Arce Japonés: Su Cultivo, Cuidados y Más

El Arce Japonés (Arce palmatum), es un árbol pequeño originario de Japón y Corea del Sur.  Cada vez su distribución se está extendiendo para ser cultivado en diferentes países de la regiones templadas del mundo. Este árbol desde hace siglos es trabajado con la técnica de Bonsái. Te invito a conocer sus características y manejo para saber que lo hace un árbol tan demandado.

arce japonés

El Arce Japonés

Este árbol asiático es llamado coloquialmente “Arce japonés, oiroha kaede (en japonés) o Arce polimorfo”, está identificado por los botánicos con el nombre científico Arce palmatum pertenece a la familia botánica Sapindaceae (antes Aceraceae). Es un árbol pequeño de aproximadamente 10 metros  de altura con hojas caducifolias, que crece bien en lugares bajo sombra.

Desde el aspecto etimológico la palabra latina Arce quiere decir “afilado” y es debido a las características morfológicas de sus hojas. También porque según la cultura popular china en la antigüedad su tronco era utilizado para fabricar lanzas. Sus admiradores esperan el otoño para recolectar sus sámaras (semillas aladas), que rivalizan con sus hermosas flores.

El género Arce tiene alrededor de 100 especies, la mayoría de las especies se distribuyen en el Asia oriental, entre Japón y China y el resto entre los Estados Unidos y los países templados de Europa. Entre las otras especies del género Arce se han descrito las especies, Arce campestre, Arce glabrum, Arce japonicum, Arce griseum, Arce oblogum, Arce circinatum y el Arce negundo, entre otros.

Características

El Arce japonés (Arce palmatum), es un árbol que llega a crecer entre los 6 a 10 metros e incluso algunos ejemplares llegan a los 16 metros de alto. Sus hojas miden de 4 por 10 centímetros de ancho y largo con forma palmadas, presenta 9 lóbulos terminados en puntas. Durante la estación de otoño sus hojas se tornan de colores rojos o purpuras días previos a que estas hojas caducas se caigan. Es un árbol de clima templado, resiste temperaturas máximas de 30 °C y mínima de hasta – 18 °C.

Es un árbol pequeño que presentan varios ramas próximos al suelo, mientras está en crecimiento, durante su etapa juvenil tiene una forma de pirámide y ya en su etapa adulta adquiere una forma de cúpula o domo. Se comporta como una planta accesoria que crece en el sotobosque. El atractivo de este árbol son sus coloridas hojas de colores purpura rojizo, transparentes en primavera, que se vuelven tenues en verano y llega a ser de un brillante rojo-violáceo en la estación de otoño.

arce japonés

Su inflorescencia es tipo cima, esto quiere decir que la flor terminal del eje floral es la primera que abre, mientras que las otras flores van creciendo lateralmente. Sus flores son pentapétalas de color blanquecina. Su flores que crecen en su inflorescencia tipo cima, tienen 5 sépalos color rojo-purpura, 5 pétalos blanquecinos, con frutos capsular, seco e indehiscentes disámaras aladas, cada una de 2 a 3 centímetros de largo, sus semillas de 6 a 8 milímetros.

Los botones florales empiezan a brotar en la estación de primavera, esto permite que para la estación de otoño sus frutos tipo capsulas aladas o disámaras empiecen a dispersarse. Época en que sus cultivadores van a colectar semillas del Arce japonés para  reproducirlo. Para propagar el Arce japonés, tienen que estratificar sus semillas.

Subespecies reconocidas

En la naturaleza esta especie muestra muchas diferencias genéticas, de una misma planta patrón puede mostrar diversos rasgos en tamaño, forma de hoja y color.  Desarrollando varios cultivares de los cuales solo se reconocen tres subespecies que provienen de la especie Arce palmatum., que se encuentran distribuidos en el continente asiático, con unas pequeñas diferencias morfológicas que conlleva a clasificarlos como sub especies.

  • Arce palmatum subsp. Matsumurae: esta subespecie tiene las hojas más grandes, llega a medir de 9 hasta 12cm de ancho, con 5 ó 9 lóbulos con los márgenes doblemente aserrados. Crece en Japón, a altas altitudes.
  • Arce palmatum subsp. Palmatum: las hojas de esta subespecie son más pequeñas, de 4 hasta 7 cm de ancho, con 5 a 7 lóbulos y con los márgenes doblemente aserrados. La longitud de las alas de sus semillas es de 10-15 milímetros. Vive a menor altitud, en el centro y sur de Japón a excepción de Hpkkaido.
  • Acer palmatum subsp. Amoenum: tiene las hojas de 6 hasta 10 cm de ancho, con 7 a 9 lóbulos y los márgenes simples aserrados. Sus semillas tienen alas de entre 20 a 25 centímetros. Vive en las regiones de mayores altitudes de Japón y Corea del Sur.

Cultivo de este árbol

Este árbol se adapta bien en todos los países templados del planeta donde se cultiven. El Japón uno de sus países de origen se cultiva desde hace siglos. Es una planta que fue llevada a otros países a partir del siglo XIX, a partir de entonces existen muchísimos cultivares comercializados y afines en la jardinería del continente europeo y Norteamérica. Los  Arce japonés de hojas rojas son los más cultivados, así como los de hojas verdes y recortadas. Es muy usado para hacer bonsái.

arce japonés

Sus cultivares

Los cultivares de Arce japonés no todos se cultivan en el Hemisferio Occidental e incluso algunos se han perdido. La demanda de este árbol por horticultores resulta en la producción de nuevos cultivares cada década. Estos son seleccionados por factores fenotípicos como forma y tamaño de las hojas, ya sea por lóbulos más profundos o menos profundos, así como palmadas. Coloración de las hojas, textura y color de la corteza y porte.

Como resultado de sus cruces algunos cultivares son árboles más grandes y vigorosos que la propia especie. La mayoría son arbustos que no pasan de los 5 metros de altura. Otros cultivares más sensible a ciertas condiciones ambientales solo miden 3 metros de alto y se cultivan en macetas. Algunos cultivares con malformaciones o enanos pueden crecer de plantas mutadas, de escobas de brujas o seleccionadas artificialmente tras muchas generaciones.

Hasta la fecha existe 1000 cultivares del Arce japonés, que por ser híbridos solo se reproducen de forma asexual por injerto, técnica de reproducción que permite lograr árboles con un crecimiento rápido con determinadas características. La selección de los cultivares por los expertos está condicionado por alguna característica morfológica como: la coloración de sus hojas, el tamaño de las mismas, el porte que alcanzan, entre otros.

Los beneficios de reproducir plantas por injertos con respectos a plantas por semillas,  es que los Arce japonés injertados quien lo adquiera tendrá un arbolito de 5 metros. Estos cultivares se originaron de plantas cruzadas, que posiblemente han sido seleccionadas desde hace muchas generaciones. La mayoría de ellos presentan características propias en las diferentes estaciones; sean estas: variaciones en el color de las hojas, corteza del tronco más brillante o menos brillante. Esto puede resultar un problema, en vista que un cultivar puede tener muchos nombres.

Algunos ejemplos de cultivares

Por haber tanto cultivares se dificulta listar los principales cultivares de arce japonés, a continuación se muestran los cultivares más fácil de encontrar en los viveros, estas plantas pueden ser una excelente selección para cultivarse directo en jardín y para cultivar en maceta.

  • Aka shigitatsu sawa: planta con hojas rosa blancas con venas verdes
  • Ao ba jo: un arbusto enano con follaje de verano bronce-verde
  • Atropurpureum: es, uno de los más conocidos. Posee hojas de color rojo intenso durante todo el año.
  • Bloodgood: es un cultivar mejorado del Atropurpureum. Es más resistente a las temperaturas más cálidas.
  • Butterfly: Sus hojas presentan los bordes blancos.
  • Deshojo: Las hojas de este cultivar son de color rojo suave y brillante.
  • Dissectum: Sus hojas tienen forma semejante a agujas.
  • Golden Pond: Planta con follaje verde amarillento de verano
  • Goshiki koto hime: Variedad delicada, con hojas variegada enana
  • Higasa yama: Planta con hojas arrugadas, variegadas con amarillo
  • Hupp’s Dwarf: arbusto tamaño pequeño, denso con hojas miniatura
  • Issai nishiki kawazu: tallo muy rugoso, corteza rígida
  • Kagiri nishiki: similar a ‘Butterfly’ pero más tonos rosa
  • Karasu gawa: Árbol de lento crecimiento, variegada con brillante rosa y blanco
  • Katsura: Hojas de color amarillo y verde, punteadas con anaranjado.
  • Koto no ito: hojas verde ligero, hojas como hilo
  • Little Princess: Árbol de tamaño pequeño (no supera los 2m), con porte irregular.
  • Mama: Planta enana arbustiva con follaje extremadamente variable
  • Masu murasaki: – un arbolito con hojas púrpuras
  • Mizu kuguri: el nuevo crecimiento color pintas anaranjadas, hánito muy amplio
  • Nishiki gawa: arbolito como pino, deseable para bonsái
  • Nomura nishiki: púrpura negro, hojas aguzadas
  • Osakazuki: Este cultivar es árbol pequeño que adquiere un tono rojo espectacular en otoño.
  • Peaches and Cream: Árbol similar a ‘Aka shigitatsu sawa’
  • Pink Filigree: cultivares finamente disectado, hojas pardas rosa
  • Red Filigree Lace: Cultivar delicada, finamente disectada, púrpura negro
  • Sango Kaku: Es un árbol precioso con las hojas rojas o rosadas en otoño.
  • Seiryu: Son árboles de hojas finamente disectadas, de color naranja-rojizo en otoño
  • Shikage ori nishiki: arbusto forma de vaso con follaje purpúreo
  • Skeeter’s Broom: derivado de ‘Bloodgood’ «basura de bruja»
  • Tamukeyama: Cultivar finamente disectado, púrpura negro, hábito cascada
  • Tropenburg: árbol delgado, crecimiento vertical, hojas convexas lobuladas, púrpuras
  • Tsuma gaki: Cultivar de hojas amarillas con bordes rojos purpúreos
  • Uki gumo: prominente, variegada en blanco
  • Waka momiji: otro «arce corteza coral»
  • Yuba e’: árbol vertical con variegado escarlata

Árbol de follaje rojo, Atropurpureum y Bloodgood

Aunado a los cultivares antes listados, varios grupos de cultivares han sido han sido escogidos con el pasar del tiempo y promulgada su siembra. Llegan a ser difícil distinguirlos, en vista que muchos de ellos los ofrecen con los mismos nombres como cultivares, o siendo inclusive propagados por injerto. En específico, diversos arce japoneses rojo negruzco so ofertados con los nombres «Atropurpureum» y «Bloodgood». Asimismo, muchos cultivares de arces que tienen delicados follajes en cintas se venden con nombres como «Dissectum», «Filigree», «Laceleaf»

arce japonés

Otras especies del género Arce

El nombre común “arce japonés” es usado como nombre genérico también para otras especies de árboles del género Arce, por la similitud fenotípica de estos individuos y que también son originarios de Japón, Corea y China, son estos:

  • Arce duplicatoserratum (sin. A. palmatum var. pubescens Li)
  • Arce japonicum Thunb.- arce japonés enano
  • Arce pseudosieboldianum – arce coreano
  • Arce shirasawanum Koidz.- arce luna llena
  • Arce sieboldianum Miq.- arce Siebold

Son especies del mismo género Arce que tienen sus diferencias morfológicas y genotípicas, sin embargo, esto no ha impedido que sean cruzados entre ellos por los horticultores, obteniendo híbridos inter-específicos. Asimismo, en los viveros individuos de la especie Arce palmatum, es usado como planta madre de otras especies.

Clasificación Taxonómica

La especie Arce palmatum,  fue descrita por Carl Peter Thunberg y la publico en el año 1784 en Systemat Vegetabilium. Editio decima quarta 911. 1784.

Etimología de su  nombre

La etimología es la ciencia que estudia el origen de las palabras, este caso de las palabras que describen a la planta y fueron usados para el nombre científico de este árbol.

El género “Arce”, es una palabra del latín ǎcěr, -ĕris, que se traduce como “afilado”fue colocado a esta planta para hacer referencia a las puntas de sus hojas o por la dureza de la madera de su tallo, que al parecer en la antigüedad se usaba para elaborar lanzas. Según Plinio el Viejo, en el siglo XVI/XVII, al hacer referencia a otras especies de este género. La especie de esta planta esta especificada con la  palabra latina palmatum, que hace referencia a “parecido a una palma”, colocado por la forma de sus hojas de este árbol.

arce japonés

Las variedades aceptadas

  • Arce palmatum subsp. amoenum (Carrière) H.Hara
  • Arce palmatum f. latilobatum (Koidz.) Ohwi
  • Arce palmatum subsp. matsumurae Koidz.

Sinonimia

  • Arce amoenum Carrière
  • Arce decompositum Dippel
  • Arce dissectum Thunb.
  • Arce formosum Carrière
  • Arce friederici-guillelmii Carr
  • Arce incisum Dippel
  • Arce jucundum Carrière
  • Arce ornatum Carrière
  • Arce pinnatifidum Dippel
  • Arce polymorphum Siebold & Zucc.
  • Arce pulverulentum Dippel
  • Arce ribesifolium Dippel
  • Arce roseomarginatum (Van Houtte) Koidz.
  • Arce sanguineum Carrière
  • Arce sanguineum var. amoenum (Carrière) Koidz
  • Arce septemlobum Thunb.
  • Arce sessilifolium Siebold & Zucc
  • Negundo sessilifolium Miq

Manejo de su cultivo

El árbol arce japonés (Arce palmatum) crece bien en suelos profundos con buen drenaje, por nacer en el sotobosque de los bosques, los árboles de mayor tamaño del bosque le protegen de recibir la luz  directa de los rayos del sol. Por consiguiente debe cultivarse en lugares bajo techo donde los rayos solares lleguen indirectamente, para evitar dañar sus hojas.

Es una planta que demanda riegos frecuentes, sin anegar el suelo  y humedad ambiental por lo que deben pulverizar agua a su follaje. En la estación de invierno tiene que ser protegida de las heladas a temperaturas -10°C.   Para eliminar las ramas muertas y mantener  equilibrada su forma se sugiere podar eventualmente

Mantenimiento en macetas

El mantenimiento de los Arce japonés en maceta, tiene que proporcionar a la planta los recursos de la naturaleza, de acuerdo a sus requerimientos para que se desarrolle y crezca bien. Si se cultiva en maceta el medio de cultivo o sustrato tiene que tener buen drenaje, con un pH ácido, entre 4 y 6. Se le puede colocar arcilla expandida que ayuda acidificar el suelo y aireación para el buen crecimiento de sus raíces y absorbe bien el agua del suelo.

arce japonés

Se sugiere regar frecuentemente, ya que es una planta que en naturaleza crece en bosques húmedos de las regiones templadas. El agua de riego también tiene que ser ácida para esto se sugiere acidificar el agua de la siguiente manera: agregar el jugo de medio limón en un litro de agua. También puede regar con  agua de lluvia 3 ó 4 veces a la semana, e incluso más en la estación de verano.

La el árbol de arce japonés, en un lugar donde le de sombra a este árbol y luz solar indirecta. Algunos cultivares como el Seiryu y el Osakazuki, resiste pocas horas de luz directa, se sugiere colocar su ejemplar en un lugar iluminado y ventilado, pero bajo techo para que los rayos solares no lleguen directamente a las hojas, ya que puede quemarlas.

Cuando se cultiva en maceta, se sugieren trasplantar este árbol de Arce palmatum, cada dos años en la estación de primavera, antes de su floración. En caso que se pase la primavera y no lo haya trasplantado se puede hacer el otoño, ya cuando mude las hojas. El trasplante de estos árboles se tiene que realizar una vez que es un árbol adulto, a partir de los 36 meses.

Estos árboles en maceta se tienen que trasplantar al cumplir dos años y luego cada dos años, y sobre todo si el suelo es muy poroso o están en un lugar con un buen clima para los arce, sugiere hacerlo a una maceta de 4 centímetros más grande de donde se estaba cultivando.

Cuidados en espacios externos

Se recomienda sembrarlo en lugares con suelos ácidos, es decir con un pH entre 4 a 6. En caso de ser un suelo calizo se tiene que agregar hojas de pinos o sulfato de hierro, para ayudar acidificar (bajar los valores de pH) y lograr el pH 4 a 6 en el terreno donde fue plantado.

arce japonés

El riego tiene que ser frecuente, con preferencia entre 2 a 3 veces por semana e incluso 4 veces por semana en la temporada de verano.

Cuando se plante en un jardín tiene que colocarlo bajo los árboles más altos del jardín como en la naturaleza crece este tipo de árbol. También puede ser cerca de una pared alta para protegerlo de los rayos del sol.

Para trasplantarlo al jardín se sugiere hacerlo en la estación de primavera, mientras que no brotan las nuevas hojas. Cuando lo vayas a trasplantar escoge el lugar de jardín que tenga sombra y suficiente espacio para el crecimiento de tu arce japonés. Se abre un hoyo de alrededor de 60 centímetro de diámetro  y 60 centímetro de profundidad. Colocar el árbol que ya tiene que ser mayor de 2 años, se rellena con tierra negra abonada que tenga un pH ácido, así como la tierra que sacaste del hoyo o agujero.

Tratamiento fitosanitario

La poda sirve para controlar el crecimiento de las ramas de los árboles, eliminar las ramas dañadas o enfermas. Existen algunos cultivares que crecen bastantes altos e incluso más de lo que se espera o quiere, es bueno podarlo para mantenerlo compacto. Si tienes un bonsáis de Arce japonés, tienes que aprender a podarlo según los requerimientos de un árbol adulto miniatura.

Los árboles de hacer japonés se sugiere podar en la estación de otoño o de invierno, cuando el árbol está en la etapa vegetativa, cuando pode se sugiere cortar la ramas que se entrecruzan; aquellas que crecieron muy largas; para que haga de guía, la cual se recortará para llevar al árbol a sacar ramas bajas; y aquellas ramas débiles o enfermas.

Aplicar nutrientes

Estos árboles se tienen que abonar con abono para suelos ácidos de acuerdo a las recomendaciones del producto, se aplica a 50 centímetros de la planta alrededor dependiendo de la copa del árbol, con el objetivo que no se queme. La frecuencia de fertilización depende de los requerimientos de la planta, las condiciones del suelo (realizar un análisis químico del suelo) y época del año. Cuando fertilices el suelo tiene que estar húmedo.

Control de plagas y enfermedades

Es un árbol bastante resistente a las condiciones ambientales, condición le hace resistente a las enfermedades y plagas. Sin embargo, es sensible a plagas como las cochinillas algodonosas, a la araña roja o el pulgón, cuando el ambiente está muy seco. En cuanto las enfermedades, podría ser afectado por hongos del género Phytophthora.

¿Cómo controlar el ataque de alguna de estas plagas u hongos?

Si bien requiere de frecuente riego, el suelo no tiene que estar encharcado. Para controlar esto se introduce un palito de madera en la maceta o en el terreno para llevar un seguimiento de la humedad del suelo. Si el sustrato o suelo está seco, el palito saldrá casi limpio, esto indica que el suelo está seco. De ser así se tiene que regar, sin anegar el suelo.

Proporcionar humedad al ambiente. Para aumentar la humedad del ambiente, se sugiere colocar varios vasos con agua alrededor de la planta. No se sugiere pulverizar para evitar que el agua que caiga sobre sus hojas llegue a quemarse por los rayos del sol en caso que haya alta radiación solar y a partir de ahí un posible ataque de hongo.

Se sugiere hacer tratamientos preventivos con insecticidas biológicos, como purín de ortigas o el aceite de Neem, que se adquiere en tiendas de jardinería. También puede ser preparado en casa insecticidas caseros como una infusión con dientes de ajo, colarlo y pulverizar la planta a primera hora de la mañana.

Reproducción y Propagación

La propagación del árbol de Arce palmatum, puede ser por reproducción asexual y sexual. La reproducción sexual se lleva a cabo por la escarificación de sus frutos para colectar las semillas. Una manera de hacerlo es sumergir las semillas en agua caliente a 43°C y dejarlas sumergidos dos días o 48 horas. Luego de este tiempo se sacan las semillas y se siembran directamente al suelo, se sugiere regar después de tres días, para evitar dañar las raíces. La reproducción por la vía sexual no garantiza plantas iguales unas de otras, sino individuos diferentes uno de otros.

Si quieres conservar el fenotipo y genotipo de un individuo de Arce palmatum, en partícula, tiene que reproducirse asexualmente. Debido que los individuos obtenidos son clones de la planta madre.

Reproducción por semillas

Las semillas de los Arce palmatum se recogen en la estación de otoño, y colocarlas en la nevera por un lapso de tres meses, a una temperatura entre 6-7°C, esto porque para poder germinar las semillas tienen que pasar un tiempo a bajas temperaturas como en la naturaleza.  Una vez que las colectes envasar en envase plástico transparente con vermiculita, para cubrirla con una fina capa de vermiculita. Se humedecen un poco y se le coloca un poco de azufre o cobre como fungicida para las semillas y evitar la proliferación de hongos.

Como tienes que almacenar por tres meses, se sugiere sacar el envase de la nevera y lo abra una vez por semana para que el aire se renueve. Al pasar los tres meses se pueden sembrar en una maceta. El sustrato de siembra o suelo tiene que tener un pH ácido (entre 4 a 6) y si todo va bien germinarán en unos dos meses.

Reproducción por esquejes

Este método de reproducción es uno de los más rápido y efectivo. Los esquejes o estaca de arce japonés, se corta una rama juvenil con un diámetro entre 2 a 4 centímetros y un largo entre 40 a 50 centímetros, la poda de las ramas para preparar los esquejes o estacas tiene que realizarse en primavera. Para que enraícen más rápido se sugiere impregnar agua con hormonas para enraizar. Después se colocan las estacas en la maceta con un suelo o sustrato poroso, y que estés un poco húmedo. En un lapso de 5 a 6 meses empezará a emitir raíces.

Reproducción por acodo

Otro método de reproducción es el de acodo aéreo, para hacer el acodo aéreo,  se corta unos 10 centímetro de ancho de corteza, se coloca una bolsa se humedece con agua y se impregna con hormonas enraizantes. Después le colocas una bolsa, que atas a un extremo de la rama, se rellena con sustrato adecuado para plantas que crecen los suelos ácidos, se humedece y luego se ata al otro extremo.

El sustrato se tiene que mantener húmedo, esto se puede hacer con una inyectadora entre 3 a 4 veces en la semana. En un lapso entre 5 a 6 meses saldrán las raíces.

Reproducción por injerto

Los  injertos los realizan los profesionales en la horticultura. Se realiza de la siguiente manera: Se elige la planta madre, planta patrón o portainjerto. Esta es una planta a la que se le colocara la rama de otro arce japonés, a esta se le realiza un corte profundo a su tallo durante la estación de primavera

Luego, se corta una rama semileñosa (este será el injerto) y se introduce en el portainjerto, planta madre o planta patrón.

Para culminar, se une bien con una cinta adhesiva para hacer injertos. Si el injerto se realizó bien, entre 2 a 4 meses del injerto brotaran sus hojas. Mientras poda las hojas de la planta madre o portainjerto, para que los nutrientes puedan ser aprovechados por el injerto.

Uso del Arce Japonés

En los países templados es posible ver ejemplares adultos de Arce japonés, con una altura de 50 centímetros, por ser la especie más usadas en el arte del Bonsái. Muchos son los árboles de Arce japonés, que adornan las viviendas y otros espacios interiores. La técnica del Bonsái es una práctica de jardinería que se originaron en los templos taoístas chinos, los horticultores que la practican consideran que por medio de su práctica se puede vincular el cielo y la tierra, evocando la eternidad.

Esta práctica hortícola fue introducida hace  800 años en el Japón. La silaba “bon” hacer referencia a bandeja, y “sái” se refiere a la naturaleza. Por ser un árbol de crecimiento lento lo hace una planta favorable, para aplicarle la técnica del bonsái

El Arce palmatum, es una planta ornamental, que se siembran en jardines (protegido por el sol), macetas como planta de interior o en bonsái, desde que la empezaron a exportar en el siglo XIX desde el Japón. Ha sido naturalizado en países de climas templados, de Asía, Europa, América y otras partes de las regiones templadas.

Te invito a leer sobre la maravillosa naturaleza en los siguientes post:

(Visited 4.893 times, 3 visits today)

Deja un comentario