fundamental para el desarrollo de las raíces y las plantas. La segunda fase corresponde a la líquida encargada de transportar todos los nutrientes en la corteza y la fase sólida corresponde a la sólida siendo referencia a la zona dura y compacta.

suelo arcilloso

El suelo puede llegar a presentar diferentes tipos de evolución, las cuales se llegan a originar por los diversos fenómenos geológicos. Biológicos e hidrológicos, las cuales llegan a influenciar drásticamente en los organismos que se encuentran dentro de su sistema y habitan dentro de él y siendo parte de todas las precipitaciones y lixiviaciones dentro de todas las reacciones química y biológica dentro de la corteza.

Características de los Suelos

Los suelos se pueden llegar a considerar un elemento con un conjunto de características físicas y químicas, debido a estas propiedades pueden llegar a ser estudiados en diferentes puntos de vistas, naciendo diferentes ramas científicas como la edafología que se enfoca en realizar análisis previos para poder seleccionar el emplazamiento que puede ser aplicado para cultivos en específico para poder ser desarrollado efectivamente.

El suelo es un factor muy importante en la agricultura, donde se toman en cuenta diversos factores como el drenaje, porosidad, profundidad, composición química  y textura, donde influirán con diversos elementos que juegan un papel importante como el pH, materia orgánica, humedad, entre otros.

Suelo Arcilloso

Entre los diferentes tipos de suelos se destacan en este caso los suelos arcillosos, el cual se encuentra compuesto por diversas partículas, corresponde a un tipo de suelo donde predomina la arcilla y otro tipo de partículas. Destacando en todo momento que los suelos no solo poseen arcillas sino corresponde a una gran mezcla de elementos secundarios que benefician sus propiedades.  Se consideran como un tipo de suelo que suelen ser muy pesados  y poseer una gran densidad,  además de estar compuestos por piedras y gravas en gran proporción.

Entre los distintos tipos de suelos, los más destacados son los de mayor porcentaje de arenas, seguido de los arcillosos y por último del limo. Siendo muy destacados los arcillosos por llegar a retener agua, dependiendo a sus condición microscópica aquellas que poseen una textura gruesa suelen perder el agua con gran facilidad, mientras que las de condición más fina poseen mayor porcentaje de retención de agua, además de llegar a dejar muy poco espacio para fase gaseosa en el suelo, por lo que suelen aumentar las probabilidades encharcamiento que asfixian las raíces.

Normalmente los suelos arcillosos suelen llegar a presentar inundaciones con mucha facilidad y también pueden llegar a presentar compactación que suelen ser muy difíciles para las raíces que son formadas dentro de sí. A pesar de ello pueden llegar a retener nutrientes con mucha facilidad, esto se atribuye a que las arcillas a que las arcillas presentan cargas negativas siendo capaz de atraer minerales en forma de cationes (carga positiva) tales como, calcio (Ca), magnesio (Mg), hierro (Fe) y el aluminio (Al), debido a ello dentro de su estructura se forman complejos arcilla- húmicos (nutriente vegetal).

Una de sus principales propiedades es que pueden llegar a definir todo el tamaño de sus partículas, incluso llegando a modifica su estructura y forma, debido que su composición principal es la arcilla, por lo que se le atribuye un gran peso y de forma pegajosa por su alta retención de humedad, siendo un suelo muy esencial en zonas con carencia de agua y altas temporadas de sequía.

Se considera como uno de los suelos más buscados para desarrollos artesanales y esto se tribuye a su facilidad para ser manejados y manipulados  principalmente cuando se encuentra húmedo, permitiendo conseguir la forma adecuada incluso cuando se encuentra seca, por lo que se emplea para construir vasijas, algunos recipientes y los materiales más habituales dentro de la artesanía y alfarería.

Destacando que no todos los suelos arcillosos poseen las mismas propiedades con respecto a la pesadez, impermeabilidad y dureza al momento de secarse, debido que no poseen un buen drenaje puede llegar acumular el agua en las zonas bajas del suelo, siendo muy perjudicial para el cuidado de los cultivos, por lo que se debe control del riego para evitar encharcamiento

Una de las características negativas de este tipo de suelo son su gran expansión y contracción del volumen y esto se debe a su alta retención hídrica generando conflictos para el buen desarrollo de las raíces y la germinación de semillas; además que puede llegar a aumentar la temperatura del suelo y disminuyendo la buena germinación de las semillas.

Características del Suelo Arcilloso

El suelo arcilloso es un tipo de suelo muy buscado principalmente por alta capacidad para almacenar los minerales, debido que no necesita ser abonado para mejorar sus propiedades y por lo tanto necesita fertilizantes, siendo un caso completamente distinto al ser otro tipo de suelo como el arenoso que deben ser abonados y fertilizados en diferentes oportunidades para favorecer los minerales presente en el suelo.

Debido al tipo de textura que posee el suelo arcillosos puede llegar a ser manipulado como un chicle, incluso formándose bolas que llegan a ser como tiras de arcilla, por lo que puede llegar a ser muy fácilmente moldeado, siendo muy similar a la plastilina, de esta manera puede ser fácilmente identificado por aquellos que deseen emplearlos en artesanías y alfarerías.

Además de ser un suelo impermeable siendo una propiedad muy importante al destacar que posee la capacidad de retener el agua, esto se atribuye a su composición en arcilla, por lo tanto al mojarse no va a permitir la entrada del agua con facilidad por lo que quedará completamente embarrado, una vez se encuentra completamente seco puede llegar a tener una apariencia bastante árida, formándosele grietas y fisuras.

Al encontrarse completamente seco puede que no se rompa si es manipulado correctamente mientras se encuentre húmedo por lo tanto es suave, a diferencia de los suelos áridos seria lo contrario debido que se descompondrá en pequeños trozos de tierra seca y finalmente en partículas de suelo arenoso.

Suelo Arcilloso para el Cultivo

Los suelos arcillosos se caracterizan por llegar a poseer un alto contenido de arcillas que le otorgan propiedades de retención y atracción de minerales con gran facilidad, por lo que suele ser muy empleada para el cultivo y la jardinería, siendo muy favorable para el crecimiento de plantas y la germinación de semillas con un tratamiento adecuado.

En este caso se destaca al ser empleados en césped, donde se recomienda eliminar la zona superior que se conoce como el fieltro siendo los 2 hasta 3 centímetro de su superficie; esto es recomendable debido que en esta zona suelen acumularse los restos de hierbas y las raíces que pueden llegar aumentar su impermeabilidad, dificultando el fluir del agua en todo el sistema del suelo. Por lo que también suelen ser eliminado las hierbas y los restos de plantas por lo menos una vez al año, siendo recomendable en los tiempos de primavera.

Destacando también el hecho de que el suelo queda completamente húmedo luego de ser sometido a largos periodos de precipitaciones e incluso de riego, puede llegar a generar que le agua que se esté aplicando o acumulando no penetre en el suelo por lo que quedará completamente retenida y generando diferentes tipos de charcos, en este tipo de caso lo más recomendable es llegar a realizar drenajes para evitar que la acumulación de agua provoque que se pudran y también generan que las plantas cultivadas también lleguen a pudrirse.

En este caso destacando la importancia de mantener drenados los suelos arcillosos los cuales al ser sometidos a grandes cantidades de agua afecte las propiedades del suelo, incluyendo las plantas que lleguen a generarse y nacer en su superficie, de esta manera puede llegar a conservarse la especies.

Siendo un tipo de suelo muy empleado para la siembra de algunas plantas en específicos como la menta y el nogal, son un tipo de planta que deben ser plantadas exclusivamente en suelos arcillosos. Además siendo muy aplicado para las plantas aromáticas y muy características para ser cultivadas de forma ornamental, por ello se destaca la mental además de ser un tipo de planta muy buscada por su madera en el área de la carpintería y de algunos frutos.

Cuidados del Suelo Arcilloso

Las plantas suelen ser uno de los principales elementos que son muy cuidados para la obtención de un producto sano y óptimos, en este caso se destaca el cuidado que deben tener los suelos para garantizar que sus propiedades sean las mejores para un crecimiento apropiado en la planta.

En el suelo arcilloso siempre lo más recomendable es mantener sus propiedades y características más ideales, por ello se puede llegar a mejorar sus cualidades manteniendo un conjunto de acciones específicas, siendo muy recomendable llegar aplicarle materia orgánica que poseen una forma de composta de esta manera se puede llegar a lograr que posean unas propiedades esponjosas y también aireadas.

Además que pueden llegar a ser mezclados con diversos minerales o componentes como la arena y otros elementos que puedan mantener su permeabilidad como característica esencial, de esta forma se controla la excesiva retención de agua que puede llegar a presentar estos suelos, colaborando para llegar a obtener u sustrato muy nutritivo y productivo para ser empleado en la jardinería y ene cultivo. Este factor puede llegar a influir en la obtención de cosechas y la calidad del fruto producido.

Esperamos este artículo haya sido de ayuda te dejamos otros que seguro te interesarán:

Beneficios del Reciclaje

Azucena

Causas de la Deforestación

(Visited 837 times, 1 visits today)

Deja un comentario