Cuidados de la Gerbera, Significado y Características

En el presente artículo conoceremos todo lo relacionado a los cuidados de la Gerbera, una planta muy hermosa y utilizada frecuentemente para la realización de diferentes decoraciones para fiestas o ramos de flores. Si deseas conocer un poco más sobre el significado, características y cuidados de la Gerbera, te invitamos a seguir leyendo.

CUIDADOS DE LA GERBERA

Cuidados de la Gerbera

Cuando se habla de las formas de mantenimiento que se deben respetar a la hora de cuidar la vida de la gerbera como planta y flor, hay que reconocer que son una especie floral muy sensible ante los contactos directos de los propietarios o de los jardineros encargados de las mismas. Por eso, en los siguientes párrafos, te explicaremos los mejores cuidados que puedes tener en el cultivo, uso de fertilizantes, poda y riego de esta interesante y colorida flor.

Fertilización y suelo

Lo primero que se debe tener presente para que el cultivo de la planta de gerbera tenga un sorprendente éxito en nuestro cultivo o jardín, se deben tener en cuenta una serie de consideraciones sobre el suelo. De modo que, al plantarlo, debe estar preparado para el cultivo, teniendo en cuenta que la planta tiene requisitos específicos de materia orgánica y acidez del suelo. Esto se puede complementar con un fertilizante especial, es decir, nitrógeno.

Por ello, se encuentra que muchos jardineros aconsejan que fertilizar el suelo es fundamental para que el óptimo desarrollo de la gerbera sea satisfactorio. Por lo tanto, durante la fase de crecimiento, el compost debe necesariamente estar equilibrado. También se puede decir que la nutrición con nitrógeno también afecta la vida útil de las flores de gerbera. Si fuera al extremo, es decir, mucho o poco, haría que las plantas se marchitaran.

Por otro lado, si el jardinero desea tener un suelo rico en materia y acidez para las plantas jóvenes, se recomienda que sea un poco franco y arenoso, y complementado con un compost lleno de estiércol. Sin embargo, puede darse el caso de un exceso o una falta de fósforo en la gerbera. Este hecho particular permite que las hojas sean pequeñas, de color verde, azul o con bordes morados. También es importante tener en cuenta para el cuidado de la gerbera que un exceso de fósforo puede provocar deficiencias de hierro y potasio, provocando que las plantas tengan un tono poco vivo y sin calidad.

Por su parte, también se puede mencionar, que la aplicación del abono o fertilizante dentro de los cuidados de la gerbera debe ser frecuente y acompañado de un buen sistema de riego semanal, que preferiblemente tiene que ser tratado cuando hay una considerable cantidad de luz solar sobre la tierra del jardín de nuestro hogar o del lugar donde se cultiva. Sin embargo, cabe mencionar, que la proporción del abono a ser empleado debe ser menos de 1 kilogramo por cada litro de agua.

Reproducción

Dentro de los cuidados de la gerbera, uno de los temas que más interés da, es sobre la reproducción. En este caso, existen dos métodos: la primera es por semilla y la segunda es por esqueje. En los siguientes párrafos explicaremos cada una de ellas. Cuando se trata del primer método, hay que mencionar que, las semillas tienen una baja tasa de germinación, por lo cual, debes estar seguro de la calidad de las mismas. Algunos recomiendan que la mejor forma de obtener especímenes buenos, es tomándolos directamente de la planta matriz, las cuales están listas para su uso.

Una vez obtenidas las semillas de calidad, lo más aconsejable es que sean plantadas en un ambiente que tenga 21 grados Celsius, sin importar el mes. Lo único que debe saber es que brotaran las primeras plantas, 12 días después de la siembra. Aun así, recuerde que el clima incide mucho en la gerbera, al ser una planta que no soporta muy bien el frío, se aconseja que durante las temporadas del año donde se da este clima, las mismas deben ser plantadas en macetas en el interior del hogar y cuando mejore el tiempo, ser trasplantadas afuera.

El otro medio de reproducción que se trata en los cuidados de la gerbera, es por medio de esquejes. Esta necesita de un lugar especial para el enraizamiento, la cual estará integrada en segmentos iguales de turba, perlita y arena gruesa. Con este grupo de elementos, se permite una correcta distribución del agua en el cultivo. Al momento de hacer uno, tome en cuenta que toda planta debe tener por lo menos 15 centímetros de largo, las flores, los brotes y hojas que no superen los 7 centímetros, tienen que ser sustraídos. Por tanto, solo queda colocarlo en un sitio donde pegue indirectamente los rayos del sol.

Algunas recomendaciones adicionales sobre el cuidado en la reproducción por esqueje de esta planta africana, es la necesidad de suministrarle agua a menudo con el fin de evitar que se deteriore. Además, hay que resguardarla con una lámina de plástico contra las temperaturas secas o calientes. Por otro lado, al momento de observar que comienza a crecer, hay que hacer el trasplante a un lugar fijo, pero tenga cuidado con las raíces, no hay que dañarlas.

Poda

Esta planta necesita de muchos cuidados, entre las cuales está la poda, que nos servirá para remover todas las imperfecciones que posea la flor. Esta es solo del tipo de mantenimiento y para poder realizarla, se sugiere que se haga de forma manual y con sumo cuidado a la hora de retirar tanto las hojas como las flores que estén secas. Recuerda entonces que la gerbera es una flor tan hermosa que requiere un tratamiento sutil, que permita mantener su durabilidad y belleza.

CUIDADOS DE LA GERBERA

Riego

Se realiza teniendo en cuenta el método de esparcimiento, así como la técnica de riego por goteo o localizado. Sin embargo, la calidad del preciado líquido debe ser de la mejor calidad, considerando que las condiciones del calcio y otros tipos de sales solubles deben ser en una cantidad muy pequeña. Esto dañaría todos los aspectos de la planta. Por otro lado, en el cuidado de la gerbera, es necesario mencionar la situación denominada estrés hídrico, que es la incapacidad de la planta para crecer con mucho calor. Para resolver esto, debe regar con frecuencia y colocar la planta en un lugar sombreado.

Plagas y enfermedades

Como cualquier planta, puede llegar a ser afectada por una serie de plagas y enfermedades. Por una parte, a través de los insectos como pueden ser: la mosca blanca, la arañita de color rojo, caracoles y orugas; y por el otro, por la aplicación inadecuada de los cuidados anteriormente mencionados, en especial el riego, ya que un exceso del agua, puede hacer que se enferme. Incluso, puede que algunos tipos de hongos, afecten la planta cuando esta se encuentre seca. De tal manera, se aconseja la aplicación de productos naturales para la eliminación de las plagas y aplicar buenos cuidados para evitar las enfermedades.

Significado de la planta

Finalizado los puntos sobre el cuidado de la gerbera, podemos tratar un tema interesante sobre la misma, es decir, su significado. El significado de esta planta es la luminosidad, alegría y felicidad; porque siempre florece en primavera y sus pétalos se abren para recibir el sol. En la antigüedad, los egipcios lo usaban para adorar a Ra, para ellos significaba fe, devoción, estar más cerca del sol. También en la civilización celta se utilizaron para decorar enfermedades. Creían que podían eliminar la tristeza, la depresión, la tensión y la preocupación de la vida.

Características de la Gerbera

Se conocen alrededor de 150 especies de esta planta, de las cuales solo 38 han sido aceptadas oficialmente, es una planta de tipo ornamental, disponible en diferentes colores, donde predominan el rosa, rojo, naranja y amarillo. Pero, la mayoría de ellos tienen las siguientes características. Primero, las hojas y pétalos son rizomatosos, en forma de roseta basal, circulares, alargados y ovalados. A su vez, son resistentes a cualquier clima y pH del suelo, excepto en zonas frías o en zonas demasiado húmedas por las lluvias.

Por otro lado, su tamaño es variable y en el centro la flor, en raras ocasiones puede ser negra, pudiendo haber plantas cuyas flores tengan pétalos de diferentes tonalidades. Además, tiene un eje del tallo acortado y grueso, pequeños entrenudos y se encuentran uno encima del otro. También podemos decir que en sus hojas se encuentran los cogollos auxiliares de los que emergen los brotes laterales, que luego forman sus propias rosetas con hojas y raíces, por lo que son plantas compactas, de sus pecíolos salen nuevos capullos de flores.

CUIDADOS DE LA GERBERA

Para terminar con las características, podemos decir que la longitud de la planta dependerá del lugar donde se llega a sembrar, como también de las condiciones climáticas y ambientales que existan en el entorno. Incluso se puede destacar que, las flores pertenecientes de esta especie de planta floral de origen africano son heteromórficas, por lo que un mismo grupo genotípico puede no tener la misma simetría, sexualidad, número de pétalos y colores.

Si le gustó este artículo sobre los Cuidados de la Gerbera y desea aprender más sobre otros temas interesantes, puede revisar los siguientes enlaces:

(Visited 139 times, 1 visits today)

Deja un comentario