La Contaminación en Costa Rica y sus Graves Problemas

La Contaminación en Costa Rica, según los analistas ambientales está en directa relación con el patrón de consumo de los costarricenses. En vista de que la manera de consumir y producir de los ciudadanos de Costa Rica favorecen la contaminación de ese país. A fin de solventar esta situación todos los actores de la sociedad, tienen que ser parte de un cambio hacia un patrón de consumo más sostenible.

CONTAMINACION EN COSTA RICA

Contaminación en Costa Rica

La demanda de bienes y servicios por la sociedad costarricense, ha impacto de manera negativa  los recursos naturales de esa nación, con la consecuencia que la “huella ecológica” generada por el ciudadano costarricense, este por el orden de más de un 8% de la capacidad de regenerarse los recursos naturales  de esa nación.

De acuerdo a datos aportados en el Primer Informe Estado del Ambiente en el 2017, la explotación de los recursos naturales para producir bienes y servicios para el consumo de los costarricenses ha conllevado problemas ambientales como la contaminación, aumentar los residuos ordinarios y tóxicos y además la perdida de estos recursos naturales y disminución de la diversidad biológica.

Debido a esto, la máxima autoridad ambiental de Costa Rica informó que ese país reporta un déficit ambiental ocasionado por el modelo de consumo vigente y, para solventar ese déficit tiene que participar todos los sectores que hacen vida en Costa Rica y que están relacionados con la problemática ambiental, de manera directa e indirecta.

La participación activa por parte de la ciudadanía para generar un cambio de conducta en la manera que consumen los bienes ofertados a la sociedad es importante. Este cambio es cada vez más primordial y tiene que ser establecido de manera integral en los diferentes sectores que hacen vida en el país, para de esta manera resolver de manera planificada y coordinada los problemas por sobre explotación de los recursos naturales y manejo de los residuos.

El Consumo de Bienes y Servicios

Todas las personas tienen diferentes razones para consumir los productos y servicios que ofrecen en el mercado económico, en algunos casos son factores razonados  en los que se toman en cuenta criterios relacionados con el costo de los productos, su calidad, utilidad, entre otras características. De igual manera, otros consumidores toman en cuenta características relacionadas con la salud, bienestar, así como su aporte a la sociedad.

CONTAMINACION EN COSTA RICA

Estos productos elaborados tomando en cuenta su aporte a la sociedad, como los productos orgánicos, por lo general son adquiridos por personas jóvenes y con mayor poder adquisitivo, porque sus costos son más costosos. Además, de los anteriores condicionantes que juegan un papel importante a la hora de consumir, también se tiene que tomar en cuenta el aspecto emotivo que intervienen de manera inconsciente.

De acuerdo a la psicóloga Amarillys Quiroz R, especializada en investigación del consumo, existen factores que afectan a los consumidores de manera inconsciente, que son aspectos emocionales y sensoriales, que se vinculan con sus afinidades y aspiraciones, así como con su personalidad. Así como actúan estos factores internos, también intervienen factores externos que incentivan a la adquisición de bienes y servicios de forma desbocada, a través  del mercadeo de productos, los mensajes publicitarios, las redes sociales y todos los otros mecanismos  creados para consumir y sustituir.

Debido a esto, transformarse en un consumidor educado y comprometido, conlleva a tener claro cómo cada consumidor puede ser un agente de cambio, por esto tiene que tener claro qué es lo que interviene en la acción de consumir y, además querer ser parte del cambio de actitud. La acción de consumir están impulsados  entre un 85 a 90%  por componentes inconscientes y hacia el apenas el 10% está relacionado con la información de mercadeo.

Consumo Consciente

Esto quiere decir que al momento de adquirir algún bien se tiene que ser consciente de la razón del ¿por qué? adquirir un bien determinado y, sí en realidad precisa adquirir, por ejemplo un nuevo teléfono celular, un par de zapato de moda, la comida en algún lugar en particular, productos de limpieza. Sin embargo, para esto los consumidores tienen que sensibilizarse con la dinámica de cómo afecta el consumo con la protección del ambiente y también un manejo adecuando de su inteligencia comercial y financiera.

Sobre todo porque en estos momentos que la sociedad está inserta dentro de un ciclo económico de extraer, fabricar, consumir y sustituir. Este ciclo de producción se fundamenta en la explotación de los recursos naturales para producir bienes y servicios, que son ofrecidos bajo la planificación de obsolescencia, y sustituidos por modelos nuevos en un periodo de tiempo corto. Resultando, en un consumo frecuente, un continuo crecimiento económico y una contaminación ambiental creciente.

Esta dinámica de producir bienes dentro de la planificación de obsolescencia, se puede observar fácilmente en la industria de la moda y de tecnología, con la actualización frecuente por ejemplo de computadores, televisores y celulares. En la industria de la moda se puede observar se fabrican gran cantidad de ropa bastante económica, debido al costo de la mano de obra barata procedentes que ofrecen países como Bangladés, Vietnam e India.

Esto conlleva, a que los consumidores se dirigen a grandes cadenas de ropas donde las adquieran a precios muy bajos, que les permiten consumir ropas bastante económicas y de baja calidad que son sustituidas rápidamente. De lograr educar a los ciudadanos para transformarse en unas personas que consuman de forma consciente, implica frenar el consumo innecesario de productos y, adquirir aquellos bienes que en realidad precisan y, retomar antiguas tradiciones como la de comprar lo realmente preciso y reparar y reutilizar los objetos.

Asimismo, este tipo de consumo consciente también implica a reciclar los productos que van a dejar de utilizar, esto permitirá que los bienes desechados vuelvan a un nuevo ciclo de producción y a su vez contribuyen con una menor contaminación ambiental. Además el reciclaje, es un proceso productivo que sería parte de este pequeña economía circular en la que cualquier persona puede participar. Lo que implica que el primer paso es reducir el consumo de los bienes y servicio.

Para esto se sugiere que antes de comprar preguntarse ¿en realidad hace falta comprarlo?, en caso que la respuesta sea NO, entonces ya se sabe que no precisa comprarlo. Por el contrario si la respuesta en SI, entonces se tiene que hacer otras preguntas ¿Será un producto duradero?, ¿Qué otro uso puedo darle?, ¿Es factible reciclarlo?, ¿Cuál será la manera la manera más segura de descartar?

Economía Circular

De realizarse un proyecto integral en donde participen la ciudadanía y las industrias, conscientes del impacto negativo al ambiente ocasionado por sus acciones, pueden aplicarse estrategias de una economía circular, en la que se busca que el valor de los bienes y servicios, así como de los recursos permanezca por un periodo de tiempo más largo dentro de la economía y se disminuya al mínimo los residuos. Durante este tipo de proyectos se llevarían a cabo los pasos de reparar, reciclar, reutilizar y refabricar los bienes de consumos.

El implementarse un proyecto de economía circular,  los productos obtenidos de la explotación de los recursos naturales pueden reintegrarse al sistema productivo, con el objetivo de que los residuos impacten lo menos posible al ambiente. De acuerdo a lo reportado por la ONU Medio Ambiente, el establecer una economía circular es posible que se disminuyan entre el 80% a 99% de los desechos provienen de las industrias y entre el 79 al 99% de sus emisiones.

Costa Rica, tiene un principal problema que solucionar para disminuir su impacto negativo sobre el ambiente, en vista que la tecnología con que trabaja y el procesamiento de los residuos sólidos y líquidos es obsoleta al igual que en otros países de Latinoamérica. En países con tecnología de avanzada, los residuos son usados para compactar terrenos y establecer caminos y parques, producir energía eléctrica, así como otros proyectos y aprovechar al máximo esta materia residual.

Maquillaje Verde

Para transformarse y trabajar bajo el esquema de una economía circular, los consumidores costarricenses tienen que cambiar sus hábitos de consumos y también su capacidad de reciclar o reutilizar los productos adquiridos. Para lograr estos se tiene que pasar por un proceso de concienciación y presentarles una información veraz y confiable. Sin embargo, en el mercado de Costa Rica en estos momentos, se maneja y ofrecen algunos productos con información confusa o falsa con respecto a sus propiedades que contribuyen con el ambiente, que a lo que llaman “maquillaje verde” y, del cual el consumidor tiene que cuidarse.

No obstante, por no contar con una comprobación de carácter parcial los compradores, no tienen la opción de comprobar que tan cierta es la información sobre la calidad ambiental de los productos. Lo que complica la toma de decisiones acertadas. Para solventar esta situación, en Costa Rica a partir del año 2019, empezó a contar con etiquetas ambientales y energéticas para guiar e informar a los ciudadanos sobre la calidad y su contribución ambiental, de aquellos bienes y servicios que vaya adquirir.

Este programa previamente es posible que haya tenido una fase de sensibilización a los consumidores, con el objetivo de informar sobre la veracidad de la información de las nuevas etiquetas ambientales. Dependiendo de lo informado que este el consumidor sobre la importancia de la conservación ambiental y, la veracidad de la información presentada en los productos previamente marcados, los consumidores seleccionaran un determinado bien y servicio, rechazando aquellos menos confiables.

Al haber una oferta de productos con etiquetas ambientales, los técnicos ambientalistas consideran que es función de los ciudadanos mantenerse informados y al momento de adquirir un bien, revisar las etiquetas y composición de los productos para certificar si se encuentra dentro de las regulaciones y cumple con las normas reales, a fin de no comprar productos con etiquetas verdes con información que no se puede verificar.

De igual manera, antes de comprar algún bien o servicio tiene que tener claro, que quiere y para que lo usara, pensar además sobre la manera que será el tratamiento de su residuo. A fin de cambiar su patrón de consumo se tiene que realizar algunos cambios:

  • Estar claro por qué cambiar
  • Revisar su hábito de consumo y cómo serán sus cambios para un consumo sustentable
  • Realizar un plan de cambio paulatino para llevar a cabo su nuevo patrón de consumo
  • Colocarse metas a cumplir que sean realistas
  • Tener claro los objetivos, que sean puntuales y de manejable ejecución
  • Proponer un plan de acción que lo direcciones y lo conduzca hacia su cambio

Resolver el Manejo de las Aguas Residuales

Aunque esta nación de Centroamérica, ha invertido cuantiosas sumas de dinero en la ejecución de  proyectos ambientales y además es una referencia en el ámbito mundial desde el punto de vista ambiental. Sin embargo, el deficiente manejo de las aguas residuales ha afectado la calidad de las aguas de sus ríos y de sus cauces. Algunos de los ríos más contaminados, son los ríos metropolitanos del Tiribí, María Aguilar y Torres, además de otros.

Sin embargo, la deposición de aguas residuales contaminadas muchas viene de las viviendas que no están conectadas al sistema de alcantarillado sanitario. En la actualidad solo el 21,5% de las casa están conectadas al sistema de canalización de las aguas potables y de esas casas conectadas apenas el 37% reciben tratamiento de sus aguas residuales. El 63% restante están conectados pero las aguas residuales que las atraviesan no reciben tratamientos.

Las casas y comercios que no están conectados, depositan sus aguas residuales con restos de detergentes y heces fecales en tanques sépticos en donde se manejan los lodos, sin embargos de acuerdo a las autoridades presentan algunos problemas. Como diseños, construcción y manejos deficientes de los pozos sépticos y drenajes.

Esta situación afecta los cauces de los ríos y por consiguiente las zonas de desembocaduras de los ríos,  trasladando hasta las mismas, aguas contaminadas que afectan las zonas costeras y de uso turístico de la localidad y ocasionar posibles riesgos de contagio de enfermedades para los consuman estas aguas.

Este deficiente manejo de las aguas residuales en Costa Rica, ha creado un problema de salud y de la calidad ambiental, debido a los malos olores del agua. Esto conlleva a la ocurrencia de posibles enfermedades mentales como la depresión y además el posible incremento de la presencia de animales como roedores e insectos que son transmisores de enfermedades.

Todo esto es contrastante con la imagen que proyecta Costa Rica como “país verde” y, sin embargo, el manejo de sus aguas residuales y manejo de los cauces de ríos se aleja mucho de esta categoría. Debido, a esto es prioritario un plan de manejo integral de las aguas residuales del país centroamericano, que vaya a la par con el plan en el cambio a una economía circular, que conllevará a la disminución de los residuos y la educación de los ciudadanos que al transformarse serán los primeros en abocarse a exigir que su sistema de tratamiento de aguas residuales funcione.

Te invito a seguir conociendo las maravillas de la naturaleza y como puedes cuidarlas, leyendo los siguientes post:

(Visited 84 times, 1 visits today)

Deja un comentario