Flor de Orquídea: Características y su Significado

En este artículo conocerás las Características de la Flor de Orquídea y su Significado. La primera característica es que existen alrededor de 25.000 a 30.000 especies, siendo la familia botánica Orchidaceae la de mayor número de especies. Otra característica es que nacen desde las regiones templadas hasta las regiones tropicales, existen Orquídeas de gran tamaño y otras  microscópicas. Te invito a conocer el mundo de las bellas flores de Orquídeas.

FLOR DE ORQUIDEA

La Flor de Orquídea

Las Orquídeas son alrededor de más de 25.000 especies diferentes adscritas a la familia Orchidaceae, que es la más abundante en especies dentro del reino vegetal. Esta diversidad de especies conlleva a variadas formas, adaptaciones a climas y tipos de cultivos, entre otras. A pesar de esta gran diversidad el pertenecer a una misma familia botánica significa, que desde el punto de vista taxonómico tienen particulares comunes entre estas.

El conocer a las diferentes Flores de Orquídeas, es como realizar una travesía  por  la naturaleza, para conocer sus diferentes mecanismos de adaptación y evolución para lograr polinizar, sus características botánicas, su respuesta fisiológica ante la luz, la humedad ambiental, nutrición, y aprender sus diferentes formas de reproducción y propagación por semillas, vegetativa y también por cultivos in vitro.

Si bien existe una gran diversidad de orquídeas, son las plantas menos conocidas por la mayoría de las personas. Esto debido, a que cuando se hace referencia a la Flor de Orquídeas, se suele pensar en las Orquídeas que se conocen por su nombre común de Flor de Mayo, que pertenecen al género Cattleya sp. Esto por ser el género más comercializados y cultivado por los aficionados a las plantas de Orquídeas.

Las Orquídeas pueden crecer en diferentes ambientes, en medio terrestres, sobre árboles por ser epífitas, se conocen Orquídeas crecen sobre las piedras. No son plantas parásitas, pues no se alimentan de la savia de su hospedero, solo viven sobre estos para adherir sus raíces. Son plantas parientes de las amarilidáceas y liliáceas, sin embargo, sus flores han sufrido una notable metamorfosis durante millones de años.

Características

Las Orquídeas como antes se indicó tienen habito terrestre, epífitos e incluso trepadoras. Son plantas perennes, que florecen una o dos veces al año. Según la vida de las Orquídeas epifitas  están condicionadas a la supervivencia del árbol hospedero. Los cultivadores de estas plantas hacen referencia de Orquídeas recolectadas en el siglo XIX, que todavía están vivas y floreciendo.

FLOR DE ORQUIDEA

Las Orquídeas con hábito terrestre tienen tallos tipo rizomas o cormos y, las epífitas en cambio sus hojas se han modificado para formar pseudobulbos en el que acumulan los nutrientes y el agua. Estos pseudobulbos los recubren las vainas foliares que son membranas que se marchitan con el transcurso del tiempo.

Tipo de crecimiento

Estas plantas pueden tener dos tipos de crecimientos, a saber: formando muchos tallos, que el crecimiento tipo simpodial o ser una Orquídea que tienen un solo tallo o crecimiento del tipo monopodial, en este tipo de crecimiento ocurre en la yema apical a partir del cual nacen nuevas hojas y flores y la planta va aumentado de altura, ejemplo las Phalenopsis y Vandas. El más común, es el crecimiento simpodial, que es cuando se observan los pseudobulbos, donde reservan los nutrientes y agua para su mantenimiento, ejemplo las Cattleyas.

Como se señaló los pseudobulbos son las hojas modificadas de las Orquídeas, estos crecen verticalmente y entre cada pseudobulbo, se desarrolla los nuevos tallos que crecen horizontalmente. En la misma base de un pseudobulbo, nacen otros pseudobulbos a partir del cual nacen nuevas hojas y raíces (formando una nueva planta).

Estos pseudobulbos se comportan como reservorios de agua y nutrientes para vitalidad de la planta y formación de flores, aunque haya perdido sus hojas. Entre las orquídeas con crecimiento simpodial se encuentran los Oncidium, Dendrobium y como ya se indicó las Cattleyas. Las Orquídeas de crecimiento monopodial, tienen un tallo único que crece sobre su propio eje constantemente.

FLOR DE ORQUIDEA

En las plantas monopodial, el tallo cada vez que crece forma nudos de donde nacen nuevas hojas y raíces que se dirigen hacia abajo. A medida que se nuevos nudos forma raíces y nuevas hojas, se mueren las hojas viejas, que vienen siendo las hojas inferiores. Una vez al año emerge su inflorescencia de la que pueden florecer sus flores, a veces en dos ocasiones o rondas. Los géneros en los que se observa este tipo de crecimiento son  Ascocentrum, Phalaenopsis y Vanda.

Raíces

Las Orquídeas epífitas tienen raíces aéreas, muy largas de color verde, que cuelgan de las ramas de los árboles. Las funciones de las raíces de las Orquídeas epifitas son las de fijan la planta sobre las rama de los árboles y también absorber los nutrientes que precisan las plantas para su nutrición. La epidermis de este tipo de raíces se llama “velamen” que consta de capas de células muertas al madurar y con gruesas paredes celulares con lignina.

El “velamen” es una vaina esponjosa de color blanco que protegen las raíces y evita la deshidratación. El “velamen” es una envoltura apergaminada que envuelve las raíces, al llenarse de agua se transparenta para permitir la función de la fotosíntesis. El “velamen” se presenta en las raíces epífitas y en algunas raíces terrestres. Las raíces terrestres de las Orquídeas son tuberosas.

Hojas

Las hojas de las Orquídeas son simple con borde entero, surgen de los tallos, sean estos aéreos o del tipo rizoma. Su disposición es alternada, con verticilo, basales o crecen a lo largo del tallo. Las hojas a veces pueden estar reducidas a vainas, pueden tener venación paralela y envainadora. Las Orquídeas que viven en lugares con estaciones secas, crecen con hojas carnosas donde almacenan agua y nutrientes.

Flores de las Orquídeas

Las Flores de las Orquídeas son muy diversas entre los géneros y es el órgano de esas plantas más especializado. Sin embargo, en todas se mantienen la misma estructura o diagrama floral. Sus flores como todas las plantas monocotiledóneas su perianto es trímero. Sus flores presentan 3 sépalos externos: Dos sépalos laterales y un sépalo dorsal; 3 pétalos internos: un labelo (un pétalo modificado de mayor tamaño y color más fuerte) y dos pétalos laterales.

FLOR DE ORQUIDEA

Además, estas flores presentan el fenómeno de “resupinación”, este se observa por la torsión  de  este órgano con respecto a su posición original. Esta torsión tiene el propósito de ser más atractivo para sus polinizadores. Por lo general el labelo envuelve para proteger los órganos sexuales de las orquídeas. Los sépalos externos, se asemejan a pétalos imbricados o superpuestos.

Los dos sépalos dorsales  suelen estar unidos en un mismo elemento llamados “sinsépalos”. En la parte interna de la flor, se encuentran los pétalos separados unos del otro, pueden ser de diferentes colores y también pueden tener puntos o manchas de diferentes tamaños. El tercer pétalo modificado o labelo es más grande que los dos laterales y, con diferentes formas. Este labelo, es una característica propia de las orquídeas.

El labelo puede ser lobulado, en este caso tendría un lóbulo central y dos laterales. También, pueden ser diferentes oblicuamente dos partes y que identifican como “hipoquilo” la basal y “epiquilo” la distal. En este pétalo característico de las Orquídeas se llega observar sectores brillantes, crestas, quillas, así como callos.

En algunos géneros el labelo desarrolla un espolón que va hacia atrás o hacia abajo y en el que se encuentra un nectario. El espolón puede tener forma alarga y delgada como se observa en Orchis, y Gymnadenia, incluso parecer un saco ovalado, como se observa en (Coeloglossum  viride). En otras especies este pétalo modificado no presenta néctar o puede que se observen nectarios y no estar incluidos en el labelo.

El androceo (órgano sexual masculino),  en la Flor de las Orquídeas, por lo general está constituido por uno o dos estambres, muy pocas veces tres. Cuando es un solo estambre, se genera del estambre medio del aparato reproductor externo ancestral y comúnmente con dos estaminodios vestigiales que nacen de los estambres laterales de un aparato reproductivo interno ancestral. En algunos casos tienen dos o tres estambres fértiles como se puede ver en las Sub familias Apostasioideae o Cypripedioideae.

FLOR DE ORQUIDEA

Cuando presentan dos estambres fértiles, estos proceden de los dos estambres laterales del aparato reproductivo interno ancestral, y asimismo, cuando son tres estambres fértiles proceden de los dos estambres laterales del androceo interno y del estambre medio del androceo externo. El aparato reproductor está unido al estilo y al estigma. Tanto el estilo como el estigma están muy modificados y forman una estructura llamada “columna”, “ginostemo” o “ginostegio”.

En la parte del “ginosterno” conocida como “clinandro” o “androclino”, se ubican las tecas de las anteras. La forma de su polen es granular, agrupados desde dos a ocho masas suaves o duras denominadas polinias. En estas polinias se ubican la “caudícula” que es un complemento delgado parecido a un filamento, unido a través de una masa pegajosa, que le dan el nombre de “retináculos” o “viscidium”, ubicado encima del “rostelo”, que se deriva del estigma parecido a un lóbulo alargado y que lo pueden ver encima de la parte receptiva del estigma.

El polinario (una estructura que agrupa los polinios, caudículas y retináculos), es el encargado de trasladar el polen en el momento de la polinización.  Asimismo, las anteras son la parte terminal de los estambres, es una dehiscencia longitudinal y su elemento de unión se encuentra reformado en un “opérculo” que protege la antera hasta el momento de la polinización.

El aparato reproductor femenino o gineceo lo integran tres carpelos unidos entre sí, el ovario de las Orquídeas es ínfero, con un lóculo o tres lóculos, y además millones de óvulos dispuestos en la cavidad del ovario, es decir de placentación parietal y, también de placentación axilar, eventualmente.

La mayoría de las Flores de Orquídeas producen néctar, aquellas Orquídeas que no tienen nectarios son autógamas o apomícticas, que producen semillas sin tener que ser polinizadas. Las Orquídeas productoras de néctar presentan sus nectarios u órganos donde se producen el néctar de la flor, de diferentes formas y ubicaciones. En algunos géneros el nectario se ubica en el espolón del labelo, en otros se detecta en los ápices de los sépalos,  o también en las partes internas del gineceo.

Tipos de inflorescencias

Las inflorescencias de estas plantas son variadas, incluso dentro de las especies de Orquídeas de un mismo género. Por consiguiente la ubicación de las flores, que pueden llegar a ser indeterminadas, o sencillamente tener una sola flor, con una ubicación terminal o axial. En general las Orquídeas presentan inflorescencias con dos o más flores, compuesta por un tallo llamado péndulo, que crece de un eje floral y es un poco alargado. Y un tallo más pequeño llamado raquis que es dónde se encuentran las flores.

En muchas de las especies de Orquídeas las flores se ubican en un racimo erguido y alargado, donde las flores están dispuestas en espirales laxa en torno al raquis, como se observa en el género Cymbidium. En la inflorescencia tipo racimo, las flores individuales están unidas al eje floral identificado como pedicelo. Algunas especies sus flores salen directo del raquis, en este caso la inflorescencia es tipo espiga, ejemplo de géneros con este tipo de inflorescencia Peristylus y Neuwiedia.

La floración en el caso de las Orquídeas del género Bulbophyllum, su raquis es contraído y pareciera que sus flores salieran desde un mismo lugar y la inflorescencia parece una umbrela o sombrilla. Asimismo, los géneros Oncidium y Renanthera, tienen inflorescencia tipo panículas, porque la disposición de sus flores es ramificada.

Frutos y Semillas

El fruto consiste en una cápsula carnosa loculicida, que al madurar abre sus carpelos. Dentro de este fruto dehiscente se encuentran contenidas millones de semillas (hasta unas 4 millones). Las semillas se encuentran poco desarrolladas y sin cotiledones (láminas embrionarias con que buscan sus nutrientes), ni endospermo (donde se acopia tejidos nutritivos, grasa o albúmina), debido a esto tiene que nutrirse con sustancias orgánicas externas para su germinación.

Para germinar en su habita natural las Orquídeas, con la intervención de un hongo, que convive con las raíces de las Orquídeas, formando simbiosis. En los ambientes naturales es muy difícil la germinación por semillas, debido que tienen que presentarse todas las condiciones adecuadas en el mismo momento. Debido, a esto es la razón de porque las Orquídeas tengan tantas semillas.

FLOR DE ORQUIDEA

Las semillas, tiene un tamaño muy pequeño, como el tamaño de la cabeza de un alfiler. Presenta un tegumento membranoso que no presenta fitomelaninas, tan solo tiene una capa externa firme y sus tejidos internos colapsados. Estas semillas pueden ser aladas y se dispersan por el viento. Las semillas tienen un embrión muy pequeño y no tiene el endosperma porque lo pierde durante el desarrollo embrionario.

Significado de las Orquídeas

Para empezar hablar del significado de las Orquídeas, se tiene iniciar con el origen de su nombre pues, a partir del mismo estas exóticas plantas, se les asocia con la virilidad, sexualidad e incluso con la fertilidad. Esto es así desde que los coleccionistas de estas bellas Flores de Orquídeas de diferentes civilizaciones y culturas, hacen uso de ellas.

Significado de su nombre

El origen de la palabra Orquídea proviene del griego (órjis «testículo”) e (idéa “forma”). Debido a los tubérculos de las especies del género Orchis, que es una Orquídea terrestre que tienen dos tubérculos que se asemejan a los testículos. El origen del nombre de las Orquídeas fue reportado por vez primera en la obra De Causis Plantarum de Teofrasto, filósofo griego, escrito 375 años antes de Cristo, posiblemente.

Significado y creencias de la antigüedad

Según los padres para elegir el sexo del hijo comían las raíces de las Orquídeas. Esto al parecer lo practicaba en la antigua Grecia, resulta que si el padre consumía las raíces grande de una planta de Orquídea el hijo esperado resultaba varón y, en cambio si la madre consumía las raíces pequeñas de la planta en cuestión, concebían a una hembra.

En la cultura asiática como la China las Flores de Orquídeas han sido cultivada desde antes de Cristo, para los chinos las Orquídeas tiene un significado de integridad, honestidad, belleza, amistad  y distinción. Por su parte los antiguos aztecas descubrieron la planta de Orquídea de donde proviene la vainilla y, mezclaban con el chocolate porque esa bebida les daba vitalidad y poder.

En la cultura europea en la época victoriana, las plantas de Orquídeas conocidas provenían de las regiones tropicales del Nuevo Mundo (el continente americano), y eran muy exóticas y raras con respectos a flores conocidas. En aquel entonces coleccionar Orquídeas era un símbolo de status social. Quien las obsequiaba, transmitía a través de este obsequio el amor y pasión para la persona al que se destinaba y, mientras más rara era la Orquídea mayor y profundo era sus sentimientos.

Significado esotérico y espiritual

Si dispones de un lugar en tu hogar para meditar o pasar un buen rato relajándote con lecturas u otras actividades placenteras. Puedes adquirir unas Orquídeas o si llegan obsequiarte una, se sugiere adornar este lugar con estas flores y ubicar en un lugar con buena luz solar. Si ocurre que las Flores de Orquídeas se marchitan, al parecer quiere decir que todavía falta para cumplir los objetivos planteados o que los has dejado.

Si por el contrario, la planta de Orquídea crece y se fortalece y prospera quiere decir que estas por buen camino y superando obstáculo logrando tus objetivos, paulatinamente hasta llegar a la meta. Asimismo, se sugiere que la Orquídea sea imaginada como un reloj, y que la medianoche y el mediodía se pueden marcar en el mismo lugar.

En la antigua medicina china, la planta de Orquídea era usada para elaborar medicinas para aliviar los síntomas de la tos y otros malestares pulmonares, asimismo para medicar problemas  de deficiencias renales, digestivas y deficiencias visuales.

Significados de las Orquídeas según su color

Las Orquídeas con flores de color rosa, significa feminidad, felicidad, alegría y suelen obsequiar para conmemorar los aniversarios de matrimonio, sobre todos al 14 y 28 año de matrimonio. En cambio, las Orquídeas de color púrpuras son obsequiadas a aquellas personas que se le admira y respeta. Significa admiración y respeto.

FLOR DE ORQUIDEA

Las Orquídeas de color rojo tienen varios significados,  como de fortaleza, intrepidez, pasión y deseo. Por esto es una de las Orquídeas más regaladas el Día de San Valentín. Las Orquídeas de color blanco, significan buena aventura, belleza, prosperidad e inocencia. Son muy usadas para arreglos florales para ceremonias de bautizos, y bienvenidas a los bebés recién nacidos. Así como también las ceremonias de bodas.

Si quieres desear a una persona que tenga buena suerte, mucha alegría y deseo de éxito por un nuevo emprendimiento, entonces regala Orquídeas Amarillas, que además de tener esos significados, también quieren decir amistad. Por el significado de las Orquídeas de color naranja, es oportuno regalarlas para expresar entusiasmo e intrepidez, es un regalo adecuado para desear que le vaya bien en alguna presentación y se encuentre nerviosa(o).

Significado de las Orquídeas verdes, es salud, larga vida, naturaleza y buena suerte. Si quieres desear a alguien que aprecias larga vida y prosperidad es oportuno obsequiar Orquídeas de Flores verdes. Algunas personas regalan Orquídeas con Flores azules (teñidas), para expresar que era único y exótico. Cabe destacar, que en la naturaleza no existen Flores de Orquídeas azules.

Historia

Las Flores de Orquídeas han sido deleite y cuidadas por los seres humanos desde la antigüedad. Según textos antiguos escritos en la China hace más de 1.500 años ya se hablaba del cultivo de plantas de Orquídeas. Entre los años de 551-479 A.C, Confucio hizo referencia del cultivo de las plantas de Orquídeas, en esos escritos él señalo que los orientales fueron los primeros que se preocuparon en cultivar estas plantas.

Muchos años antes que los viajeros occidentales conocieran las Flores de Orquídeas, ya en pinturas chinas y japonesas se ven ilustraciones de Flores de Orquídeas. El nombre de esta familia de plantas se lo colocó el filósofo griego Theofrastes (350-283 A.C), del griego Opxis y de la palabra latina Orchis, que quiere decir testículos.

En la civilización occidental, se hace referencia sobre estas plantas por primera vez en el año de 1552 un manuscrito azteca publicado por Baudiano. En este escrito se describe la especie Vainilla (Vanilla pompona), en ese documento se dibujaron partes de la planta.  En el documento Species plantarum, publicado en 1745, por Carlo Linneus se clasificó 8 géneros  de Orquídeas.

En el continente europeo, las Orquídeas despiertan interés en el momento que una Orquídea de la colección de Charles Wager, llevada del Nuevo Mundo desde la región tropical, llamada Bletia purpurea (sin. Bletia verecunda) y, se encontraba en custodia en el Jardín Botánico de Chelsea. A partir de ese momento los cultivadores de plantas, mostraron mucho interés en aprender a cultivar Orquídeas y, de tener su propio orquidarium u orquidario, lugar de cultivo, que fue un requisito acorde con el estatus de horticultor por lo general de la elite inglesa.

En el año de 1818, llega a manos del inglés William Cattley, un grupo de plantas colectadas en Brasil y, de la cual los botánicos ingleses desconocían y que sus flores creó excitación en Londres. Al recibirla el botánico inglés Lindley, la clasificó como una Orquídea y en honor a Mr. Cattley, se originó el género Cattleya y el nombre científico de la especie Cattleya labiata.

Este tipo de acontecimiento conllevo, a que cada vez que florecía una planta de Orquídea, era motivo de celebración y las noticias llegaban ser publicada en primera plana de los diarios locales. En ese entonces los recolectores que se profesionalizaron en la búsqueda de nuevas especies vegetales y animales, para satisfacer la demanda  de los consumidores europeos. Por lo general eran personas de Francia y Gran Bretaña, que viajaron al continente americano y, sin medir consecuencia saquearon los bosques de este continente.

Esta grotesca comercialización de Orquídeas exóticas y asimismo de otras plantas y animales raros, puso a muchas especies en peligro de extinción. Habiendo especies que hoy en día lo que queda es la referencia bibliográfica.  Por fortuna con la llegada del siglo XX, la “orquidiomanía” de los coleccionistas europeos mermo, debido a los altos costo de mantenimiento de este tipo de plantas. Entre estos, que por ser plantas de ambientes cálidos y poco resistentes a heladas invernarles, se tenía que instalar calefacción en los viveros de Orquídeas, y su costo era alto.

En ese entonces, el costo de la energía era muy alto. Debido, a la Primera Guerra Mundial que afectó el mantenimiento de las diversas colecciones de plantas y entre estos los orquidarios de coleccionistas privados. Con la llegada de la depresión que hubo en el año de 1929, la mayoría de los coleccionistas de Orquídeas se vieron afectados económicamente y sus colecciones pasaron a mano de Jardines Botánicos y horticultores comerciales.

Aspectos Ecológicos

La familia Orchidaceae es la familia botánica con el mayor número de especies de Orquídeas, entre 25.000 a 30.000 especies, agrupadas en unos 800 géneros, que crecen en diferentes hábitats del planeta. La familia Orchidaceae  se distribuye ampliamente, se pueden encontrar Orquídeas a partir en la región del círculo polar Ártico hasta Tierra de Fuego en el Antártico y Australia. Donde estas plantas no crecen son en las regiones desérticas y en los dos polos.

Distribución

Su distribución es más amplia en las regiones subtropicales y tropicales, en esta última región la mayoría de las Orquídeas son epífitas. Se pueden observar Orquídeas en lugares a nivel del mar hasta unos 5000 msnm, en diferentes ecosistemas, sean regiones montañosas, selvas húmedas, sabanas, costeros y otros. En ambientes donde los suelos son bajos en nutrientes las Orquídeas se comportan como especies dominantes.

Muchas especies de Orquídeas crecen bosques tropicales ubicados en zonas montañosas, que por su topografía forman barreras naturales y la dispersión de las especies de plantas  es más difícil, por consiguientes ocurren un alto número de especies endémicas. Estos endemismos, es común observarlos en lugares como islas y en el sudeste del continente asiático.

Los países que reportan mayor diversidad de especies de Orquídeas endémicas son: En el continente Sudamericano, Colombia que reporta el mayor número de diversidad de especies de Orquídeas con unos 4.270 especies descritas, seguido de Ecuador con alrededor de unas 3.500 especies clasificadas. Continua la masa Atlántica brasilera con una 1.500 especies reportadas y descritas. Luego siguen las montañas de Centro América, en el continente americano.

En los continentes asiático y africano, se conoce la existencia de gran cantidad de especies en las montañas al sur del Himalaya en China y la India, y en el sudeste de áfrica en la Isla de Madagascar. Esta amplia distribución ocurre por su capacidad de adaptación y resistencia para crecer en lugares próximos a las costas; lugares montañosos como los ecosistemas de páramos, Bosques húmedos y otros.

Son plantas “litófitas” es decir que pueden vivir sobre las rocas; epifitas porque viven sobre las ramas de los árboles y también tienen hábitos terrestres. Incluso se han reportado Orquídeas viviendo en ambientes subterráneos. Cabe destacar que aunque viven sobre los árboles son plantas solo se apoyan sobre las ramas de los árboles y, no absorben la savia. Además, a esa altura pueden recibir mejor la luz solar. Algunas Orquídeas miden apenas milímetros y otras plantas de Orquídeas en cambio llegan a tener el porte de un árbol de hasta más de 3 metros de alto.

Polinización

En la naturaleza, las Flores de Orquídeas llegar a abrir en la misma época todos los años, una vez al año. Debido a que están condicionadas a factores ambientales, sean estos: como aumento o disminución térmica, cambios estacionales, las horas de luz solar, incremento o disminución de la humedad ambiental.

Existen especies cuyas Flores abren un solo día por ejemplo la Orquídea del género Sobralia y, otras que sus flores duran abiertas hasta unos tres meses por ejemplos los géneros  Paphiopedilum y Phalaenopsis. En cambio las Orquídeas híbridos florecen incluso más de dos veces al año. La mayoría de requieren de un polinizador para que se lleve a cabo la polinización de sus flores.

Se puede decir que prácticamente todas las Orquídeas alrededor del 97% precisan de un polinizador para poder trasladar los granos de polen hasta los pistilos de otras flores y, por consiguiente se lleve a cabo la fecundación y la posterior formación del fruto y semillas. Cabe aclarar que el polen de estas plantas se ubica en las polinias o polinario.

Por estar resguardado en esta estructura, el polen no puede diseminar desde una flor a otra Flor de Orquídea, por si solo o por el viento. Debido a esto, estas plantas para reproducirse sexualmente, requieren de la asistencia de los polinizadores de las Orquídeas, que varían dependiendo de la especie, algunos polinizadores son las moscas, mosquitos, abejas, avispas, coleópteros y algunos pájaros como colibríes.

La relación de las Flores de Orquídeas con los animales polinizadores, conlleva que estos polinizadores tengan contacto con las flores de manera frecuente y que se poseen en ellas por bastante tiempo. Esto para que las anteras y el estigma logren ser tocados con cierta continuidad, para que el polen quede pegado a los polinizadores de manera tan segura y así lograr llegar hasta los estigmas de otras Flores de Orquídeas.

El éxito de la polinización de las Flores de Orquídeas depende de la interacción entre las plantas de Orquídeas y sus polinizadores, para esto las flores tienen ciertos mecanismos para atraer estos animales polinizadores y que también sean atraídos por flores de la misma especies, algunos de estos productos y mecanismos son: el polen de la flor, el néctar y cebos. También atraen a los polinizadores atrayéndolos por los olores y colores, y, así también teniendo polen viscosos o adherente.

Durante la evolución del reino vegetal, se han producido mecanismos evolutivos para poder sobrevivir a los cambios ambientales sufridos por la naturaleza. En vista de esto, existen plantas angiospermas zoófilas, que son plantas que para reproducirse dependen de la interacción con animales. Asimismo, el hecho de existe un grupo de animales que se han adecuado a ellas, es una respuesta de co-evolución condicionada por una estrecha relación entre estos animales y plantas.

Esta co-evolución se puede observar en la apretada relación entre las plantas de Orquídeas y los animales que la polinizan, llegando a ser tal, que el uno no puede vivir sin el otro. Esta intrínseca relación de polinización son una respuesta de co-evolución, y que es beneficiosa para ambos. Pues el polinizador puede obtener en algunos casos el néctar de la flor y estos trasladan el polen a otra flor de su misma especie.

Sin embargo, ocurre que a veces las Orquídeas engañan al polinizador para atraerlo se pose y se lleve polen en sus patas y alas hasta otras flores y este no obtiene ninguna recompensa. En la mayoría de los casos esto ocurre diferente. Debido, que muchas especies de Orquídeas aportan alimentos a sus animales polinizadores, algunos de estos alimentos son: néctar, aceites o pelos alimenticios. Así también resinas, ceras y esencias.

Las plantas ofrecen estos alimentos como una manera de compensar a los polinizadores por ayudar en el transporte del polen y lograr polinización de las Orquídeas, y de esta manera fortalece la conducta de los polinizadores. Debido a la estrecha relación entre los polinizadores y estas Flores de Orquídeas, ha llevado a cierto grado de especialización, de un solo tipo de polinizador para asegurar el eficiente traslado del polen y, por su parte las flores especializaron su conformación y estructura floral para ser más llamativa a una especie de insecto.

En vista a esto, es que se observan las diferentes formas de flores en las Orquídeas con el objetivo de ser atractivas para determinados tipos de insectos polinizadores, como: abejas, avispas, polillas, mariposas y moscas. Y otros animales polinizadores como murciélagos, sapos y pájaros. Algunas Orquídeas también atraen polinizadores de todo tipo y otras si son muy especializadas siendo atractivas para una o unas pocas especies de animales polinizadores.

Las recompensas para los polinizadores pueden ser néctar, aromas de las flores, polen, y algunos géneros de Orquídeas como el Cypripedium, chantajea a su polinizador y no le da ninguna recompensa, asimismo, géneros como Ophrys y Cryptostylis, se asemejan o mimetizan sus flores en forma, y aroma de las hembras de insectos como las abejas, moscas o avispas y cuando los machos buscan de aparearse, las Flores de estas Orquídeas son polinizadas porque las confunden con hembras de sus especies, produciéndose el fenómeno de pseudocopulación.

Este proceso ocurre con la asistencia del labelo que funciona como una pista de aterrizaje y por su forma, colorido y textura proyecta señales visuales o táctiles para dirigir al polinizador. La polinia de la flor se adhiere al cuerpo del polinizador, y por lo general es depositada, en una depresión en la parte baja de la columna, que viene siendo el estigma de otra flor.

Una modificación para atraer a su polinizador se observa en el género Coryanthes, las flores de este género presentan un labelo que tiene forma de bolsillo que está repleto de un fluido que emana la columna de la flor y, al caer una abeja se sumerge en este líquido que lo lleva a viajar atravesando un túnel y obligando al insecto a la deposición del polinario en su cuerpo. Este traslado de polen a través de la polinia es una posible adaptación para lograr la fertilización de gran cantidad de óvulos.

Se conocen de especies de Orquídeas que pocas veces son polinizadas y se mantienen funcionales y mostrando su belleza por un buen tiempo. Esto porque la marchitez del perianto suceso pasada la fertilización. En una especie de Orquídea originaria de Madagascar Angraecum sesquipedale, ha sido bastante estudiada por su particular biología de polinización.

Esta especie ha evolucionado para adecuar su proceso de polinización a la morfología de la especie de lepidóptera (una mariposa)  Xanthopan morganii praedicta. La Flor de Orquídea de Angraecum sesquipedale presentar un labelo en forma de espolón de 20 a 35 centímetros de longitud y, la mariposa que la poliniza tiene un probóscide de esa misma longitud. El naturalista Charles Darwin es su teoría de la evolución de las especies, predijo este tipo de relación entre las plantas y sus polinizadores, mucho tiempo antes de haber sido descubierta esta especie.

Su germinación

Las Orquídeas producen millones de diminutas semillas que por su tamaño sus pequeños granos parecen polvo. En la mayoría de las especies son dispersadas por el viento y su nutrición depende de un hongo micorriza para lograr germinar. Las sub familias Cypripedioideae y Vanilloideae forman frutos carnosos que fermentan en su lugar de origen (in situ), y que por sus mecanismos de atracción como la fragancia que emana la Orquídea llamada vulgarmente Vainilla, los pájaros y mamíferos son atraídos y terminan siendo agentes dispersores.

Las semillas que producen las Orquídeas son formadas por un embrión compuesto por pocas células, alrededor de 100 a 200, y envueltas por una testa muy dura. Dependiendo de las especies cada fruto puede producir unas 13.000 a 4.000.000 de semillas por cápsulas. El peso de estas diminutas semillas es de unos 0,3 a 14 µg y su tamaño aproximado es de 0,25 a 1,2 milímetros de longitud y 0,009 a 0,27 milímetros de ancho. Las semillas de las Orquídeas no poseen endospermas y es un minúsculo embrión que está colgado dentro de una membrana transparente y en algunos géneros pigmentada.

Son de formas diversas, a saber elípticas, aladas, redondas, filiformes, globulares y fusiformes. Todas estas formas son posibles adaptaciones evolutivas que ayudan a potenciar la fecundidad y su adecuada dispersión por el viento de estas diminutas semillas de las Orquídeas. Otra característica distintiva de las Orquídeas, es que el proceso de germinación de sus semillas se realiza mediante un proceso diferente al de la mayoría de las angiospermas, debido al diminuto tamaño de los embriones de estas plantas.

Esto ocurre debido a los diminutos tamaños de las semillas y por consiguiente su estructura y anatomía son muy reducidas y simples. Por esto sus embriones germinan y se desarrollan y forman una masa de células denominadas “protocormo”. Los “protocormos” tienen una estructura en forma de raíces, identificadas como “rizoides” que en algunas ocasiones cumplen la función de la fotosíntesis. Sin embargo, para que en realidad el “protorcomo” se desarrolle y crezcan como retoño, tiene que interactuar con un hongo y establecer una asociación simbiótica.

Esta es una relación de mutuo beneficio, en esta relación simbiótica el hongo aporta azúcares al protocormo, sobre todos aquellos que no realizan el proceso de fotosíntesis, por falta de clorofila. El hongo que aporta los azucares, luego de tomarlo del sustrato donde se encuentre fijado la planta de Orquídea, ya sea el suelo o la rama de un árbol.

Por su parte el protocormo le suministra al hongo de algunas vitaminas y de un lugar donde vivir. Mientras viven en simbiosis, el hongo vive entre el protocormo y el sustrato. Cuando la Orquídea empieza a crecer y desarrollarse ya produce sus propios nutrientes y la relación simbiótica llega a su fin.

Evolución de las Orquídeas y Filogenia

Siendo la familia Orchidaceae la más diversa en géneros y especies, poco se conoce del origen de las Orquídeas, debido que se desconoce un registro fósil de estas plantas, adecuado para hacer un seguimiento de su historia y evolución. En la búsqueda de su posible origen, en el año de 2007 fue reportado el hallazgo en la República Dominicana de un polinario de una Orquídea, que identificaron como Meliorchis caribea.

El polinario de la Orquídea Meliorchis caribea fue hallado preservado en ámbar y unido al mesoescutelo (aparato bucal) de la especie de abeja  Proplebeia dominicana, ya extinta. El fósil encontrado es originario del Mioceno, y data posiblemente de unos 15 a 20 millones de años de antigüedad. Este descubrimiento resulta un gran paso para el estudio del origen de las plantas de Orquídeas y además ser una evidencia histórica de relación entre esta familia de plantas y sus polinizadores.

Ese descubrimiento también contribuyó junto con los estudios cladísticos sobre el análisis de su morfología, que al parecer el ancestro más reciente  de las Orquídeas actuales existió en el Cretácico superior, hace unos 76 a 84 millones de años de antigüedad. La monofilia es decir la relación de las Orquídeas a un único ancestro común, se apoya por la morfología de esta planta y, también por los estudios realizados a su secuencia de ADN, realizado por varios investigadores, como Dressler entre 1981 y 1993; Dressle y Chase en 1995; Burns-Balogh y Funk  en 1986; Judd et al. 1993; Chase et al. 2000; Fay et al. 2000, y Freudenstein et al. 2004.

Las investigaciones continúan para precisar las relaciones filogenéticas dentro de la familia Orchidaceae, las mismas se han venido descubriendo por medio de los estudios cladísticos de la morfología de esta plantas y su secuencia de ADN, que se han preservado. En la actualidad son muchas las investigaciones que se están llevando a cabo.

En referencia a los estudios de filogenia de las orquídeas, estos van muy avanzados por lo que permiten reconstruir los estados ancestrales y el estudio y seguimiento de varios caracteres adaptativos específicos y poco vistos. Como la realización de una polinización bastante especializada. La conquista de hábitats epifitos  y la función del metabolismo ácido de las crasuláceas (CAM).

El CAM o metabolismo ácido de las crasuláceas es una forma de realizar las fotosíntesis que se ha observado en la taxonomía de otras plantas, sobre todo en aquellas plantas que viven en lugares con restricciones de agua y dióxido de carbono, que suele ocurrir en el dosel de los bosques tropicales (el dosel es la capa de hojas y ramas que forman los árboles vecinos y más alto de los bosques, que cubren grandes superficies, debajo de estos, el lugar es más seco y cálido).

Los animales y plantas que viven bajo esta capa son arborícolas, y hay restricción en la disponibilidad hídrica, en el dosel de estos bosques el agua es estacional o intermitente. La fotosíntesis es del tipo C3 es la fase ancestral de la familia Orchidaceae y el metabolismo lo realizan la sub familia Epidendroideae, que es el clado (agrupación con más antepasados y descendientes comunes) con mayor diversidad de especies epifitas de todas las diferentes familias botánicas de plantas conocidas. Que al parecer estuvo relacionada a una evolución muy rápida de muchas de especies que ocurrió en el período Terciario.

Las investigaciones realizadas por fisiólogos, han encontrado que se ha evidenciado una estrecha relación entre el metabolismo CAM y las plantas con hábitos epifitos. Al parecer estos caracteres han evolucionado a la par desde unos 65 millones de años aproximadamente. A medida, que el ambiente de la tierra se transformaba, con la paulatina aridificación y disminución de la concentración en la atmósfera de Dióxido de Carbono en el periodo Terciario.

Según estos estudios la alta diferencia de especies dentro de la familia Orchidaceae, puede ser a la conquista del hábito epifito y, por lograr realizar el tipo de metabolismos CAM, que está vinculado a este tipo de vida epifita, que le permite realizar la fotosíntesis con poco consumo de agua. El pasar de ser Orquídeas con hábito terrestre a adquirir el hábito epifito, además de precisar la capacidad metabólica CAM, también requiere de otros procesos adaptativos.

Cabe destacar, las raíces finas y pequeñas de las Orquídeas que le ayudan a trepar y fijarse en el sustrato como las ramas de los árboles que tienen poca estabilidad. La morfología de sus raíces que son suculentas y tienen el velamen, es una respuesta adaptativa para sobrevivir a largos períodos sin agua y lograr estar adheridas a un sustrato con poca o ninguna capacidad de almacenaje de agua.

Por último, las poblaciones de especies epifitas por lo general son bajas, debido a esto, precisan de un método de polinización muy especializado para lograr alcanzar transportar el polen de una planta a otra de la misma especie. El haber alcanzado estas modificaciones y adaptaciones fisiológicas por las diferentes especies de Orquídeas, es lo que ha permitido lograr la gran abundancia de especies diferentes de la familia Orchidaceae y que casi el 70% de las especies de esta familia sean plantas epifitas.

De acuerdo a diferentes investigadores, los géneros pertenecientes a la sub familia Apostasioideae, sean estos Apostasía y Neuwiedia vienen siendo parientes del resto de los géneros de la familia Orchidaceae. Los investigadores indican que ambos géneros en específico Neuwiedia, mantienen varios caracteres ancestrales, sean algunos de estos, la presencia de dos estambres en las flores del género Apostasía o tres estambres en las flores del género Neuwiedia, que en ambos casos están un poco unidos al estilo y los granos de polen, son independientes entre ellos y no son pegajosos.

En cambio en los otros géneros de Orquídeas el polen es pegajoso y los granos de polen están unidos entre ellos al ser sacados o son liberados de los estambres. Entre las sub familias de Orquídeas con polen pegajosos se pueden nombrar Cypripedioideae y Vanilloideae, que son dos clados basales. La sub familia Cypripedioideae, donde se encuentran los géneros Cypripedium y Paphiopedilum, es monofilética.

Los géneros que la conforman tienen todos algunos caracteres exclusivos, por ejemplo el labelo tiene forma de saco (Que parece la parte delantera de una zapatilla) y la antera se encuentra modificada en un estaminodio que se asemeja a un escudo y presenta dos estambres funcionales. La sub familia  Vanilloideae, entre sus géneros se cuentan: Vanilla, Pogonia y Cleistes, sus flores tienen un estambre funcional y no tienen polinias.

Las otras sub-familias se observan: los granos de polen se encuentran aglomerados formando polinias, tienen un solo estambre funcional, y el filamento del estambre está totalmente unido con el estilo. Este clado agrupa a todas las especies de la familia Orchidaceae, con polen aglomerado en polinias, sus flores poseen un solo estambre funcional, por lo que les llaman monadras. Asimismo, los dos estambres laterales están convertidos en esbeltos estaminodios o los carecen totalmente.

En estudios llevados a cabo en 1999 y 2000, hacen referencia a que las Orquídeas identificadas como monandras se comportan como monofiléticas. Sin embargo, en otros estudios  realizados entre el 2000, 2004 y el 2006, realizaron análisis moleculares concluyendo que la disminución de los estambres terminales se ha producido en dos momentos evolutivos de la familia. Al estudiar las Orquídeas denominadas monandras con polinia, se distinguen dos grandes sub familias  Epidendroideae y Orchidoideae (circunscribiendo Spiranthoideae).

Los géneros de la sub familia Epidendroideae, muestran una apomorfía (que es un rasgo biológico y evolutivo nuevo, con respecto a ancestro filogenéticamente cercano), estos tienen una antera picuda por estar curvada sobre el ápice de la columna. En cambio los géneros y especies de la sub familia Orchidoideae, todos tiene la apomorfía de contar con un ápice de la antera agudo, tallos suaves y hojas con vernación convolutas.

Taxonomía

En el año 1985 de acuerdo a los botánicos taxónomos como Dahlgren y colaboradores, identificaron tres familias de Orquídeas, clasificándolas de acuerdo al número de anteras del androceo. De acuerdo a esta clasificación estaba la familia Apostasiaceae que sus individuos presentan dos o tres anteras parcialmente unidas al gineceo.

La familia Cypripediaceae, que tienen dos anteras unidas al gineceo y la familia Orchidaceae, que es la familia con más diversidad de especies y se distinguen por tener una única antera unida al gineceo. Sin embargo, esta clasificación fue rebatida por estudios moleculares, pues los resultados mostraron que la familia Orchidaceae, tenía que ser delimitada en forma amplia, a partir de esto fue publicada una nueva sistematización o clasificación de la familia, de acuerdo a la filogenia estudiada y publicada por Chase y su equipo el año 2003. En la que se describen 5 sub familias.

Apostasioideae

La sub familia de Orquídeas Apostasioideae, de acuerdo a los botánicos taxónomos son el grupo de Orquídeas más primitivo. Estos cuentan con dos o tres estambres en sus flores, considerados “regulares” y semejantes a las del género Hypoxis (familia Hypoxidaceae). Sus hojas crecen en una disposición en espiral en los tallos, son hojas plagadas, resupinadas es decir están como invertidas, a excepción del género Apostasia.

Se observa que tiene el saco embrionario bispórico (tipo Allium), Su número de cromosomas básico es x= 24. En esta subfamilia la integran dos géneros   Apostasia y Neuwiedia, de los que se han clasificado unas 16 especies. Sinonimia: Apostasiaceae Lindley, Neuwiediaceae Reveal & Hoogland.

Cypripedioideae

Esta segunda subfamilia de Orquídeas es un linaje independiente. Las plantas que se agrupan en esta subfamilia Cypripedioideae presentan características primitivas, como que tienen dos estambres en las Flores de Orquídeas. Reúne cinco géneros: Cypripedium, Mexipedium  Paphiopedilum, Phragmipedium y Selenipedium, en las que se han identificado unas 150 especies. Estos están ordenados en cinco tribus monotípicas. Se encuentran distribuidas en Eurasia y en el continente americano.

Estas Orquídeas les llaman con el nombre común de “zapatillas de damas”, esta comparación ocurre porque el labelo esta abultado y se envuelve parecido a una zapatilla, su función es atrapar insectos, de esta manera el insecto es obligado con la espalda por el estaminodio, esto permite que recoja o coloque las polinias. Las Orquídeas presentan dos anteras fértiles colocadas a cada lado de la columna.

Tienen un estambre central infértil y su forma esta modificada parecido a un escudo que impide la entrada directa a los polinizadores desde la parte frontal de la flor hacia la parte central. Tienen los estambres se encuentran ocultos detrás del estaminodio. Su labelo saculiforme (en forma de saco), ha evolucionado para atrapar a los insectos para su polinización.

Sus paredes internas son resbaladizas a pesar de tener una estructura parecida a una escalera de pelos en el interior de la pared dorsal. Esto lleva a la parte inferior del estigma ventral a cualquiera de las dos salidas ubicadas en la base del labelo a cada lado de la columna. Sinonimia: Cypripediaceae Lindley.

Vanilloideae

Las Orquídeas de esta subfamilia Vanilloideae, es un pequeño conjunto  de géneros en la que se encuentra la Vanilla, este género consta de unas 70 especies de Orquídeas que crecen como lianas. En esta subfamilia se han clasificados unos 15 géneros y 180 especies que se distribuyen a lo largo de la región tropical y subtropical húmeda y en los Estados Unidos.

Orchidoideae

Esta subfamilia agrupa a la mayor cantidad de géneros de Orquídeas con tubérculos o rizomas suculentos. El género tipo Orchis y las Orquídeas del género Ophrys que tienen el nombre común de “Orquídeas abejas” se encuentran en este grupo. En esta subfamilia se han clasificado 208 géneros y unas 3630 especies que crecen en diferentes regiones del planeta, a excepción de los desiertos más áridos y en los polos terrestres.  Los géneros más distintivos de esta subfamilia Orchidoideae, son: Cynorkis, Diuris, Goodyera, Habenaria, Orchis, Platanthera, Spiranthes, y Zeuxine.

Epidendroideae

Es la subfamilia con más géneros, hasta el presente se han clasificado más de 500 géneros y alrededor de 20.000 especies que nacen en las regiones tropicales y subtropicales del planeta y en los Estados Unidos, parecido que la subfamilia Orchidoideae, además incluye el desierto de Australia donde se desarrollan y crecen algunas especies de Orquídeas subterráneas.

La subfamilia Epidendroideae está representada por las epifitas tropicales, representado por algunos de los géneros siguientes: Bulbophyllum, Catasetum, Dendrobium, Epidendrum, Encyclia, Maxillaria, Oncidium, Pleurothallis y Vanda. La diferenciación entre los géneros de esta subfamilia es claramente problemático y los géneros más grandes no son monofiléticos. En su mayoría son Orquídeas epifitas tropicales, en su mayoría con pseudobulbos, también hay especies terrestres y saprofitas, que se nutren de residuos orgánicos.

Su aporte en la Economía

Los primeros, de los que se tiene información que cultivaron las Orquídeas fueron los chinos unos 500 años antes de Cristo, luego según los griegos a partir del siglo V, esas antiguas civilizaciones ya utilizaban las plantas de Orquídeas como ornamentales y para uso medicinal. Con el descubrimiento de América, los primeros europeos que llegaron al continente apreciaron que los aztecas en México, usaban las Orquídeas como plantas medicinales y para uso como especias, alimento y como plantas ornamentales.

Además de otras plantas de Orquídeas, este pueblo mexicano usaba mucho la vainilla y le daban el nombre en su lengua náhuatl de «tlilxóchitl», esta especie fue descrita por los botánicos taxónomos con el nombre científico de Vanilla planifolia, estos la usaban como especia para aromatizar el chocolate.

Como parte de los obsequios que llevaban a los reyes europeos  durante el descubrimiento de América, esta especie Vanilla planifolia fue llevada a Europa a inicios del siglo XVI y a partir de entonces fue cultivada en otras regiones tropicales como Madagascar. En la actualidad Madagascar es el primer productor de la vainilla, que es usada como especia para aromatizar y saborizante de postres y platos  gastronómicos en diferentes partes del mundo.

La gran diversidad de especies que han sido clasificadas dentro de la familia Orchidaceae, son usadas como ornamentales gracias a la belleza de sus flores, sus características morfológicas, colorido, motivo por el cual tienen alto impacto económico por el comercio de sus plantas, ha conllevado a la elaboración de leyes para proteger estas plantas y lugares donde se desarrollan. Además promover la comercialización y creación de cultivares híbridos que tienen alta demanda por sus admiradores en todo el mundo.

Además del uso de la Vanilla sp., para elaborar la especia de vainilla, otras pocas especies de Orquídeas son utilizadas como aromatizantes del té como las del género Jumellea  o plantas del género Vanilla para aromatizar el tabaco. Plantas de la especie  Anacamptis morio fueron usados sus tubérculos en Turquía para elaborar una bebida caliente llamada salep, que era tradicional en ese país y se tomaba durante los días fríos del invierno. En la actualidad está en categoría de especie vulnerable de protección.

La tradición de cultivar Orquídeas debido a la belleza de sus flores empezó a evolucionar paulatinamente,  pasando de un pasatiempo por la alta sociedad europea hasta llegar a ser comercializada. Al continente europeo las Orquídeas llegaron durante los viajes que realizaron los conquistadores europeos al Nuevo Mundo y, a partir de 1731 empezaron a ser llevados los primeros especímenes.

Sin embargo, debido a los costos de su mantenimiento y cultivo a partir de 1821, pasó a ser cultivado para uso comercial en invernaderos adyacentes a la ciudad de Londres. En el año de 1913 en Singapur fue inaugurada la compañía “Sun Kee” con el objetivo de propagar y comercializar flores cortadas de Orquídeas.

En estos tiempos los principales países que cultivadores de Orquídeas son: Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Taiwán, Japón, China, Tailandia, Australia, Hawái y Singapur, países estos donde se ha incrementado en interés por el cultivo y comercialización de orquídeas, con los objetivos de: Producir Flores de Orquídeas cortadas para proveer el mercado internacional de comercio de flores. Segundo objetivo cultivar y comercializar diferentes especies de Orquídeas de distintos tamaños, sobre todo las próxima a florecer, en los comercios internos de plantas ornamentales de los respectivos países.

Tailandia se ha convertido en unos de los países que más se ha especializado en el cultivo y propagación de Flores de Orquídeas para cumplir con la demanda de plantas de Orquídeas por parte de los principales mercados de plantas ornamentales en todo el mundo. Obteniendo una rentabilidad de unos 40 millones de dólares anuales por las exportaciones de estas plantas de Orquídeas cultivadas.

De la gran diversidad de géneros de Orquídeas del planeta, tan solo son algunos los géneros que más se cultivan para flores de corte o como plantas ornamentales. Esto conlleva que se conozcan poco en realidad la gran cantidad de Orquídeas que crecen en la naturaleza. Entre los géneros que más se cultivan se nombran: Cattleya, Dendrobium, Epidendrum, Paphiopedilum, Phalaenopsis, Vanda, Brassia, Cymbidium, Laelia, Miltonia, Oncidium, Encyclia y Coelogyne. Cabe destacar que por medidas de conservación, la mayoría de los cultivares son híbridos de Orquídeas, alrededor de 100.000 híbridos logrados entre dos o más especies de diversos géneros.

Reproducción y Propagación

El método de reproducción más usado es por los cultivadores de Orquídeas, sean estos coleccionistas o comerciantes es la división de plantas o de los tallos. El tallo en las plantas del género Dendrobium, el pseudobulbo es largo y articulado por estar dividido en varios segmentos, encada división se forman nudos en los que se forman nuevas plantas (hijuelos).

En la base de estos hijuelos empiezan a crecer raíces, cuando los hijuelos han crecido un poco se puede cortar los hijuelos enraizados para separarlos de la planta madre y propagar las plantas de Orquídeas al trasplantarlo a otro recipiente o sustratos. Los géneros de Orquídeas más comercializados son: Cattleya, Laelia, Miltonia y Odontoglossum.

Estos géneros se pueden reproducir por la división de su tallo tipo rizoma, seccionado y e cada sección tiene que haber de tres a cuatro pseudobulbos (en estos se almacenan agua y nutrientes para mantener a las plantas). Los pseudobulbos que han perdido sus hojas son llamados “pseudobulbos traseros” los usan por lo general para reproducir clones de Cymbidium. Para propagarlos, se separan de la planta y se siembran en otro sustrato adecuado para que se formen nuevas raíces.

Propagación de las Orquídeas

Las plantas de Orquídeas producen frutos con muchísimas semillas, entre 13.000 a 4.000.000, por lo que de propagarse en unos sustratos adecuados y buenos condiciones ambientales, como hongos micorrizas, generarían nuevas plantas con características diferentes en cada una de las plantas.

Sin embargo, por ser semillas con pocas condiciones de reservas de nutrientes, les he difícil propagarse por sus propios recursos, por esto en su medio natural tiene que asociarse con un hongo para lograr su germinación. Esta relación con el hongo es beneficiosa para las semillas porque les provee nutrientes para su desarrollo y germinación y el hongo puede tener un lugar donde vivir.

Reproducción simbiótica

Una manera de reproducir orquídeas por semillas se trata de dispersar semillas sobre y alrededor de las raíces de plantas de Orquídeas que se cultiven en una maceta y que el sustrato se mantenga humedecido. Si se encuentran buenas condiciones las semillas germinan en las semanas siguientes y prosperan lentamente. Las plantas logradas por semillas florecen por vez primera entre los cinco a diez años de su nacimiento. Este método de reproducción es denominada simbiótica.

Reproducción asimbiótica o cultivo in vitro

Hasta el año de 1922 esa era la única manera de propagar Orquídeas era por las semillas. A partir del estudio que publicó el entonces profesor Lewis Knudson de la Universidad Cornell, este científico describió una manera artificial de germinar las semillas de Orquídeas sin la intervención de un hongo. A esta manera de propagación lo denominaron germinación asimbiótica, aplicando técnicas de micropropagación. Este método de germinación permite desarrollar plántulas de Orquídeas en un medio de cultivo artificial y en condiciones infértiles.

Para lograr con éxito un propagación de Orquídeas por medio del cultivo in vitro de meristemas o clonación. Este método consiste en cortar la punta de la raíz o del extremo de un brote, este corte colocarlo en medio de un cultivo preparado y en condiciones estériles, con mucha asepsia. Al aplicar fitohormonas estos meristemas se transforman en una masa de tejido indiferenciado, de las que germinan nuevas plántulas.

Las plántulas que nazcan de estos meristemas, son apartadas o retiradas de las otras plántulas y son llevados a tubos de ensayos en donde se cultivan de manera independiente. Las plantas que nacen por este método de germinación asimbiótica o cultivo in vitro, son clones de la planta madre y en la actualidad es el método de propagación más utilizado en la propagación a gran escala de una variedad específica o de híbridos estériles.

Cuidados de las Orquídeas

Como todas las plantas cultivadas lejos de su lugar de origen, se tiene que conocer cuáles son las condiciones ambientales en ese lugar, como son luz solar, precipitación, cantidad de nutrientes. Estas dudas se pueden aclarar con el cultivador e incluso para las Orquídeas propagadas in vitro, o por división de plantas. Algunas indicaciones de cuidados son los siguientes.

  • Requiere de luz solar indirecta (en la naturaleza viven debajo de copas de árboles), para esto usar mallas de vivero para filtrar la luz o colocar cerca de una ventana.
  • Se sugiere regar una vez por semana, para mantener la humedad se coloca un plato debajo de la maceta donde esta plantada la Orquídea, se llena de agua un rato y luego se quita para evitar que se pudran las raíces. Dos veces a la semana se puede aplicar el agua pulverizando las hojas, que es por donde en la naturaleza absorben el agua las Orquídeas, preferible en horas de la mañana.
  • De preferencia aplicar los fertilizantes con fórmulas de mantenimiento, mientras las Orquídeas están en su fase vegetativa y cuando estén en floración aplicar fertilizantes con fórmulas de floración, la frecuencia una vez por mes o según lo indicado en la etiqueta del producto. Recuerda aplicar la dosis sugerida y es preferible colocar menos dosis de fertilizantes, que excederse de fertilizante.
  • Para que la floración de la planta sea más abundante, cuando las flores se sequen hay que cortar por encima de la tercera yema del tallo floral y en la próxima floración sus flores serán más fuertes.
  • Las Orquídeas se sugiere trasplantar cuando las raíces empiezan a salir por debajo de la maceta, esto quiere decir que le queda poca tierra y menos sitios para las raíces. Se supiere cambiar a otra maceta no más grande que la planta porque crecen mejor en macetas pequeñas.

Vivero para Orquídeas

En caso de tener una abundante colección de Orquídeas y esta afición empezaron a tener más importancia y por consiguiente quieres seguir cultivando y cuidado estas plantas o quiere cultivar para su venta, se sugiere construir un vivero para su mantenimiento y floración. Consideraciones a tomar:

  • Construir un lugar que sea agradable y funcional para cultivar las Orquídeas, con el objetivo de mantener el interés por su cultivo.
  • Construir un buen vivero sin tener que sea costoso.
  • Escoger un lugar donde no le llegue mucha sombras por paredes o árboles, tenga buena iluminación y ventilación.
  • Los materiales con que se construya el vivero tienen que ser resistente a las condiciones ambientales y sobre todo a la humedad, los hongos, la corrosión y los insectos.
  • Tomar en consideración la altura de los techos y las telas o mallas de vivero para aportar sombras y los plásticos para control del agua de lluvia, son básicas para crear los diferentes ambientes dentro del espacio del vivero.

Además de estas condiciones, también se tiene que tomar en cuenta otros aspectos básicos para que las plantas que van a ser cultivadas logren un crecimiento y florecimiento adecuado.

  • Clima. Esta es un aspecto fundamental a considerar. Según las condiciones de clima y los tipos de Orquídeas que quiera cultivar y reproducir, el vivero será totalmente cerrado o abierto, de techos de más altura o techos bajos.
  • Localización. En este aspecto se toma en cuenta tanto el lugar geográfico y el lugar específico seleccionado dentro de la superficie de terreno seleccionado. Como la pendiente, vegetación de la zona, cuerpos de agua y otros.
  • Área del Vivero. Se refiere a las medidas de largo y ancho de la estructura del vivero, esto para llevar el espacio del vivero a las medidas más comerciales de los materiales de construcción que vendan en el mercado.
  • Presupuesto. Se sugiere ser un buen administrador de los recursos en vista, que un lugar para cultivar plantas de Orquídeas puede ser costoso o muy económico y aportar el mismo beneficio a las plantas cultivadas.
  • Especies de plantas. Los cultivadores de Orquídea suelen querer tener un vivero en el cuál lograr propagar y cuidar un gran número de géneros de Orquídeas. Sin embargo, para lograr el crecimiento adecuado de todos ellos es un poco difícil. Por esto se sugiere agrupar en un mismo vivero los géneros de Orquídeas con los mismos o semejantes requerimiento de condiciones ambientales.

Espero te haya gustado y obtengas la información que buscabas, te invito también leer:

(Visited 1.270 times, 1 visits today)

Deja un comentario