¿Qué son Casas Sustentables? y sus Características

Las Casas Sustentables son el futuro de la humanidad, ya que reflejan el deseo de millones de personas de tener un hogar que sea amigable y armonioso con el medio ambiente que los rodea. Si deseas conocer un poco más sobre este interesante tipo de construcción, te invitamos a seguir leyendo este artículo.

CASAS SUSTENTABLES

Casas Sustentables

Una casa sustentable es toda aquella que no genere desperdicios de ningún tipo, pero, que también se encuentra ligada al ahorro de energía y de diferentes recursos en general. Por tal motivo, para crear una vivienda ecológica se puede recurrir a distintos medios que nos ayudan a ahorrar un monto de materiales, como es la técnica de la construcción en seco. De tal manera que, si observamos en las construcciones habituales, vemos que hay diferentes maneras de darle a una casa la posibilidad de maximizar el ahorro de energía.

Por ejemplo, obtener que las paredes tengan un aislante más importante que la habitual, con el fin de mantener las temperaturas óptimas durante los meses más calurosos y fríos del año, y que las carpinterías tengan la hermeticidad suficiente con el vidrio doble para el mismo fin. Con esa combinación y el agregado de paneles solares para producir agua caliente y calefacción, podemos decir que tenemos la base para que esa casa a futuro resulte beneficiosa tanto para la energía eléctrica, como para el consumo de gas y evitar el uso innecesario de materiales caros y que puedan fácilmente agotarse.

Características de las Casas Ecológicas

Para empezar, se puede mencionar que existe un gran número de clases de estas interesantes casas en función del material en el que se va a construir, así como de las energías que utiliza principalmente, o incluso del método de construcción, como algunas de las más populares son casas prefabricadas. Sin embargo, todas deben tener algunos elementos comunes para poder clasificarlas en casas ecológicas. Veamos algunas de las características comunes de cada hogar sostenible.

La primera característica es un diseño bioclimático. Esto significa que la casa está equipada para utilizar los recursos que ofrece el entorno, como el calor del sol, para calentarla. También necesita ver la orientación de los mismos para crear corrientes de aire que ventilen y enfríen las habitaciones. Gracias a ello se consigue: un mayor espesor de aislamiento que en las casas a las que estamos acostumbrados; captar la radiación solar para calentar naturalmente nuestro hogar; además, genere ventilación cruzada para enfriar la casa.

Como última característica que debe poseer cualquier vivienda que se haga llamar casa sustentable, esta debe tener un gran respeto y consideración con el medio ambiente. La mejor manera para demostrarlo es a través del uso de recursos naturales, reutilizados, o cualquiera que tengan poca huella ecológica. Así pues, se usarán materiales que requieran poca energía en su producción y transporte, además no deben contener químicos ni tóxicos.

CASAS SUSTENTABLES

Passivhaus o Casas Sustentables Pasivas

Es un tipo de vivienda que está diseñada para conseguir las condiciones climáticas deseadas en su interior y consigue un ahorro energético de alrededor del 80% respecto a una vivienda tradicional. Son construcciones que deben tener: un óptimo aislamiento térmico en las paredes exteriores, es decir, que evite que la superficie interior y exterior de la ventana entren en contacto entre sí para eliminar la pérdida de calor; ventilación mecánica con recuperación de calor; y ventanas y puertas de alto rendimiento.

Es en los últimos tiempos que está ganando popularidad, lo cierto es que tiene su origen hace casi 30 años. En 1988, una colaboración suizo-alemana diseñó este tipo de construcción conocida como passivhaus, que, traducida del alemán, sería una casa pasiva. Sin embargo, en la actualidad, esta expresión se utiliza como denominación para cualquier tipo de infraestructura, en especial, las viviendas, que cumplan con los requisitos exigidos por este concepto.

Entre los beneficios de este tipo de viviendas sostenibles, se puede decir que no solo son excelentes en términos de precio sino también en términos de salud. Numerosos estudios avalan la salud de los habitantes de este tipo de vivienda, pues su renovación inteligente del aire, su presencia de luz solar, como su construcción con materiales naturales y menos contaminantes que los convencionales ayuda a prevenir y reducir enfermedades e infecciones respiratorias, por ejemplo: fibromialgia o el asma, entre otras.

¿Cómo tener Casas Sustentables?

Si queremos pasar de una vivienda normal a una sostenible, las posibilidades son reales. El proceso puede resultar caro o no, dependiendo de cuánto quieras hacer y de las posibilidades de cada uno. Lo bueno es que es una inversión que luego tiene un retorno sobre los gastos normales. Cambiar las aberturas, mejorar el aislamiento de la cubierta si fuera plana o instalar falso techo, son algunas de las cosas que se pueden hacer y, según el caso, no es necesario alquilar un estudio de arquitectura. Aun así, aquí hay algunos consejos para hacer casas sustentables:

Pinturas proambiente: el primer paso para conseguir todo tipo de casas sustentable, es la utilización de pinturas que no dejen huella ambiental, que estén elaboradas con materiales que puedan ser biodegradables. Además, al no contener petróleo, plomo, ni disolventes tóxicos, son la mejor alternativa para el cuidado de tus hijos y el de tus mascotas. A su vez, te recomendamos el uso de impermeabilizante de nopal como una alternativa para tu vivienda.

Cambiar grifos: es uno de los implementos que más se necesitan para obtener un hogar que entre dentro de la clasificación de casas sustentables. Básicamente se requiere cambiar todos los grifos habituales de una casa, por unos más favorecidos por el ambiente. Por supuesto, esto necesitará que se realice una inversión inicial, pero que, a futuro, verá que los recibos del consumo de agua serán muy bajos. Entre los tipos de grifos recomendados, tenemos: monomando, temporizados, termostático y electrónicos.

Instalación de paneles solares: las mejores casas sustentables del mundo tienen a su disposición una serie de paneles que toman la energía emitida por el sol y las transforma en electricidad para el hogar. Y no solo eso, también estos paneles pueden ser usados para aprovechar el calor del mismo sol y hacer funcionar el calentador del agua o la calefacción. Por supuesto, en la actualidad, representaría uno de los mayores gastos que debe hacer cualquier persona que desea tener una casa ecológica, sin embargo, con el tiempo el ahorro energético que tendrá habrá valido la pena.

Utilizar bombillas led: otro de los requisitos que requiere toda casa que sea ecológica, es que las bombillas que se encuentran empleadas sean del tipo led. Estas han demostrado su enorme eficacia a diferencias de las tradicionales: por una parte, emiten mayor cantidad de luz; también puede contar con una vida útil más prolongada ya que, consume casi un 89 % menos de energía; además, no se calienta demasiado; y, por último, se puede mencionar que, hay algunos que son biodegradables.

Usar equipos eléctricos que no consumen mucha energía: hoy en día se están fabricando una inmensa cantidad de productos electrodomésticos que su consumo de energía no es tan alto como los de hace más de una década. Por tal motivo, es recomendable a todas aquellas personas que deseen un hogar digno de ser catalogada como una de las casas sustentables, buscar de sustituir todos sus aparatos y dispositivos eléctricos por aquellos que tenga la etiqueta de ser favorecido con el ambiente, usualmente representado en verde y con una hoja.

Si le gustó este artículo sobre las Casas Sustentables y desea aprender más sobre otros temas interesantes, puede revisar los siguientes enlaces:

(Visited 870 times, 3 visits today)

Deja un comentario