¿Qué es y Cómo es el Tilo? Sus Beneficios y Más

En muchas ocasiones se ha oído de los abuelos, padres y amigos cuando observan lo ansioso o nervioso que puede estar un familiar o persona, dar como sugerencia que preparen una infusión de Tilo, lo cual, les permitirá calmarse y lograr un sueño reparador. Partiendo de esta tradición, en el siguiente artículo se esbozarán datos interesantes sobre la planta de Tilo, sus características y beneficios.

Tilo

¿Qué es el Tilo?

En principio el origen de la palabra tilo proviene del nombre genérico Tilia que en griego (ptilon) significa «ala», debido a la particularidad de presentar unas hojas diferentes a las normales denominadas brácteas que permiten que el fruto del tilo se esparza por acción del viento.

El tilo es un árbol que pertenece a la familia de las Malváceas (Tiliáceas) originario del hemisferio norte siendo parte de una familia de treinta especies encontrándose en Asia, Europa y área oriental de Norteamérica.  Entre las especies más conocidas están la Tillia cordata (Tilo de hojas pequeñas) se observa mucho en Europa y Asia  y la Tillia platyphyllos (Tilo de hojas grandes) originario de Europa.

Características de la planta de Tilo

A lo mejor llevándonos por la pequeña hoja que se utiliza para preparar la infusión de tilo, se pensaba que dicha planta era pequeña, sin embargo, es todo lo contrario una de las características del tilo, serían:

  • Son árboles altos que llegan a tener una línea de vida de aproximadamente 900 años, su altura puede ser de 20 a 40 metros con varas o ramas  rectas que llegan a medir 1 metro de diámetro.
  • Su tallo es recto, grueso, color oscuro. La corteza de la misma, es agrietada y se caracteriza que con el tiempo se destacan en ella  unos abultamientos.
  • Sus hojas son acorazonadas con bordes aserrados y pueden llegar a tener un ancho de 20 centímetros. Su color es verde oscuro en su cara superior y en su cara inferior se visualiza un verde claro como con rayos plateados. Expelan un fuerte aroma.
  • Las hojas de la planta de tilo al descomponerse aportan compuestos orgánicos de alto contenido mineral, así como, de nutrientes para fortalecer la tierra, especialmente la tierra pobre en minerales.
  • En el tilo se advierten sus flores como un racimo de color amarillo con una bráctea alargada y son  muy aromáticas. A mitad de año se pueden observar. Por ese aroma, es una planta concurrida por las abejas para la obtención del polen.
  • El fruto de este árbol es parecido a una nuez que en su interior contiene una semilla.
  • También por su aroma y sombra el tilo tiene demanda  para ser plantada en las plazas  y calles. Teniendo a su favor, que es resistente a los agentes contaminantes del ambiente.

¿Cómo se siembra el Tilo?

Recomiendan la época de primavera para iniciar la siembra de semillas de tilo. Las semillas crecen lentamente debido a la capa dura que las protege. Por ello,  antes de la siembra se sugiere el proceso de escarificación y estratificación de la semilla.  Siendo los pasos a seguir, los que a continuación se señalan:

  • Remojar las semillas de tilo en un envase lleno de agua por veinticuatro (24) horas, esto se realiza para que se humedezca la cubierta de la semilla y permita definir cuáles serán aprovechadas para el proceso de siembra, la condición es que las semillas que permanezcan hundidas son las recomendadas.
  • Posteriormente, se debe llenar en una bolsa de almacenamiento un cuarto de galón de musgo de turbera o perlita para plantas y colocar dentro de esa bolsa las semillas resultantes y viables del procedimiento anterior. Guardar la bolsa en el refrigerador por cuatro meses.
  • Ahora, pasado ese tiempo denominado período de estratificación en frío, deben proceder a preparar en un envase con tierra para macetas para cada semilla y sembrarlas con una profundidad de un cuarto (0,64 cm) a un medio (1,27 cm) pulgadas. Luego de la siembra el riego se realizará a una profundidad de dos (5 cm) pulgadas.
  • Llegados los seis meses, y advertidas las primeras germinaciones,  se trasplantan al área seleccionada para que poco a poco se reproduzcan sanos y fuertes.

 

Cuidados de la planta de Tilo

Por su tamaño y frondosidad se debe tener presente algunos cuidados para que la planta de tilo crezca fuerte. Entre ellos tenemos:

  • El área donde se vaya a plantar debe ser abierta, es decir, que tenga iluminación natural del sol, además debe ser extensa en cuanto que,  por su tamaño la distancia entre planta y planta de la misma especie u otra de tamaño alto debe ser mínima de 33 metros entre una y otra.
  • Debe considerarse que por sus raíces no debe existir  cerca del lugar que se plante alguna edificación u obra que pueda verse afectada. . Es sugerido que si se da el caso, la distancia mínima debe ser de 10 metros.
  • Para que su crecimiento sea fructífero el terreno seleccionado debe ser húmedo y fresco. Porque no es planta para lugares de mucho calor, una temperatura mayor a 30°C, le es perjudicial. En contraste, a que puede soportar el frío fuerte (-15°C).
  • Otro aspecto a considerar es que en tiempo de calor el riego es frecuente un estimado de tres veces por semana, pero no así, el resto del año donde pese a que se debe mantener el suelo húmedo es prudente evitar que este se anegue, por el exceso de agua.
  • En su mantenimiento se recomienda el abono orgánico que le ayudará en su crecimiento.
  • También es conveniente la poda de la planta en el primer año, recortando las ramas para que nazcan ramas más bajas. En el segundo año, se recomienda recortar las ramas principales a dos tercios (2/3) de longitud. Se dejan las ramas inferiores pero se eliminan las que aparezcan desde la mitad inferior del tronco.

Plagas y Enfermedades

Si la planta de tilo es bien cuidada durante su crecimiento es poco probable que sufra de enfermedades y sea atacada por plagas.  Algunas de las enfermedades que atacan a la planta son:

Roya:

Se origina como producto de los hongos que atacan a la planta. La enfermedad aparece como manchas de hojas en forma de círculos anaranjados que pueden ir creciendo, juntarse y desarrollar un segmento oscuro, a medida que la enfermedad avanza. Las hojas enfermas se van cayendo. Para ello, es recomendado limpiar y quitar las hojas enfermas caídas y podar en la medida que sea posible, las ramas infectadas para destruir esas áreas enfermas. Puede a su vez, ser contenida con oxicarboxina.

Cochinilla algodonosa:

Aparecen en la época de verano tratando de alimentarse de la salvia de los árboles. Atacándolos a tiempo con un insecticida como el aceite de parafina que vuelva la salvia amarga, se alcanzará el parar la aparición de este depredador en la planta de tilo. Otra forma de combatirla es preparando una solución de alcohol de quemar, lavaplatos y agua caliente, se rocía la planta una vez a la semana durante el lapso de un mes.

Otro elemento que afecta el crecimiento saludable de la planta de tilo son los denominados taladros, los cuales, son larvas de insectos que van perforando la madera del tronco de la planta. Una de las formas de atacar estas especies es con Bifentrina, Fenvalerato y Deltametrina.

Componentes de la planta de Tilo

La planta de tilo tiene a su favor que posee una cantidad de elementos favorables para el ser humano. Se encuentran en ellas componentes como flavonoides, taninos, saponinas, tocoferol, azúcares y aminoácidos. De ahí, que se conozcan por sus propiedades curativas de gripes, como tranquilizante y recientemente, es  advertido su efecto hepatoprotectoras.

Beneficios

Considerando entonces lo expuesto en líneas anteriores, se destaca que la planta de tilo une sus cualidades ornamentales con la de medicinales, donde al utilizar su tallo, hojas o flores  se pueden preparar cocimientos con efectos antiinflamatorios, sedativos, diuréticos y antiespasmódicos.

 

Se tiene entonces que el Tilo sirve para:

  • Afecciones gripales, se utiliza la flor de tilo como alivio en la congestión de los pulmones y la nariz, sirve para bajar la fiebre.
  • Mitiga los dolores de cabeza, cuello y cervical mediante la preparación de una infusión con el uso de las hojas de tilo.
  • En su propiedad antiespasmódica relaja los músculos. Preparando un aceite que se obtiene de sus flores.
  • Mejora los síntomas de estrés, calma la taquicardia y la  ansiedad haciendo uso de sus aceites o mediante la toma de infusión de tilo proporcionando ambas un  descanso tranquilo y reparador.
  • Favorece la función de los riñones.
  • Se utiliza en los casos de afecciones del hígado y la vesícula biliar, protegiéndolos y favoreciendo sus funciones.
  • Para la digestión, es recomendada una infusión de tilo combinado con manzanilla y menta.
  • Enjuagues de tilo y bicarbonato de sodio favorece a las amígdalas inflamadas.
  • Sirve para aliviar dolores en los pies mediante el lavado de los mismos con agua de tilo y a su vez al beber un poco de su infusión.
  • Al ser incorporada en lociones y cremas para la piel ayuda a tratar el picor e hinchazón en esta, especialmente la piel seca.

 

Por último, al tener presente todos estos aspectos positivos que nos aporta el tilo es menester recordar la conciencia de conservación,  que los seres humanos deben poseer y mantener hacia los recursos naturales que se tiene la oportunidad de disfrutar.

Para continuar con interesantes temas, se sugiere leer también:

(Visited 1.806 times, 1 visits today)

Deja un comentario