Conoce los Cuidados de los Gladiolos y su Cultivo

Si quieres conocer más sobre una de las plantas muy cultivadas al aire libre, preferiblemente o incluso en interiores, por su especial atractivo comercial y decorativo, que le brindan sus largas espigas de hermosos follajes con flores agrupadas muy llamativas de diversos colores, te invitamos a seguir leyendo este artículo que explica los diversos Cuidados de los Gladiolos o también llamados lirios espadas.

GLADIOLOS

Los Gladiolos

Son plantas originarias de África Central, Sudáfrica y Eurasia. Los gladiolos generan hojas verdes en forma de espada en abanicos verticales, adornados con grandes flores que parecen campanas, las cuales pueden medir desde 6 a 12 centímetros y son de colores blanco, crema, rosa, rojo, amarillo, naranja, lavanda, violeta y verde, estas crecen en un lado del tallo y tienden a tener la flor más grande en la base, mientras que las que surgen en la parte inferior de la planta generalmente se abren primero. La mayoría de los gladiolos que se comercializan actualmente son híbridos que se denominan Gladiolus hortulanus.

Se han utilizado al menos ocho especies distintas para obtener gladiolos modernos que se dividen en tres grupos principales, en primer lugar, se encuentran los cruces grandiflora, que constituyen las gladiolas de flores muy destacas en forma de embudo, que agrupan hasta 30 flores por espiga y se muestran en una amplia gama de colores florales. En segundo lugar, están los híbridos en miniaturas Nanus con pequeñas flores abultadas que alcanzan hasta 7,6 cm de ancho en paisajes de 1 metro de alto, y en tercer lugar existen los híbridos de Primulinus que tienen flores acampanadas que se sostienen sin apretar en paisajes de máximo 1,5 metros de altura.

Cultivo y Cuidados

Si bien el cultivo de esta planta no presenta mayores complicaciones, es importante conocer algunos aspectos básicos para lograr la florescencia esperada que la hace relucir en cualquier jardín, maceta o jarrón en cualquier espacio. Algunas de las mayores consideraciones para sus cuidados implica saber cuándo plantarlas, por cuanto pueden tardar al menos 2 meses en florecer, por lo que, dependiendo de dónde viva, es posible que desee variar el momento ideal para sembrarlas. El espaciado de unos 15 centímetros entre sí y a una profundidad mínima de 5 centímetros del suelo que dependerá del tamaño del bulbo.

En cuanto a las condiciones del suelo, se debe estar bien drenado y arenoso. A esta vegetación le gusta la tierra húmeda, por lo que es necesario regarlas semanalmente y colocarles de cinco o siete centímetros de mantillo en la base de la planta. Además, lo mejor es ubicarlas en espacios soleados para promover aún más su crecimiento, recordando sostenerlas para que no se caigan a medida que crecen.

Por otra parte, si desea cultivarlas en interior, deberá elegir una variedad más pequeña para que las plantas no superen el tamaño del contenedor, que debe tener varios orificios de drenaje y al menos 30 centímetros de profundidad y diámetro, así como mantener el suelo húmedo y proporcionar a la planta mucha luz solar.

Respecto a la poda, se puede decir, que una vez que hayan desaparecido todas las flores de un tallo específico, este se cortará, cuidando de hacerlo entre 5 y 8 centímetros por encima del suelo. Es importante destacar, que cada vez que su planta florece, el cormo que utilizó para su cultivo se marchitará. De allí que los nuevos bulbos que se forman serán la parte de la planta que necesitarán ser conservados para crecer el año siguiente. Deberán almacenarse de manera que el aire pueda moverse libremente entre ellos. La humedad debe ser baja, pero la temperatura ideal de almacenamiento de ser menor a 10 grados centígrados.

Para su propagación se puede usar el cormo para cultivar nuevas plantas cada primavera, teniendo presente que este método puede requerir algunos años de siembra para que la planta florezca, pero también se pueden conseguir nuevas plantas germinando semillas. Para hacer esto, deberá aprovechar las flores marchitas durante un período de seis semanas. Después de esto, encontrará una cubierta de semillas dura, que requerirá de dos a tres años de cuidado para florecer.

Además, durante su desarrollo es conveniente que se aplique un fertilizante natural cada mes después de que surja un nuevo crecimiento cada primavera, seguido de un riego para que los nutrientes penetren hasta las raíces.

Por otro lado, para lograr la mayor protección contra las plagas se deben extremar los cuidados porque son propensas a los ataques de los trips, que son pequeños insectos que se nutren de las flores y las hojas de las plantas, cuyas evidencias notables son las rayas y parches blancos en el follaje, especialmente en los que no se abren. Una forma de asegurarse de que estas plagas no sean un problema es rociar las plantas afectadas con un jabón insecticida premezclado y repetir cada tres días hasta que sean erradicados. Controlar otras plagas y regar adecuadamente previenen la mayoría de las enfermedades, como marchitez por Fusarium y moho gris, entre otros.

Es importante elegir dónde plantar gladiolos, que pueden ser en jardines de flores cortadas, ya que los bulbos son económicos y rápidos de plantar, puede cultivar unas 50 plantas en un área de 60 x 120 centímetros. Después de haber cortado los tallos cuando ambas flores estén completamente abiertas, de esta manera durarán al menos una semana en un florero, simplemente retire las flores de abajo cuando se marchiten.

Una alternativa son los macizos de flores y los bordes, aprovechando el hecho de que la planta comienza a florecer a fines del verano cuando muchas otras flores comienzan a desvanecerse. Sus espigas florales destacan sobre otras plantas, aportando color e interés vertical. Antes y después de que las flores se desvanezcan, el follaje en forma de espada es una adición atractiva al jardín.

En contenedores, los gladiolos se ven muy bien en una maceta grande combinada con otras plantas tropicales atrevidas como cannas, orejas de elefante y coleo. También puede plantarlos solos en macetas y trasplantarlos al jardín justo antes de que comiencen a florecer. Asimismo, se pueden plantar en huertos familiares cuando se retiran cultivos de hortalizas de principios de verano como guisantes, lechugas y espinacas, es ideal para plantar bulbos de gladiolos en espacios vacíos. Al final del verano, puede elegir gladiolos de colores brillantes para adornar cualquier lugar que desee.

Variedad de Gladiolos

De la gran multiplicidad de gladiolos que existen se pueden mencionar Yellowstone: que tiene flores de color amarillo brillante propias de la temporada de verano y pueden medir metro y medio de altura, y cuando la planta florece, fácilmente durarán un período de cuatro semanas o aproximadamente. Dream’s End: que es una variedad de planta que crece hasta 91 centímetros de altura y tiene grandes flores de color naranja. Alaska: luce en cada espiga hasta 12 flores blancas, durante su florecimiento durante un período de dos semanas cada una y puede crecer más de un metro de altura.

Si prefieres plantas de este tipo que tengan flores rojas, las variedades denominadas Claudia y Bacará pueden cubrir tus expectativas, por cuanto las primeras constituyen una excelente opción para usar en bordes de jardines porque solo crecerán hasta sesenta centímetros de alto. Mientras que la segunda, prosperan mejor en la sombra parcial y presentan los bordes de los pétalos contornos claros, delgados y blancos, que generan cierto contraste con el rojo. Otra presentación es Carine que produce una flor blanca que tiene marcas de color púrpura en el centro de la flor en forma de trompeta. A la planta le irá bien en pleno sol parcial y en suelo bien drenado.

Por su parte, los llamados Passos: son adecuados si buscas una planta que destaque en el jardín, esta variedad tiene flores púrpuras con centros rojos que muestran cuando florecen en julio y agosto, además, crecen hasta 1,20 metros de altura. También se encuentra Nathalie: esta es una planta que produce flores de color salmón que se verán muy bien en cualquier jardín. Las hojas tienen forma de estrella y cada tallo puede contener 10 o más flores. Esta planta es de tamaño pequeño, lo que la hace ideal para su jardín y crecerá mejor en suelos bien drenados y a pleno sol.

Si le gustó este artículo sobre los Cuidados de los Gladiolos, le invitamos a leer otros artículos que contienen temas de interés en los siguientes enlaces:

(Visited 276 times, 1 visits today)

Deja un comentario