Aguas Oceánicas ¿Descubre Cuáles Son y Su Importancia?

Las Aguas Oceánicas, es un término empleado por primera vez por el filósofo Anaximandro de Mileto, estas son grandes porciones de agua en las que se puede dividir la hidrósfera. Los océanos representan el 70.98% de la Tierra y están divididos en distintos tipos. En este artículo te presentamos sus características, composición, tipos, importancia y mucho más. ¡Anímate y aprende todo sobre este fascinante tema!

aguas-oceánicas

Las Aguas Oceánicas

Las Aguas Oceánicas son masas de agua que representan el 73.98% de la superficie terrestre. Estos océanos se formaron hace unos 4000 millones de años, debido a los períodos de intensa actividad volcánica y altas temperaturas, que hicieron posible el derretimiento de las gruesas capas de hielo originarios. Esto hizo posible que el líquido corriera a lo largo y ancho del planeta y separó la Pangea, el gran súper continente que existió al final de la era Paleozoica y comienzos de la era Mesozoica que agrupaba la mayor parte de las tierras emergidas del planeta.

La separación de las tierras emergidas del planeta, provocó lo que hoy conocemos como Continentes e islas. Los océanos formados son cinco, el Atlántico, Pacífico, Índico, Ártico y Antártico.  Representan los componentes biológicos más importantes y destacado del planeta que depende de tres elementos resultan de vital importancia para el correcto funcionamiento de estos increíbles y asombrosos ecosistemas: las corrientes marinas, las olas y las mareas. Ellos constituyen la principal fuente de oxígeno, por esta razón, resulta vital su protección y conservación.

Elementos Fundamentales

Las corrientes marinas: son las que se forman gracias a la acción del viento y pueden variar en su fuerza, dando paso al efecto Cariolis, que no es más que aceleración relativa que sufre un objeto que se mueve dentro de un sistema de referencia no inercial en rotación cuando varía su distancia respecto al eje de giro. En este caso va a estar determinado por el sentido de rotación de la Tierra. Esto hace que las corrientes marinas giren hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el sur.

Estas se dan cerca de la superficie de los océanos y con frecuencia influyen en las condiciones climáticas de las zonas continentales con las que limitan. A todas se le atribuyen nombre de los países donde se originan, ejemplo: como las corrientes de las Islas Canarias (España- Marruecos), la corriente de California (EEUU) y la corriente de Australia Oriental.

aguas-oceánicas

Las olas: este es otro de los elementos principales de las corrientes marinas, pues ellas le dan vida a los océanos. Son ondas que se desplazan a través de la superficie y su fuerza ayuda al proceso de erosión ocasionando el modelado de las superficies terrestres costeras.

Las mareas: se le atribuye su fuerza a la gravedad que ejerce la Luna y el Sol. Siendo la luna la principal responsable por estar más cerca de la tierra. Estas son las que marcan los ritmos de subida y bajada de las aguas oceánicas, atrayendo sus fluidos en uno de sus ejes. Existen dos tipos de mareas, las altas o pleamar, que es cuando el agua del mar alcanza su altura más alta dentro del ciclo de las mareas y las mareas bajas o bajamar que es cuando el agua del mar alcanza su altura más baja.

Características de las Aguas Oceánicas

Las aguas oceánicas llegan a representar hasta el 71% aproximadamente de la superficie terrestre. Los océanos varían según ciertos factores que definen su importancia y el papel que juegan en el equilibrio del planeta.

Salinidad

El alto contenido de sales de las aguas oceánicas es debido principalmente al proceso de evaporación, también va a estar determinado por el tipo de océano, la latitud y sobre todo la profundidad. Esta cantidad de cloruro de sodio disuelto en el agua representa el 90% de los componentes químicos presentes en el agua, además magnesio, azufre, potasio y calcio. Se estima que el promedio de sal en el agua es de 30 a 50 gramos por cada litro. Esto tiende a disminuir en las zonas donde se encuentran grandes desembocaduras de ríos o con altas precipitaciones.

aguas-oceánicas

Color

Las aguas oceánicas en sí mismas son incoloras, pero se percibe por razones física de color azul.  Una parte de la luz del sol llega en forma de luz blanca, porque está compuesta por todos los colores (violetas, azules, verdes, amarillos, naranjas y rojos). Y en función de cómo absorban los cuerpos esta luz, es que se visualizan los colores. En el caso de los océanos, cuando la luz blanca pasa a través del agua, absorbe una parte del haz de luz, es decir, los tonos rojos y naranjas, pero los tonos azules y verdes pasan de largo.

Por esta razón, cuando estamos a poca profundidad (menos de 5 metros), podemos ver toda la gama de colores y, a medida que nos adentramos, sólo vemos tonos verdes y azules, ya que es la única parte del haz de luz que sigue atravesando el agua. El resto de colores ya han sido absorbidos. En el caso de las tonalidades verdes, se le atribuye a la cantidad de microalgas, que no son más que micro-organismos fotosintéticos, llamados fitoplancton.

Siendo estos capaces de producir alimento desde sustancias inorgánicas, siendo imprescindibles en el mantenimiento de la vida en La Tierra, pues son responsables de más de la mitad del oxígeno que consumimos. Cuando hay mayor cantidad de estos microorganismos en la superficie mayor absorción de dióxido de la atmósfera. Por otro lado se encuentran las aguas de tonalidad roja, esto sucede por una excesiva proliferación de microalgas llamadas dinoflagelados.

Las toxinas que se producen podrían envenenar a peces, mariscos y mamíferos. El consumo de mariscos o peces que contengan estas toxinas pueden producir la muerte a seres humanos. También se puede encontrar aguas de color castaño, esto se debe a la cantidad de sedimento que se encuentra suspendido en el agua.

aguas-oceánicas

Temperatura

Las aguas oceánicas son capaces de absorber gran cantidad de calor emanada por la radiación solar. Su capacidad calorífica, es decir, el sistema de cambio de temperatura que experimentan los océanos es muy elevada. De allí que esta gran masa de agua tenga una gran importancia en el proceso de regulación de la temperatura terrestre, pues gracias a ella la emisión del calor se hace lentamente.

Cabe destacar que las temperaturas de las aguas oceánicas van a estar condicionadas por su altitud, profundidad y por los vientos que lo impacten. Para tener una mejor idea en el Ártico la temperatura promedio durante el verano puede llegar a 10°C pero durante el invierno baja hasta -50°C aproximadamente con la presencia de una capa de hielo flotante.

En el caso del océano Pacífico, por encontrarse a la altura de la línea ecuatorial sus aguas puede llegar a tener una temperatura de 29°C.  El Atlántico, por su gran extensión que va de polo a polo, pasando por el ecuador, lo que hace que la temperatura varíe notablemente. En algunos lugares es tan baja como -2º C Mientras en las regiones cálidas puede llegar a más de 30º C. Por otra parte, el océano Índico, este pertenece a aguas muy cálidas. En la parte norte, la temperatura casi nunca baja de los 25 ° C.

Manchas de calor

En algunas zonas las aguas oceánicas experimentan una elevación de 4 a 6 ºC por encima del promedio. Estas zonas pueden alcanzar hasta 1 millón Km², con estas manchas de calor. Esto se debe a la alta presión provocada por la disminución de los vientos haciendo que la capa superficial del agua se caliente, llegando hasta 50m bajo la superficie. La ola de calor ha creado la conocida mancha, es un tramo de océano de 1.600 km que se calentó entre 3 y 6 grados centígrados por encima de la temperatura promedio.

aguas-oceánicas

Esta cresta de alta presión calmó las aguas del océano, lo que significa que el calor permanece en el agua, sin tormentas para ayudar a enfriarlo. Esta área está ubicada en el Pacífico sur y se le ha denominado hot blob o mancha caliente. Según las proyecciones de los expertos, la masa de agua cálida se mueve hacia el este, en dirección a América del Sur. Esto afecta negativamente a toda la vida marina.

Densidad

Las aguas oceánicas cuentan con una gran cantidad de compuestos disueltos, determinada por dos factores primordiales  la temperatura y la salinidad del agua. Por esta razón, a medida que la temperatura desciende la densidad del agua de los océanos aumenta hasta llegar al congelamiento. Asimismo, el aumento de la salinidad provoca un aumento de la densidad del agua de mar. Esto provoca que las aguas más densas se hallen en el fondo, y el agua más liviana se encuentra por encima. El agua pura es menos densa que la de los océanos, que la superan en 2,7%  lo que facilita que los objetos floten con más facilidad.

Oxigenación

El oxígeno al igual que el agua son los elementos vitales para la vida en el planeta. En este sentido, las aguas oceánicas producen el 50% de todo el oxígeno que consumimos, por eso se le atribuye el nombre de pulmón de la tierra. Pero en la actualidad los científicos aseguran que ha disminuido en un 2% de la producción. Esto se le puede atribuir al calentamiento de las aguas, haciendo que el oxígeno disuelto se sumerja hacia las aguas más frías. Los océanos se encuentran los organismos responsables de que podamos respirar el fitoplancton.

Sin la presencia de estos microorganismos autótrofos los mares y océanos serían  grandes desiertos sin vida. Gracias a su trabajo fotosintético, estas microscópicas criaturas producen entre el 50 y el 85 % del oxígeno que se libera a la atmósfera, superior a los ecosistemas terrestres. Además, este microorganismo es capaz de transferir unas 10 giga toneladas de carbono de la atmósfera a las profundidades del océano para fijarlo, en forma de carbohidratos, a sus estructuras biológicas.

aguas-oceánicas

Movimiento

Las aguas oceánicas se encuentran en constante movimiento tanto de forma horizontal como vertical. Esto ocurre tanto en la superficie como en las profundidades. Entre los movimientos de los océanos se encuentran las mareas y las olas permiten mojar periódicamente los sectores del litoral, donde se alberga la mayor biodiversidad de los océanos. En cuanto a las corrientes, estas posibilitan el flujo de plancton y éxodo de algunas especies que se mueven motivados por el apareamiento, alimentación o temperatura de las aguas. Además, esta circulación de las aguas oceánicas a nivel planetario es un factor importante para la regulación climática.

Circulación horizontal superficial

Estas corrientes superficiales son el resultado de la fricción entre capas de agua y por la inercia del movimiento de rotación terrestre que produce los vientos. Las corrientes cálidas que fluyen hacia las zonas polares y las corrientes frías fluyen desde los polos hacia la zona ecuatorial. Este movimiento es denominado como advección, es decir, el proceso donde el aire húmedo se desplaza y llega a una superficie fría.

Estas corrientes son los que causan los giros oceánicos o corrientes rotatorias, en torno al ecuador terrestre. Otra manifestación de estos movimientos horizontales de las aguas oceánicas son las olas generadas por el empuje del viento hacia las costas. Al aumentar la velocidad de los vientos en esa medida aumenta la altura de las olas. Otros fenómenos que pueden causar enormes olas son los eventos sísmicos o volcánicos llegando a ser devastadoras como es el caso de los conocidos tsunamis.

Circulación horizontal profunda

La circulación horizontal profunda se origina como su nombre lo indica en las zonas profundas. Estas se producen por la densidad y temperatura entre masas de agua.

aguas-oceánicas

Circulación vertical

En cuanto a los movimientos verticales en los mares, están controlados por las diferencias que presenta la densidad, motivadas a las variaciones en la salinidad, es decir por el contenido de sales y en la temperatura. Al aumentar el contenido de sales se incrementa la densidad, y generalmente el agua fría es más densa que el agua caliente. Estos movimientos de ascenso y descenso de aguas oceánicas se producen por efecto de la gravedad terrestre influenciados por la atracción del sol y luna lo que genera las mareas. Las aguas profundas tienden a elevarse a la superficie junto al efecto del relieve marino.

Composición de las Aguas Oceánicas

La composición del agua de los océanos se desprende básicamente de la actividad volcánica y de la acción del agua sobre las rocas y la tierra.  Es una solución compleja de diversos elementos en los que el cloruro sódico representa el 77% de las sales.

Compuestos inorgánicos

El cloruro de sodio o mejor conocido como sal, es el componente químico principal de las aguas oceánicas. Este representa el 77% del total de solutos disueltos en el agua. También se puede encontrar en menor cantidad cloruro magnésico, sulfato magnésico, sulfato cálcico, sulfato potásico y carbonato cálcico, así como otros 49 elementos más.

Sales principales

Las sales principales que se encuentran en las aguas oceánicas son los iones de cloro (Cl-), sodio (Na+) y en menor medida sulfato (SO₄²-) y magnesio (Mg2+). En cuanto a las profundidades marinas, en ella se pueden encontrar nitratos y fosfatos que caen desde la capa superficial donde se han originado la actividad biológica.

aguas-oceánicas

Materia orgánica

En las aguas oceánicas se puede encontrar gran cantidad de materia orgánica proveniente de materiales alóctonos, es decir, que se origina en un lugar distinto al de su origen primitivo, como el terrestre y que entran en el mar bien sea a través de los ríos o vía atmosférica. También se puede desprender del fondo de los océanos principalmente de organismos marinos.

Gases

Los océanos son desempeñan una función esencial en la vida cotidiana, ya que son los pulmones del planeta y los mayores productores de oxígeno.

Ciclo del oxígeno

El ciclo del oxígeno que se da a través de la fotosíntesis desarrollado por los microorganismos denominados fitoplancton, algas y plancton producen oxígeno como un subproducto de la fotosíntesis. Este proceso consiste en convertir el dióxido de carbono y luz solar en azúcares que el organismo utiliza para obtener energía. La mayor parte del oxígeno oceánico se encuentra en la capa superior.

Ciclo del carbono

Los océanos son los grandes acumuladores de carbono orgánico, que es el equivalente del CO2 que hay en la atmósfera. En este caso El fitoplancton de las aguas oceánicas fija carbono orgánico a una tasa anual de 46 giga toneladas y la respiración de los organismos marinos libera CO2. Aquí el ciclo opera más despacio en comparación a otras partes del ciclo global. Gracias al él se regula la cantidad de carbono en la atmósfera y las temperaturas globales.

aguas-oceánicas

Contaminantes antrópicos

Los contaminantes antrópicos, son aquellos agentes contaminantes introducidos en los océanos por la actividad humana, que mayormente se originan de la combustión de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón o el gas. También podemos encontrar contaminantes como el plástico que han llegado a formar grandes islas de plástico oceánico. Es innegable que cada día miles de toneladas de sustancias extrañas se incorporan a los océanos los cuales terminan por modificar sus características físicas, químicas y biológicas afectando de forma negativa a la biota.

Tipos de Aguas Oceánicas

Las aguas oceánicas están formadas por grandes masas de agua con características especiales que lo clasifican por temperatura, salinidad o el área que ocupa. Estas rodean todos los continentes e islas y que se encuentra comunicado por diferentes estrechos.

Océanos

Cada océano posee características particulares y cubren alrededor de dos tercios de la superficie terrestre. En el planeta se reconocen 5 océanos Ártico, Atlántico, Antártico, Índico y Pacífico.

Océano Ártico

El Océano Glacial Ártico, es de menos profundidad y con las más bajas temperaturas, además de ser el más pequeño de los océanos del planeta. Rodea al Polo Norte y se extiende al norte de Europa, Asia y América. Este océano toma contacto con el Océano Atlántico por el norte, recibiendo grandes masas de agua a través del Estrecho de Fram y el Mar de Barents. También se halla en contacto con el océano Pacífico a través del Estrecho de Bering, entre Rusia y Alaska. Su salinidad es baja debido a la poca evaporación y el contante aporte de agua dulce proveniente de los témpanos.

aguas-oceánicas

Océano Atlántico

El océano Atlántico, es el segundo en extensión oceánica y es el que separa América, de Europa y África. Se extiende desde el océano Glacial Ártico, en el norte, hasta la Antártida, en el sur. El ecuador lo divide artificialmente en dos partes, Atlántico Norte y Atlántico Sur.  Cubre aproximadamente el 20% de la superficie de la Tierra.

Océano Antártico

Este océano Antártico, está ubicado en la zona sur del planeta, rodeando al continente antártico en 360°. Limita con el océano Atlántico, el océano Pacífico y el océano Índico. Está considerado el segundo océano más pequeño del planeta. Su temperatura es baja oscilando entre los 10 °C en los días más calurosos, hasta los -2 °C. Este factor hace que sus aguas presenten baja salinidad por la influencia de los del deshielo de los témpanos. 

Océano Índico

El océano Índico, cuenta con una gran extensión por lo que se ubica como el tercero más grande del planeta después del Pacífico y el Atlántico. En él se encuentran mares y zonas de gran importancia, pero hay que tomar en cuenta que es el único que de los tres grandes que no se extiende de polo a polo. En cuanto a su temperatura, es el más caliente. En los últimos registros se ubicó en 1.2ºC cuando el promedio es de 0.7. Esto es debido al calentamiento global por el efecto invernadero. En este océano se encuentran el Mar Rojo y el Golfo Pérsico. 

Presenta una profundidad media de 3.741 m y la máxima en la fosa de Java con 7.258 m.  La temperatura casi nunca baja de los 25 ° C excepto el que está cercano de la Antártida, se reduce a cerca de 0 ° C.  y la salinidad del 34,8%.

aguas-oceánicas

Océano Pacífico

El océano Pacífico ocupa la tercera parte de la superficie terrestre  por lo que es considerado el más grande, pues ocupa el 30% de la superficie terrestre y es el más profundo, por lo que alberga muchos misterios. En él se encuentran las seis fosas oceánicas más profundas, como es el caso de la fosa de Las Marianas con 10.924 m. y el abismo de Challenger con una profundidad aproximada de 11034 metros. Su línea costera abarca 135,663 km aproximadamente. Sus vientos se consideran uniformes con pocas posibilidades de formar ciclones.

En cuanto a su temperatura, esta puede variar de acuerdo a la latitud que puede ir de  −1.4 °C a 30 °C, lo que hace variar su salinidad. Su movimiento va a estar determinado al hemisferio, al norte circulan como las agujas del reloj y al sur es a la inversa. En este gran océano se pueden localizar 25 mil islas. El Pacífico cuenta con importantes campos de petróleo y gas natural. También tiene gran importancia comercial gracias a sus rutas de navegación.

Áreas Geográficas

Las aguas oceánicas, están distribuidas a lo ancho y largo del globo terráqueo, lo que le permite tener características puntuales según sea su ubicación, es decir, temperatura, incidencia solar, nutrientes y ecosistemas. La luz solar penetra hasta cierta profundidad, se estima que sean 200 metros lo que va a incidir de forma directa en la vida marina y variación de temperatura.

Océanos y Mares

La extensión de las aguas es la que marca la gran diferencia entre los mares y océanos. Los mares cuentan con menos extensión, son cerrados, delimitados por estructuras geográficas, es decir, cadenas de islas o penínsulas. Estos tienen menos profundidad, lo que les permite recibir mayor cantidad de luz   y tienden a ser más cálidos, lo que facilita el desarrollo de la biodiversidad. Los mares están ubicados entre la tierra firme y los océanos, lo que hace que sean más vulnerables a la contaminación.

Por su parte los océanos son grandes extensiones de aguas separados por las configuraciones continentales y las corrientes marinas. Estos son abiertos y presentan mayor profundidad. Esta inmensa superficie de agua salada cuenta con diversas corrientes marinas.  Su temperatura es de menor grado debido a la profundidad que presenta y aproximadamente es de unos 4 grados en cualquier lugar. En los océanos se encuentra pocas especies animales y vegetales debido a la gran profundidad y bajas temperaturas.

Golfos, Bahías, Ensenadas

Son formas de penetraciones del mar en la tierra. Estas presentan menor profundidad. En el caso de los golfos, son una parte del mar de gran extensión, encerrada por puntas o cabos de tierra. Las bahías, son una entrada al mar en la costa que tiene una extensión considerable, es decir, es un accidente geográfico de características similares al golfo, que es una porción de mar entre dos cabos y las ensenada es, es una entrada de agua de menor dimensión que una bahía y presenta la boca de conexión con mar abierto más estrecha. Todas ellas presentan una menor profundidad y reciben la influencia continental.

Estuarios y Deltas

Tanto los estuarios como los deltas son formas de interacción entre la tierra y el mar, por lo que no llegan a ser completamente  terrestres ni tampoco marinos, pues allí se combinan las aguas saladas con las dulces y las turbias con las claras. Los estuarios son una especie de brazo del mar que se extiende dentro de un río y los deltas son el terreno comprendido entre los brazos de un río y su desembocadura.

En ambos casos se trata de zonas de desembocadura de grandes ríos al mar o directamente al océano, donde este último se ve profundamente influenciados por las aguas del río, bajando la salinidad y aumentando los sedimentos y nutrientes. El sistema de oleaje y las mareas, la carga de sedimentos y el caudal de los ríos son los factores determinantes en la conformación de los deltas y los estuarios.

Albuferas

Las albuferas se pueden describir como acumulaciones de agua oceánica en la costa formando una laguna de poca profundidad, que están separada del mar por una barrera arenosa en casi toda su extensión, pues se mantiene comunicada al mar en ciertos sectores. En este accidente geográfico el agua oceánica la absorción de la radiación solar es máxima y por ende aumenta la temperatura.

Por temperatura

Las aguas oceánicas varían en función de ciertas características, entre ellas la temperatura, lo cual va a estar determinado por la latitud; la presencia de corrientes marinas y la profundidad.  De allí, que existan aguas cálidas y frías, lo cual a su vez está estrechamente relacionado con el contenido de nutrientes. De tal forma, las aguas oceánicas cálidas poseen menos nutrientes que las aguas frías.

Por salinidad

El alto contenido de sales disueltas en las aguas oceánicas es su mayor característica. Estos tienen en promedio unos 35 gramos de sales por cada litro de agua. Esto puede variar según sea la ubicación con respecto al ecuador y los polos, así como por la temperatura y la lluvia. Su intensidad se basa en la evaporación, que al aumentar la temperatura incide en el incremento de la salinidad. Otro factor que influye es el porte de agua dulce proveniente de los ríos.  El océano Pacífico tiene mayor nivel de salinidad que el Ártico y menos que el Atlántico.

Vale destacar que el Mar Muerto podría parecerse el cuerpo de agua más salado del mundo pero las aguas del lago Don Juan, en la Antártida, presenta una salinidad del 44% y apenas tiene 10 centímetros de profundidad.

Las precipitaciones, el relieve y la salinidad

Ahora bien el océano Atlántico suele ser más salado que el Pacífico, de lluvia,  que cuando las aguas superficiales frías y saladas del Atlántico Norte se hunden y comienzan a desplazarse rumbo a la Antártida, activan un patrón de corrientes oceánicas que genera vapor. Las Montañas Rocosas de Norteamérica y los Andes en Sudamérica bloquean el transporte de vapor de agua desde el Océano Pacífico hacia el Atlántico.

Las precipitaciones ayudan a regular los niveles de salinidad, ya que las aguas se evaporan y caen en forma de lluvia o nieve lo que hace que se degrade las sales y se tornen más dulce. En cuanto al relieve oceánico, este es modelado por los movimientos de la corteza formando cordilleras volcánicas, fosas profundas, cuencas y mesetas, en las que predominan suaves pendientes, formas redondeadas y desniveladas gracias a la acción de la erosión.

Por luz

Las aguas oceánicas poseen mayor y menor profundidad, lo que les permite estar más o menos expuestas a la penetración de la radiación solar, que tienen la propiedad física de propagarse en el medio líquido. En función de esto, se habla de zona eufótica y de zona afótica para aquellas profundidades donde no alcanza la luz del Sol. Se ha podido comprobar que en los mares con aguas frías la luz penetra menos y, a una profundidad de 400 metros, la oscuridad del agua oceánica es comparable con la de la noche menos iluminada.

Zona eufótica

Las zonas eufóticas cuentan con buena luz solar pues no son tan profundas. Ellas se encuentran desde los 80 hasta los 200 metros de profundidad, facilitando los procesos fotosintéticos de los fitoplancton y macroalgas. Aquí se desarrolla el 90%  de la vida de los océanos. Estas zonas también se ven afectadas por la turbidez del agua debido a las diferentes corrientes marinas. 

Zona afótica

A diferencia de la anterior, la zona afótica es donde la incidencia solar es muy poca o nula. Va desde los 200 metros hasta las profundidades abisales. En estos sectores no es posible realizar la fotosíntesis y los seres vivos que allí habitan, viven y se alimentan de los desechos que caen de la zona superior.  Aquí la única otra fuente de luz son algunas especies de peces bioluminiscentes. En estas aguas la temperatura promedio está entre los 0 y 6 °C.

Zonificación vertical y horizontal

Las aguas oceánicas se encuentran divididas en pisos verticales y horizontales. Los verticales determinan el sistema litoral o fital, que no es más que la línea costera hasta el límite de la plataforma continental o hasta el límite inferior de la vegetación marina. Esto se subdivide en supralitoral, mesolitoral, infralitoral y circalitoral.

También se encuentra el sistema profundo que comprende desde el talud de la plataforma continental hasta las profundidades mayores del mar, es decir, fosas o simas marinas, de las cuales se distinguen tres zonas: batial con 3 mil metros, abisal entre los 6 mil y 7 mil metros; y el hadal con 7 mil metros de profundidad en el cual se incluyen las fosas marinas.

La zona horizontal está comprendida por la superficie del mar, también llamadas pelagial o pelágica. El ella se puede reconocer dos grandes zonas, el nerítico que comprende la masa de agua que está por encima del zócalo continental, es decir, entre la playa y los 200 metros aproximadamente de profundidad; y  y el oceánico que se encuentra fuera del zócalo continental.

Arrecife Coralino

Los arrecifes coralinos son de gran importancia para el desarrollo y preservación de la diversidad biológica. Ellos se encuentran en aguas cálidas y poco profundas, por lo que son bajas en nutrientes. Esto se debe a que las colonias de coral se transforman en atractores de vida que van constituyendo un complejo ecosistema.  Ellos reciben suficiente luz y son un refugio contra las corrientes, generando una compleja red alimenticia.

Datos Curiosos sobre las Aguas Oceánicas

Sabías que el mayor cuerpo de agua en la Tierra es el Océano Pacífico, con 166 millones de Km² y el mar más grande del mundo es el Arábigo (Mar de Omán). Si toda la sal que hay en el mar se extendiera sobre la Tierra seca formaría una capa de más de 150 metros de espesor, una altura equivalente a la de un edificio de 45 pisos. 

El lago Don Juan, ubicado en la Antártida es el que posee el agua más salada del planeta. Su nivel de salinidad es tan elevada que no logra congelarse a pesar de que su temperatura es de unos menos 50 grados. Posee el doble que el Mar Muerto que es ocho veces más salado que el resto de los océanos.

Otro de los datos curiosos que alberga los océanos son las llamadas islas de plástico. Son siete como resultado de los 8 millones de toneladas de desechos que invaden los mares y océanos. Estas se ubican en el Pacífico, del Atlántico y del Índico afectando de forma negativa la vida oceánica y las propiedades fisico-químicas de las aguas del área.

Si quieres conocer mucho más sobre las Aguas Oceánicas, observa el siguiente video:

Si deseas leer más artículos relacionados con el ambiente, te recomendamos que entres en los siguientes links.

Conservación del Medio Ambiente

Cómo Ayudar al Medio Ambiente

Ecosistema Desértico

(Visited 229 times, 1 visits today)

Deja un comentario