Actividades Lúdicas para Cuidar el Medio Ambiente

Los cambios ambientales que se vienen observando como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, sobreexplotación de los recursos naturales y expansión global de enfermedades, llevan a pensar que la problemática más significativa del siglo XXI que los seres humanos tienen que resolver, será la conservación ambiental. Para esto se tiene que comenzar reeducando a todas las personas, y una manera es a través de Actividades Lúdicas para Cuidar el Medio Ambiente.

ACTIVIDADES LÚDICAS PARA CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE

Actividades Lúdicas para Cuidar el Medio Ambiente

Los cambios ambientales que se están observando están llevando a todos los seres humanos a un desenlace catastrófico, siendo la responsabilidad nuestra de cambiar de actitud y tener una relación con la naturaleza en la que los seres humanos, se vean integrados al planeta y, lograr de esta manera vivir en armonía con el medio ambiente. En los actuales momentos existen soluciones tecnológicas para cambiar hacia otro modelo de desarrollo, sin embargo, para que esto suceda tiene que haber voluntad política para llevarlo a cabo. Aunado a un cambio social donde los nuevos valores se fundamenten en la sostenibilidad, el respeto y la justicia.

Los seres humanos juegan una posición fundamental para impulsar un modelo energético eficaz y renovable. Esto se puede alcanzar ahorrando energía en las actividades diarias y también, presionando para lograr como consumidores ejercer presión sobre las empresas para que produzcan bienes utilizando tecnologías más limpias y, sobre los gobiernos para que aprueben leyes que promuevan la eficiencia energética y las energías renovables.

El Reciclaje

Entre las actividades de sensibilización ambiental en que las sociedades se pueden involucrar, porque permite a todos entender el por qué es importante conservar el ambiente son los programas de Reciclaje. Estas actividades pueden ser dictadas a grupos de niños a edad escolar, jóvenes de educación universitaria, amas de casa y otros miembros de una comunidad y también a empleados y directivos de una empresa, y todos llevar a cabo la actividad e incorporar la misma en cada uno de sus hogares.

La actividad de reciclaje se puede llevar a cabo de diferentes maneras, desde participar en actividades de separación de cartón, papel y plástico en las casas y también en las escuelas; participando en jornadas de cine foro y charlas explicando la importancia del reciclaje, reutilizando las botellas de plástico, tetrapak para fabricar otros objetos como muebles, bolígrafos, nuevos envases para materos, ropas y otros objetos de utilidad diaria, que se fundamentan en la reutilización de materiales residuales.

La reutilización de muebles es una actividad que puede generar muchos beneficios a las comunidades porque disminuye los volúmenes de desechos e incluso generar ingresos, porque son objetos que a ser restaurados, aumenta la vida útil de los muebles y se crea muebles vistosos una vez culminada su restauración. Esto se puede lograr consiguiendo un mueble viejo y de aspecto antiguo que al lijarlo, pintar con colores llamativos o neutros, colocar nuevos accesorios y barnizar, se obtendrá un mueble nuevo sin tener que gastar gran cantidad de dinero, adquiriendo un mueble nuevo y sin generar más basura botando un mueble viejo.

ACTIVIDADES LÚDICAS PARA CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE

Separación de residuos sólidos, esta es una actividad en las que se puede llevar a cabo desde las casas. Esta separación es básica en este tipo de proyectos porque no todos los productos que pueden reciclarse y reutilizarse son elaborados con materiales iguales. Debido a esto, en el ámbito de los proyectos de reciclaje existe una diferenciación de colores de los contenedores donde se colocan los materiales que van a reciclarse: el color azul identifica a los materiales de cartón y papel, el color amarillo identifica los contenedores donde colocan los plásticos separados, el verde para colocar vidrio y el rojo para desechos orgánicos.

Aprender hacer compost

Elaborar compost es una manera de aprender cómo se forma la materia orgánica que luego son absorbidas como alimento por las plantas. El compostero se realiza con los desechos orgánicos y del material vegetal que se encuentra en el jardín, tales como: hojas caídas, corte de grama o césped, maleza y también residuos de frutas, como cáscaras de arroz, conchas de piñas, de mango y otros más.

Cuando se elabora un compost se enseña cómo se reciclan los vegetales, y se disminuya la cantidad de este tipo de desechos en los vertederos de basuras y rellenos sanitarios. Los materiales orgánicos se acumulan en contenedores o pilas elaboradas según la técnica de compostaje que se escoja y, se reducirá por el proceso de fermentación aeróbica y anaeróbica, y convertirlo en humus o abono orgánico.

Se puede asistir a talleres que dictan en las alcaldías, escuelas, jardines botánicos para aprender las diferentes técnicas para producir abono orgánico, a partir del compostaje y seguir elaborando en casa, aplicando el más idóneo de acuerdo a lugar donde se viva. Asimismo, seguir involucrado con estas instituciones que constantemente realizan actividades de educación y sensibilización ambiental.

Salidas de campo e interpretación de la naturaleza

Unas de las actividades que acercan a las personas y sensibilizar hacia el cuidado del ambiente, son las salidas de campo sobre todo las orientadas hacia un perfil constructivo y que tengan el objetivo de educarse e ir más allá de solo disfrutar de la naturaleza. Una manera de direccionar una salida de campo, es ponerse cómo objetivo recolectar basura, por ejemplo papeles, plásticos y cartón.

Por consiguiente además de llevar el agua y frutas para el camino, también tiene que portar bolsas y pinchos para recolectar las basuras que decidieron recolectar durante el camino y la actividad de senderismo. Las posibilidades es que se encuentren mucha basura a lo largo del camino. Otra actividad que se puede incorporar para disfrutar la naturaleza, es reforestar zonas boscosas dañadas. Para ambas actividades es conveniente participar con grupos organizados, para esto solo tiene que conocer personas con afinidades sobre los temas ambientales y de esta manera seguro terminaran contactando grupos locales o vecinales dedicados a actividades ambientales.

Otras actividades que se pueden hacer en contacto con la naturaleza es asistir a visitas de jardines botánicos y parques nacionales, en algunos de estos hay exposiciones interactivas que enseñan a descubrir la historia de las plantas, cuales son usadas para cocinar, cuales se encuentran en peligro de extinción. Este tipo de actividades permiten que las personas terminen involucrándose en la protección del ambiente al afiliarse a grupos conservacionistas o también cambien su punto de vista sobre los programas ambientales.

Comidas veganas con sus amistades

Otras actividades que ayudan a cuidar el ambiente y que se pueden hacer desde casa es la realización de cenas o comidas temáticas para compartir con familiares y amigos. Un ejemplo sería compartir recetas de comidas veganas,  esto permitiría realizar un intercambio de opiniones sobre la temática de comidas veganas y como ayuda este tipo de comidas a cuidar el ambiente. Por ser alimentos que su producción impactan muy poco a la naturaleza de forma considerable.

Si bien es una actividad que está más dirigida hacia personas veganas y naturistas, poco a poco ayudará a promover una dieta más respetuosas con el cuidado ambiental, hacia aquellas personas omnívoras que participen de la actividad o que temen participar u optar por esta opción dietética ya sea por desconocimiento o inexperiencia.

Una manera para que todos participen en la elaboración de los platos a compartir durante la cena, es distribuir entre cada una de las personas que van asistir la elaboración de cada uno de los platos. Con la regla de que sean comidas apetitosas y al mismo tiempo sea elaborada con alimentos que sean orgánicos y que desde el punto de vista de impacto ambiental sean las menos impactantes. Es decir, que los ingredientes serían productos de producciones caseras, locales o ecológicas y la mayoría de origen vegetal porque dañan menos al ambiente que los de origen animal.

Asistir a exposiciones, museos, cine foros

Una actividad a favor del ambiente que se puede hacer con los niños tanto en casa y en las escuelas, es educar el respeto a la naturaleza y por consiguiente al planeta. Llevando temas de conversación en casa donde se toque el tema del cambio climático y como las diferentes actividades de los seres humanos impactan positiva y negativamente el ambiente natural. Esto ayudará a formar adultos concientizados hacia el cuidado del ambiente y, por consiguiente tendrán un estilo de vida que sea respetuoso con la naturaleza.

Esto se puede lograr teniendo actividades familiares en los que asistan a charlas, exposiciones, cine foros y museos o jardines botánicos, donde la familia y sobre todo los niños puedan conocer y mejorar sus conocimientos con respecto a la naturaleza y sobre cómo los seres humanos impactan con sus acciones el ambiente. Esto permitirá formar una mente crítica en los niños y, formar futuros adultos responsables con el ambiente.

En las casas luego, podrán incorporar actividades que mantengan el interés por conservar el ambiente, implementado juegos o actividades didácticas y el tema principal sea sobre la naturaleza. Algunas actividades que se podrían realizar, serían: Con algunas botellas, envases de productos y vasos plásticos escoger un área donde realizar un vivero. Hacer reciclaje de papel en casa. Aprender nombres de las plantas y dibujarlas. Construir un acuario de cartón y otras actividades educativas.

Te invito a seguir conociendo sobre la maravillosa naturaleza y cómo cuidarla, a través de leer los siguientes post:

(Visited 202 times, 1 visits today)

Deja un comentario