Conoce las Características de la Flor de la Cala

Un buen jardín que sea de tu agrado y para presumir con tus vecinos y amigos debe tener una gran colección de flores de diferentes tipos, entre las cuales no puede faltar nunca la flor de la cala. Una especie de lirio africano que dejará a cualquiera asombrado por su enorme belleza. En este artículo conocerás todo sobre ella. Te invitamos a seguir leyendo.

FLOR DE LA CALA

Flor de la Cala

Originaria de Sudáfrica, Zantedeschia se han convertido en flores populares de jardines de muchos hogares. Cultivadas principalmente por sus magníficas flores en forma de cáliz (espata) que rodean un tallo amarillo en forma de dedo (espádice) y sus hojas manchadas en forma de flecha. Ya sea para bordes, macetas o flores cortadas, siempre aportan un efecto espectacular. Las especies de la flor de la cala son perennes en áreas tropicales y subtropicales.

Tipos

Algunas especies permanecen siempre verdes durante todo el año siempre que se les proporcione la humedad adecuada y demás cuidados en todo momento. Al igual que otras flores, la flor de la cala puede ser encontrada en diferentes formas, tamaños y una extraordinaria gama de colores. A continuación, enseñaremos cada una de ellas:

Zantedeschia aethiopica

En la mayoría de los casos, muestran flores de una tonalidad blanca muy pura y pueden resistir bien climas con temperaturas de -18 a -6 grados Celsius. Aunque el follaje de estas plantas podría perderse durante los meses de invierno, la misma sobrevivirá y emergerá en la primavera como si nada hubiera pasado. Sin embargo, debe tener en cuenta para su cuidado y salud, que sería recomendable aplicar un poco de mantillo durante el otoño para ayudar a que pasen un invierno sin muchos problemas.

Alcatraces

Presentan flores asombrosas en casi todos los colores que se podrían imaginar, generalmente moteadas de blanco. Las principales especies de esta clasificación son: elliotiana (que son amarillos dorados), rehmannii (que son rosados), albomaculata (que son blancos) y jucunda. Todas ellas pueden permanecer en zonas que tienen un clima que va desde los -6 a 4 grados Celsius. Aunque, se debe considerar que, en los climas más fríos que tienen una temperatura entre -18 a -40 grados Celsius.

Los tubérculos se cultivan en la primavera, después de que haya pasado el peligro de las heladas. Sin embargo, si desea guardar los brotes de la flor de la cala para la próxima primavera, puede desenterrarlos antes de la primera helada y almacenarlos durante el invierno, para luego replantarlos. Al mismo tiempo, se puede mencionar que cada uno de estas flores varían de colores, desde el blanco puro hasta un púrpura oscuro profundo que bordea el negro.

FLOR DE LA CALA

En el medio están las tonalidades típicas de un verano soleado, es decir, el amarillo dorado hasta el naranja intenso, el rojo burdeos o un rosado. Los variantes alcatraces de la flor de la cala, atraen tanta atención que casi podrían ignorar sus hojas, aunque, esto sería una lástima, ya que algunos de ellos tienen hojas moteadas de forma única. Parecen como si alguien les hubiera salpicado alegremente un pincel lleno de pintura blanca.

Otro dato interesante sobre estos tipos de flor de la cala, es que son perfectos para jardines de pantanos o marismas, ser cultivados cerca de estanques y arroyos, como plantas para bordes o en macetas. Por ejemplo, la aethiopica, puede ser cultivada en agua y crecer hasta 30 centímetros de profundidad. Por otro lado, producen excelentes flores cortadas y tienen una de las más largas. Son hermosas en ramos de boda y arreglos florales frescos.

Si desea elegir una flor de la cala para colocarla en un jarrón, recuerde no cortarla con un cuchillo, en su lugar, extraiga con cuidado el tallo de la flor de la planta. Adicionalmente, tenga en consideración que crecen a plena luz del sol o con sombra parcial. Si se encuentra en áreas frescas en verano, la luz directa es ideal, pero en zonas calurosas en verano, es mejor la indirecta. Se desempeñan mejor en suelos orgánicos ricos, húmedos y bien drenados.

Los rizomas de la cala se deben plantar en primavera y pueden iniciarse en interiores tan pronto como un antes de la fecha promedio de la última helada (para las floraciones más tempranas) o plantarse directamente en el suelo después de que haya pasado el peligro de las heladas. Después de plantas, pueden pasar 2 semanas o más para que aparezcan los primeros brotes. Los rizomas tardan entre 13 a 16 semanas en comenzar a florecer.

Cuando se plantan alcatraces en la primavera, producirán flores entre mediados del verano y principios del otoño durante 3 a 8 semanas. Su tiempo para surgir nuevas flores está vinculado a las características del clima, la cantidad de luz y el tipo de flor. En climas donde estos tipos de flor de la cala son perennes, normalmente florecen a finales de la primavera hasta principio del verano. A su vez, es bueno considerar que para esta clase de flores, es recomendable el método de propagación por división durante los meses de primavera.

Los pequeños rizomas que han pasado los meses del invierno en macetas bajo techo se pueden cortar en partes, cada una con una yema que sea fácil de ver. Los grupos grandes que han pasado esta temporada helada en el jardín se pueden separar levantando la planta antes de que haya mucho crecimiento superior y cortando las raíces con una pala y dividiéndola en secciones más pequeñas. Por último, la flor de cala de esta clase, puede sufrir daños por frio, pero por lo demás están libres de problemas.

Consejos para el cultivo de la Cala

Es fácil cultivarlas y por lo general, no requieren demasiada atención. La siembra y la ubicación adecuadas son las únicas cosas importantes a considerar al cultivar cualquier especie de la flor de la cala. El cuidado de estas plantas que son parientes de los lirios, requiere que se planten en un suelo suelto y bien drenado. Prefieren ubicarse a pleno sol o sombra parcial en climas más cálidos. Los lirios de cala, como también se suelen llamar, se plantan típicamente en la primavera.

Aún así, tenga debe esperar que pase la temporada del invierno y que el suelo se haya calentado lo suficiente antes de plantar estas plantas. Las flores de la cala se deben cultivar muy hondos, aproximadamente 10 centímetros para obtener resultados óptimos, y espaciadas aproximadamente a unos 30 centímetros de distancia. Una vez plantado, el área debe regarse bien. A estas plantas les gusta que las mantengan húmedas y también se beneficiarán de una dosis mensual de fertilizante durante la temporada de crecimiento.

Cuidados

Al igual que con la siembra, no se necesita mucho para mantener este tipo de flores, aparte de mantenerlas regadas y fertilizadas. Una buena capa de mantillo alrededor de las plantas ayudará a mantener el área húmeda y libre de malezas. Asimismo, requieren un período de latencia una vez finalizada la floración. Durante este tiempo, debes abstenerte de regar demasiado para permitir que la planta muera.

Si cultiva la flor de la cala en macetas, deje de regar y mueva la planta a un área oscura una vez que el follaje se haya desvanecido. El riego regular se puede reanudar en dos o tres meses. Aunque este tipo de plantas florales pueden permanecer en el suelo durante todo el año en climas cálidos, deben levantarse y almacenarse en áreas más frescas.

FLOR DE LA CALA

Durante el invierno

Desenterrar los rizomas en el otoño, generalmente después de la primera helada, y agitar la tierra. Déjelos secar durante unos días antes de guardar los rizomas para el invierno. Las flores de cala deben almacenarse en turba y colocarse en un lugar fresco y seco, preferiblemente oscuro, hasta que regresen las temperaturas más cálidas en la primavera. Del mismo modo, puede optar por cultivar sus plantas con flores en el interior a fines del invierno y trasplantarlas al aire libre en la primavera.

Por otro lado, también se pueden dividir cuando se levantan o durante su período de inactividad. Cultivar esta clase de flores es fácil y el cuidado que tienen que tener es mínimo en el mejor de los casos. Elegir cultivarlas en el jardín o como plantas de interior es una excelente manera de agregar color a cualquier área. Estos consejos sobre el cultivo de la flor de la cala te ayudarán a disfrutar aún más de estas hermosas flores.

Plantar la Flor de la Cala en maceta

Se debe recordar que las flores son populares para arreglos florales y ramos de bodas, también se utilizan como adornos para Semana Santa. Originarios de África, solo son resistentes en las zonas de resistencia más cálidas, pero pueden sobrevivir en lugares de baja temperatura. Debido al tiempo de floración y la resistencia de las plantas, a muchos jardineros les resulta más fácil cultivar plantas de flor de la cala en macetas. Continúe leyendo para obtener más información.

Son plantas rizomatosas que florecen en verano, que comúnmente se cultivan como otros bulbos que florecen en verano, como canna o dahlia. Los rizomas de estas flores, que parecen papas pequeñas, se plantan en primavera después de que haya pasado la temporada de los vientos fríos del invierno. Al cultivar las flores de la cala en una maceta u otro recipiente, en algunos lugares pueden iniciarse en interiores antes de lo que podrían iniciarse en exteriores.

Esto puede permitirle sembrar de forma rápida e instantánea las flores establecidas y listas para florecer en macetas en las zonas donde deseas a principios de la primavera. Estas flores cultivadas en contenedores también se pueden plantar temprano y manipular para florecer a tiempo para las bodas, pascua o primavera. Otro beneficio de cultivar en macetas es que en su lugar en el jardín en un clima ideal, pueden naturalizarse, hacerse cargo e incluso volverse invasoras.

FLOR DE LA CALA

Los lirios de cala cultivados en macetas están restringidos y no pueden volverse invasivos. En climas más fríos, estas plantas florales pueden simplemente eliminarse, tratarse contra los insectos, luego llevarse al interior durante el invierno y cultivarse como plantas de interior. Al igual que otros bulbos de verano, los rizomas de cala también se pueden desenterrar y almacenar en turba seca en un lugar seco y oscuro que no enfríe más de 7 grados Celsius.

Cómo plantarla en un recipiente

Los rizomas de las flores crecen mejor cuando se plantan a 2.5 centímetros de profundidad y a 2.5 a 5 centímetros de distancia. Las macetas esta clase de plantas deben tener al menos 25 y 30 centímetros de diámetro y drenar bien. Si bien las flores necesitan un suelo constantemente húmedo, un drenaje inadecuado puede causar pudriciones y enfermedades fúngicas. El medio de siembra también debe retener la humedad, pero no permanecer demasiado empapado.

Las plantas de cala cultivadas en contenedores generalmente se riegan cuando la primera pulgada o dos de la tierra están secas al tacto. Luego deben regarse profunda y completamente. Las puntas marrones del follaje pueden indicar un exceso de agua. El lirio de cala en macetas también se beneficiará de un fertilizante de uso general 10-10-10 o 5-10-10 cada 3-4 semanas en primavera y verano. Cuando termine la floración, deje de fertilizar.

Estas flores crecen mejor a pleno sol o sombra parcial. En macetas, se recomienda que se coloquen en un lugar donde puedan recibir aproximadamente seis horas de luz solar cada día. Las temperaturas ideales para aquellas sembradas en recipientes son las temperaturas diurnas entre 15 a 23 grados Celsius y las temperaturas nocturnas que no bajan de 12 grados Celsius. Si las flores de la cala en macetas se cultivan como plantas de interior durante el invierno, estas temperaturas ideales deben mantenerse.

Problemas con la Flor de la Cala Verde

Hay muchos colores, pero el blanco es uno de los más vistos y forma parte de la decoración en múltiples eventos. Las flores duraderas son el sueño de un florista y las plantas en miniatura en macetas decoran hogares en todo el mundo. Hay pocos problemas con las flores de la cala, pero una ocurrencia común es la aparición de flores verdes. Esto puede deberse a problemas de cultivo, iluminación o la edad de las flores.

A menos que cultive la variedad de cala “Diosa Verde”, es posible que se sorprenda con las flores de la cala verde. La espata verde (pétalos) es a menudo el resultado de situaciones de poca luz. Los problemas de la flor de cala también pueden resultar del exceso de nitrógeno. Las plantas con flores necesitan fertilizantes equilibrados o ligeramente más altos en fósforo. Los niveles altos de nitrógeno pueden retrasar la formación de flores y causar esta coloración verde.

Flores verdes en plantas jóvenes

Es completamente normal tener espatas verdes en algunas variedades de plantas jóvenes. Los cogollos empiezan de color verde o con rayas verdes y cambian de color a medida que se abren y maduran. Esta ocurrencia natural no se considera entre los problemas de las flores de la cala, ya que se solucionará con el tiempo. Plántelas a la luz del sol donde los suelos estén bien drenados.

Las plantas con poca luz pueden tener dificultades para colorear y permanecer verdosas. Proporcione riego suplementario durante los períodos de floración para promover plantas saludables. Estas plantas florales son originarias de África y requieren temperaturas cálidas para promover su desarrollo. Florecen más en temperaturas de 24 a 27 grados Celsius. En condiciones adecuadas, las flores de la cala florecerán durante todo el verano, con flores que durarán hasta un mes en la planta.

Por qué toman la coloración verde

Este fenómeno extraño que sucede a cualquier flor de la cala puede llevar que el jardinero se pregunte ¿Por qué las flores de cala se vuelven verdes? La planta es perenne en muchas zonas y entra en un período de inactividad cuando se acerca el otoño. Esto hace que las flores de larga duración cambien de color, a menudo a verde y luego a marrón. Estas plantas con flores verdes son una parte normal del ciclo de vida de la misma cuando llega a una etapa madura.

La planta comienza a concentrar energía en sus hojas, para alimentar la floración de la próxima temporada. Es muy importante recomendar a cualquier jardinero, que cuando las flores estén flojas y verdes, córtelas para que la planta pueda usar todos sus recursos para alimentar los rizomas. Desenterrar los rizomas en zonas frías y guardarlos en una bolsa ventilada enclavada en turba o musgo sphagnum. Vuelva a plantar los rizomas a principios de la primavera cuando los suelos sean viables.

Qué hacer si la Flor de la Cala no florece

Las flores plantadas en el suelo tienden a florecer sin demasiados problemas. Cuando no florecen, se debe a una de tres razones. Primero, es que hay demasiado nitrógeno, segundo es por la falta de agua y por último es por la falta de sol. Si no florece debido a un exceso de nitrógeno, la planta crecerá rápidamente y será exuberante. También puede notar un borde marrón en las hojas. Demasiado nitrógeno estimulará el crecimiento del follaje, pero evitará que la planta florezca.

Cambie su fertilizante a uno que tenga más fósforo que nitrógeno para hacer florecer. Si sus flores de la cala no se plantan en un área que recibe mucha agua, esto puede hacer que no florezcan. El crecimiento de la planta se atrofiará, se pondrá amarillento y es posible que ocasionalmente vea que la planta se marchita. Si no está recibiendo suficiente agua, es posible que desee trasplantarlo a algún lugar donde reciba más o asegurarse de complementar la cantidad de agua que recibe.

En cuanto al último motivo sobre este problema, se debe mencionar que a estas plantas florales de la cala les gusta el pleno sol. Si se plantan en un lugar demasiado sombreado, no florecerán. Si las mismas reciben muy poca luz, se atrofiarán. Si cree que sus flores de la cala no están floreciendo porque reciben muy poca luz, deberá trasplantarlos a un lugar más soleado.

Si le gustó este artículo sobre las Características de la Flor de la Cala, le invitamos a leer otros artículos que contienen temas de interés en los siguientes enlaces:

(Visited 528 times, 1 visits today)

Deja un comentario