Características de la Flora de la Tundra, Clima y Suelo

La Tundra es uno de los ecosistemas del planeta donde la diversidad animal y vegetal conviven en un ambiente caracterizado por un clima muy frío y un suelo con escasos nutrientes. En el presente artículo conocerás en especial las características de la Flora de la Tundra, por lo que te invitamos a seguir leyendo.

FLORA DE LA TUNDRA

Características de la Flora de la Tundra

Los ecosistemas de tundra están llenos de extremos. Las temperaturas en verano oscilan entre los 3 y los 16 grados centígrados, aunque la temperatura media anual es de -28 ° C. Los vientos pueden barrer el paisaje a 97 kilómetros por hora. Estos factores, junto con la corta temporada de crecimiento (generalmente entre 50 y 60 días) significan que vivir en un clima de tundra es difícil y desafiante. Afortunadamente, las adaptaciones en la flora de la tundra han permitido que varias especies sobrevivan en este entorno. Hay más de 1.700 especies de plantas de tundra.  A continuación, indicaremos algunos ejemplos de la Flora de la Tundra.

Musgos

Los musgos son parte de la flora de tundra, no vasculares y portadoras de esporas que ayudan en la descomposición del suelo y la liberación de nutrientes a las plantas circundantes. En este ecosistema, el musgo actúa como una capa superior aislante, protegiendo el permafrost (suelo permanentemente congelado) debajo del aire caliente que podría conducir al deshielo. La composición de la vida vegetal en la tundra a menudo depende del drenaje del suelo.

Hay que destacar que, esta clase de flora de tundra puede ser ubicada con mucha facilidad y frecuencia en grandes áreas de bajo relieve, donde se encuentran suelos de turba pantanosos y el agua se mantiene cerca de la superficie de la tierra. A su vez, se puede mencionar que, las mismas tienen la interesante cualidad de permanecer inactivos durante meses, o incluso años, absorbiendo la humedad como una esponja cuando vuelve a estar disponible.

Pastos o Hierbas

Otra especie integrante de la flora de tundra que se puede mencionar, son los pastos. La mayoría de ellos se encuentran en los lugares elevados del ecosistema, en donde hay grava seca a lo largo de ríos y en áreas planas y pantanosas. Los pastos se pueden confundir fácilmente con una planta similar conocida como juncia. El tallo de una hierba es redondo, mientras que el tallo de una juncia tiene la forma de un triángulo en sección transversal. Una manera fácil de notar la diferencia en el campo es recordar la frase «los juncos tienen bordes».

Flores

Las flores que integran el gran cumulo de especies de la flora de la tundra, son a menudo pequeñas y se elevan solo unos centímetros del suelo. Se puede decir que, a muchas se las conoce como «plantas cojín» debido a que su desarrollo se efectúa en las zonas densas esteras para protegerse de las bajas temperaturas y el viento. Aunque son pequeñas, en relación con el resto de la planta, las flores son grandes y coloridas. Se pueden encontrar más de 400 tipos de flores en la tundra.

FLORA DE LA TUNDRA

Cuando se toman en consideración las flores que pertenecen a la flora de la tundra, hay que resaltar los diversos tipos de frutos que salen de las mismas. En la mayoría de los casos estos se presentan en forma de bayas tras haberse dado con éxito el florecimiento y la polinización de las plantas. Entre las frutas que usualmente arrojan estas flores del círculo ártico se encuentran: las moras, los arándanos, uvas de oso o gayubas, entre otros. Además, se debe resaltar que las mismas son la principal fuente de alimento de la fauna local cuando son abundantes en otoño.

Arbustos

Los arbustos suelen ser más bajos, más cercanos a la línea de árboles que las laderas más altas de la tundra alpina. Muchas especies de arbustos son similares a las especies de árboles en las regiones más cálidas del mundo. Existen en el ambiente más fresco de la tundra como arbustos, lo que significa que necesitan menos nutrientes para sobrevivir y están más cerca del suelo para protegerse de los fuertes vientos. Entre las especies de la flora de la tundra que destacan en esta categoría, esta: Abedul enano, álamo balsámico y sauces.

Adaptabilidad de la Flora de la Tundra

Muchas plantas de la flora de la tundra son perennes, lo que significa que ahorran energía y nutrientes para múltiples temporadas de crecimiento antes de la floración. Por un lado, los sauces tienen un tejido alrededor de sus flores que pueden elevar la temperatura cerca de la flor de 5 ° F a 15 ° F más que la temperatura del aire. Y por otro, la conocida planta llamada té de labrador mantiene sus hojas al final del verano en lugar de dejarlas caer al suelo, lo que lo ayuda a mantenerse protegido del viento.

A su vez, la amapola ártica y la dríada ártica pueden rotar la cabeza de su flor para seguir al sol durante todo el día, lo que les da a las plantas calor y energía adicionales. Conociendo estos detalles, se puede decir que, la flora de la tundra ha evolucionado con el tiempo para sobrevivir a un invierno frío, una temporada de crecimiento corta y fuertes vientos. Aunque la tundra puede parecer estéril a primera vista, está llena de una vibrante comunidad de plantas, muchas de las cuales han sobrevivido aquí durante miles de años.

Clima, Suelo y Fauna de la Tundra

Ya conociendo todo lo relativo a la flora de la tundra, desde cuales son los tipos de plantas que se encuentra, hasta comprender su poderosa adaptabilidad a ese tipo de clima extremo. Es necesario señalar otros puntos que pueden llegar a complementar la información de este artículo, ya que la flora no es el único elemento de este ecosistema, existe la fauna, el clima, el suelo, los cuales interactúan con ella. Además, habría que señalar también los diferentes tipos de tundras.

Clima

La tundra no tiene más de dos estaciones por año, siendo el invierno el más largo. Sus temperaturas pueden llegar a los 5º C de media en los meses calurosos y en los meses fríos por debajo de los -20º C. Por lo general, está caracterizado por un clima extremadamente frío y vientos muy fuertes. Aunque sus lluvias son escasas, no es un clima seco debido a las bajas temperaturas de las áreas territoriales donde se ubica este bioma. Esto, en combinación con su subsuelo congelado, produce un tipo de bioma húmedo.

Suelo

La superficie del suelo está permanentemente congelada. Este fenómeno se llama permafrost. La congelación puede ser más o menos profunda dependiendo de la temperatura del aire. Los suelos de la tundra suelen ser gleys, una capa de tierra empapada en agua rica en hierro, lo que le da un color gris verdoso. Esto significa que, si bien el suelo contiene una gran cantidad de agua, no siempre está disponible para el consumo de plantas y animales. Por otro lado, el contenido inorgánico del suelo lo hace menos fértil.

Fauna

Otro de los elementos relacionados a la flora de la tundra, son los animales que habitan en ella y a pesar de la aparente desolación de la misma, esta presenta algunos mamíferos impresionantemente. El caribú, más comúnmente llamado reno en el Viejo Mundo, habita en las tundras norteamericanas y euroasiáticas, y muchas poblaciones del continente migran entre las zonas de parto de la tundra y el área de invernada en el bosque boreal. Por otro lado, tenemos los bueyes almizcleros, que se encontraron prehistóricamente en ambos continentes, pero solo quedan en Asía y son los mayores herbívoros nativos de la tundra.

Por otro lado, se debe también resaltar a los increíbles animales carnívoros que habitan este bioma terrestre. La principal fauna de esta agrupación lo integran los osos polares, los cuales se ubican en la zona costera para refugiarse, sin embargo, el resto del año están en las zonas más norteñas del globo y en alta mar para conseguir sus presas. Otro de los osos que puede observarse en este lugar, son los pardos. Estos últimos son más frecuentes en Canadá y Alaska.

Tipos de Tundra

En el ecosistema que presenta la Tundra en donde una de sus características es la escasa vegetación, se distinguen tres tipos de Tundra, que describimos a continuación:

Tundra ártica: se encuentra en el hemisferio norte, en gran parte de Canadá y Alaska bajo los casquetes polares del Ártico. En particular, la tundra ártica tiene temperaturas a veces por debajo de -70 °, por lo que no es común que haya árboles, pero es posible ver una variedad de flora de tundra, como pasto y la espuma. A su vez, es posible encontrar más animales, porque la riqueza del suelo es mayor que la de la tundra alpina. Cabe señalar también que la altura de esta tundra tiene menos oxígeno en el aire, lo cual hace frenar la proliferación de la fauna del lugar.

Tundra alpina: se ubican principalmente en las zonas montañosas de cualquier punto de la Tierra, además, para algunos expertos o individuos, esta clase puede ser conocida con el nombre de taiga.  Hay que resaltar que, debido a la pendiente de la montaña en la que se ubica la tundra alpina, tiene un buen drenaje por lo que el subsuelo no se congela, a diferencia de la tundra ártica. Aquí las temperaturas oscilan entre 5 ° C y 7 ° C en verano y -40 ° C en invierno.

Tundra antártica: este ecosistema se encuentra solo en Georgia del Sur, las Islas Sandwich del Sur y la Península Antártica. Allí se pueden encontrar líquenes, hepáticas, especies de algas terrestres y acuáticas. En concreto, se pueden encontrar dos tipos de plantas: la hierba antártica y la oruga antártica. A diferencia de la tundra ártica, aquí faltan mamíferos. Esto se debe a que dicho continente y las islas están distantes de los demás continentes.

Si le gustó este artículo sobre la flora de la tundra y desea aprender más sobre otros temas interesantes, puede revisar los siguientes enlaces:

(Visited 475 times, 1 visits today)

Deja un comentario