¿Qué es un Ecosistema Natural? Tipos y Características

El ecosistema natural es un conjunto de escenarios naturales que se han desarrollado a lo largo y ancho del mundo por millones de años sin ningún tipo de interferencia humana. ¿Qué son? y ¿Cuáles pueden existir?, son preguntas que en este artículo responderemos, por lo tanto, te invitamos a leerlo.

ECOSISTEMA NATURAL

¿Qué es el ecosistema natural?

Lo primero que toda persona interesada en el tema y lógicamente hablando, se debe explicar qué es un ecosistema. En principio es un componente básico de un medio ambiente. Consiste en componentes bióticos y abióticos y sus interacciones continuas entre sí. En términos generales, los ecosistemas se pueden clasificar en dos tipos, a saber: Ecosistema natural, que básicamente son en los que no hay interacción humana en su formación; y el Ecosistema artificial, donde sí hay una clara intervención del hombre en la formación del medio ambiente.

Un ecosistema natural es una comunidad de entidades vivas y no vivas y ocurre libremente en la naturaleza. Cada componente interactúa como una unidad combinada a través de procesos físicos, químicos y biológicos. El factor que distingue a los ecosistemas naturales de otros ecosistemas es que son completamente naturales. Sus interacciones no están influenciadas de ninguna manera por la actividad humana como se ve en el caso de los ecosistemas artificiales.

Por otro lado, se puede mencionar que, los componentes o elementos de los ecosistemas naturales que causan estas interacciones muy dinámicas son el suelo, la luz solar, el aire, el agua, las plantas, los animales y los microorganismos. Cada uno de estos factores del ecosistema están asociados directa o indirectamente. Entre los ejemplos más comunes tenemos, los niveles de temperatura o clima fluctuantes que pueden llegar afectar el crecimiento de las plantas.

Diferencias entre ecosistema natural y artificial

Entre las grandes diferencias que se pueden mencionar entre un sistema u otro, la más destacable es que en los ecosistemas naturales el entorno biológico ocurre libremente en la naturaleza en lugar de ser creado por el hombre. En cambio, en los artificiales, son ecosistemas creados por el hombre para obtener beneficios comerciales o de otro tipo, en otras palabras, estos ecosistemas son modificados por los humanos para su propio beneficio y pueden ser terrestres o acuáticos.

Tipos de ecosistemas naturales

El tamaño de cada ecosistema varía. En la tierra, los ecosistemas están interconectados para formar un bioma: tierra o atmósfera, el área del mar, los bosques, los arrecifes, etc. Dependiendo de los hábitats, los biomas están conectados entre sí y poseen varios ecosistemas. Hay dos tipos principales de ecosistemas naturales: Ecosistema terrestre, basado en todo lo que se encuentra en la tierra; y el Ecosistema acuático, a base del agua. Hay varios otros tipos de ecosistemas, sin embargo, a continuación, se explicarán los diferentes sistemas o medios ambientes que se agrupan en los dos anteriormente mencionados.

Ecosistema marino

Son las más extensas que se pueden conseguir, debido a que cubre las 2/3 partes del mundo y su principal característica es que tienen una enorme cantidad de sal en su composición, a diferencia de sus contrapartes. Representan más del 97% del suministro de agua del planeta y el 90% del espacio vital. Este ecosistema natural incluye sistemas cercanos a la costa, como marismas, praderas de pastos marinos, manglares, zonas intermareales y arrecifes de coral. A su vez,  se caracterizan por la comunidad biológica de organismos asociados y su entorno físico.

Ecosistema natural de agua dulce

Este tipo de ecosistema natural incluye cualquier formación dinámica de ambientes con agua dulce como: ríos, lagos y pantanos, entre otros. Se puede diferenciar de la agrupación de mares y océanos, gracias a la ausencia de contenido de sal en su composición. A lo largo de los años, cada uno de los ambientes dinámicos que lo componen se ha distinguido según su temperatura, la penetración de luz, nutrientes y vegetación. Por otro lado, podemos decir, que su división integra los llamados lénticos (esencialmente todo tipo de agua estancada) y lóticos (integrando todo tipo de agua corriente).

Ecosistema de desierto

El ecosistema del desierto se puede ver tanto en el Ártico como en los trópicos. Como se supone, no todos los desiertos son calurosos. Algunos tienden a hacer viento. La característica más llamativa de este ecosistema es la cantidad de precipitación que recibe, que es la menor en comparación con cualquier otro ecosistema. Algunos desiertos están formados por rocas, mientras que otros tienen dunas de arena. La flora es muy rara, pero aquí se encuentran especies de animales e insectos altamente adaptables. Algunos desiertos más importantes son:

Lençois Maranhenses: Es un gran ecosistema natural arenal ubicado en el gran país del sur del continente americano, es decir, Brasil, específicamente en el estado de Maranhão en el noreste del país. Es un parque nacional que alberga un desierto de dunas blancas que tocan la costa y luego ingresan al continente por 50 kilómetros. Las acumulaciones de agua que se forman entre junio y septiembre como consecuencia de las lluvias son especialmente atractivas.

Atacama: Es el más seco del mundo y está ubicado entre los países Perú y Chile, se le conoce como un ecosistema natural desértico andino que cuenta con unos 105.000 km2 de extensión. Entre las curiosidades más resaltantes que se puede decir sobre ello, es que es una zona que puede presentar un período de lluvia cada 3 siglos; además, como en todo desierto, las temperaturas pueden variar mucho ya que, en el día puede llegar hasta unos 20 a 30 grados Celsius y en las noches caer hasta unos 25 grados. Como dato adicional, es el escenario de la carrera desértica de automóviles más famosa del mundo, la Dakar.

ECOSISTEMA NATURAL

Sahara: Es el desierto caliente más grande del planeta, con una superficie que supera los 9 millones de kilómetros cuadrados. Se encuentra en la parte norte del continente africano, que divide en dos zonas: el Mediterráneo, en el norte y el sur del Sahara, en el sur. Al este está el Mar Rojo y al oeste el Atlántico. Su edad es superior a los 2 millones y medio de años y el nombre proviene de una palabra árabe que se traduce como desierto.

Ecosistema forestal

El ecosistema forestal se clasifica en función del clima, que puede ser tropical, templado o boreal. En las zonas templadas, el ecosistema forestal puede ser de tipo caducifolio, conífero o una combinación de ambos tipos de flora. Los trópicos tienen ecosistemas de selva tropical que incluyen el ecosistema animal y vegetal más diverso en comparación con cualquier región del planeta. En esta región, los árboles crecen altos, con un follaje más denso y un ambiente húmedo donde las especies se encuentran desde las raíces hasta el dosel.

Ecosistema natural de Tundra

Es una clase de ecosistema natural que se sabe que tiene una superficie influenciada por el clima glacial y con poca presencia de flora grande. La superficie es muy plana, el suelo está cubierto de musgos y líquenes. Áreas importantes de este ecosistema natural se ubican en el norte del planeta, en la denominada zona ártica, destacándose entre Alaska en Estados Unidos y Siberia en Rusia. En el hemisferio sur, es posible encontrar porciones de tundra en el extremo sur de Argentina y Chile, las islas subantárticas y áreas del norte de la Antártida cerca del nivel del mar.

Varios estudios han demostrado que 1/5 de la superficie terrestre tiene este tipo de ecosistema natural. Por otro lado, se pueden destacar dos clases: la montaña (ubicada en lugares con grandes alturas) y la ártica (estas son las que están más cerca del nivel del mar y a diferencia de la otra, tiene una poco más de flora). La geología llama permafrost a la capa de hielo permanente que existe en la superficie del suelo en regiones con temperaturas muy bajas. En la tundra, grandes áreas congeladas en invierno se convierten en pantanos o ciénagas cuando aumenta la temperatura, porque el permafrost no permite que el agua de deshielo se infiltre.

Focas, leones marinos, osos polares y lobos son algunos de los animales que habitan la tundra. Otras especies, como los renos, migran a otras áreas durante las épocas más frías del año. En cuanto a la flora, generalmente no supera los 10 centímetros de altura debido a la acción del viento. El derretimiento de los casquetes polares ha puesto a la fauna de la tundra en peligro de extinción y el oso polar es una de sus principales víctimas. Lamentablemente, no existen medidas concretas para combatir esta situación.

ECOSISTEMA NATURAL

Ecosistema de pastizales

Son todos estos ambientes terrestres con grandes extensiones de praderas o mucha hierba, los que se utilizan para la alimentación y desarrollo de muchos seres vivos, incluidos los humanos. También se puede decir que el término pradera también se usa mucho para designar tierras herbáceas; sin embargo, el uso generalizado de otros términos como sabanas y estepas ha limitado en cierto sentido el uso de pastizales a los pastizales de América del Norte. Más de una cuarta parte de la Tierra está cubierta de pastizales. Los pastizales se encuentran en todos los continentes excepto en la Antártida, y estos constituyen la mayor parte de África y Asia.

Existen diferentes tipos de pastizales, para distinguirlos se les llama con diferentes nombres como pastizales, estepas, llanuras, sabanas y pampas. Los pastizales prosperan en lugares donde no hay suficiente agua de lluvia para que se desarrolle un bosque, pero donde hay demasiada para que exista un desierto. Los prados solo están llenos de hierba (hierbas). Los campos de trigo se consideran pastizales, aunque casi siempre se cultivan. Durante las estaciones frías, la hierba se adormece hasta que vuelve a ponerse verde.

Conservación del ecosistema natural

Para finalizar nuestro artículo sobre los diferentes medios ambientales del planeta, se debe realizar un significativo llamado a promover la conservación de los ecosistemas, ya que, como se mencionó anteriormente, cada uno de estos es el hogar y el sitio para el desarrollo e interacción de una variedad de fauna y flora. Esto se puede lograr mediante la educación, el reciclaje y el consumo responsable, lo cual hará un importante cambio positivo para el futuro.

Si le gustó este artículo sobre el ecosistema natural y desea aprender más sobre otros temas interesantes puede revisar los siguientes enlaces:

(Visited 264 times, 1 visits today)

Deja un comentario