Árbol Secuoya, el más alto y grande del mundo

En este artículo obtendrás información sobre el Árbol Secuoya, que por sus impresionantes dimensiones embellece los espacios de recreación más famosos y demás sitios donde se encuentra, además, se distingue por durar miles de años. Si quieres saber más al respeto, te invitamos a seguir leyendo.

ÁRBOL SECUOYA

El Árbol Secuoya

Cuando de árboles altos y grandes hacemos referencia, debemos mencionar al árbol secuoya o sequoia sempervirens, ya que es la especie que más engalana la flora mundial. A pesar de estar localizada mayoritariamente en Estados Unidos, también se les admira en España, Austria, Francia, Inglaterra, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Italia y Portugal, entre otros países. Se caracterizan por tener un crecimiento lento, y formar parte de la vegetación de zonas montañosas y suelos húmedos, particularmente parques y monumentos nacionales.

Las secuoyas crecen agrupadas, lo que los expertos consideran les provee protección ante los cambios climáticos, especialmente contra los vientos helados y la nieve. Tienen una estructura de crecimiento muy particular ya que de una raíz crecen varios troncos muy juntos unos de otros. Este es un mecanismo de auto conservación, para que, si uno de los tallos se daña, los demás sigan creciendo y aportando la savia al tronco que lo necesita. Los principales bosques de esta variedad vegetal se encuentran en Oregón y California.

Las semillas se encuentran en los conos o piñas, algunas maduran entre 1 y 2 años, pero otras tardan hasta 20 años, su producción ronda unas 40 semillas en promedio de color marrón amarillento, algunas se caen cuando hace calor a fines del verano, o debido al fuego o daño por insectos. En cuanto a la forma en que se reproducen estos árboles, es sexual y asexual. Aunque producen una gran cantidad de semillas, solo el 15% logra florecer y generar un nuevo brote.

También pueden reproducirse mediante esquejes, es decir, a partir de brotes jóvenes, de los que nacerán plantas genéticamente idénticas. Vale destacar, que este tipo de árboles de gran tamaño y longevidad, alcanzan la madurez sexual entre los 15 y los 20 años. Estos árboles se pueden encontrar en los territorios con climas húmedos, donde predominan los veranos secos e inviernos con mucha nieve; la mayoría de los bosques de secuoyas gigantes se encuentran en suelos graníticos, residuales y aluviales, a una altitud de 1,4 a 2 kilómetros sobre el nivel del mar.

Tipos de Secuoyas

Dentro de la variedad de estos árboles, se pueden mencionar en principio a la secuoya gigante, o como se le llama científicamente Sequoiadendrum giganteum, es una conífera de hoja perenne y a la que se le atribuyen diferentes nombres como velintonia, sierra sequoia o árbol grande nativo de la parte occidental de Sierra Nevada, California que puede alcanzar los 105 metros de altura, promediando en algunos casos 50 u 85 metros de altura durante su vida estimada de 3200 años.

Luego, se encuentra la secuoya californiana también denominada secuoya roja o sequoia sempervirens, es un árbol enorme con hojas planas perdurables que suelen medir hasta 25 milímetros de largo y son de color verde oscuro. Poseen un tallo bien ancho de unos 8 metros de aproximadamente, con una apariencia exterior rojiza y fibrosa, que intensifica su color con el tiempo, el cual se estima puede llegar a los 3000 años. Se encuentra fundamentalmente a lo largo de la costa Pacífica de Norteamérica. Cabe señalar, que el ejemplar más longevo descubierto tiene alrededor de 2200 años.

Además, se ubican en el continente europeo, por cuanto en la primera mitad del siglo XIX a partir de un regalo entre miembros de la monarquía del Reino Unido y España, se produjo una plantación de esta especie en diferentes parques como ornato de gran interés por sus admirables características que lo hacen un gran árbol exótico y majestuoso. En cuanto a sus conos con forma de piñas miden hasta 32 mm de largo y contienen de 3 a 7 semillas cada una, como es común en este género los conos se abren cuando se secan más que todo o por medio de los insectos que logran romperlos.

A partir del año 2003 en Cantabria se formaliza la declaración de un Monumento Nacional como reservorio de los árboles más altos del mundo, los cuales adornan sorprendentemente el bosque desde los años 40. Asimismo, en México llevan implantados desde la década de los 70, específicamente en el municipio de Jilotepec, especímenes de secuoyas rojas trasladadas desde California, y que casi cincuenta años después ya han crecido unos 15 metros.

Secuoyas de Gran Renombre Mundial

Considerando el ancho de su tronco los especímenes más famosos según unos estudios realizados en el año 2009 son en primer lugar el Secuoya Hyperión, por ser el de mayor tamaño desde que se descubrió en el año 2006 al medir 115 metros de altura aproximadamente. Luego está el General Sherman, que alcanza los 83 metros de alto, está situado en la vasta selva del National Park Estados Unidos, tiene un enorme tronco con una circunferencia de 31 metros y un volumen de 1.486 metros cúbicos, se distingue por sobrevivir por más de 2000 años y es reconocido como el árbol más grande del mundo.

Le siguen el General Grant, ubicado en General Grant Groove en el Parque Nacional Kings Canyon, que tiene 81 metros de altura, 32 metros de diámetro y un volumen de 1.319 metros cúbicos. Luego se destaca el President, que también se encuentra en la arboleda del gigantesco bosque con una altura de 73 metros de largo, una circunferencia respecto al suelo de 28 metros y exhibe un volumen de 1278 metros cúbicos. Así como el Lincoln, como otro ejemplar que se sitúa en Giant Forest, con sus deslumbrantes 77 metros de largo, 29 metros de circunferencia y un volumen de 1259 metros cúbicos.

ÁRBOL SECUOYA

Después está el Stagg que se localiza en Alder Creek del Monumento Nacional Secuoya Gigante y presenta unas notables dimensiones como son 74 metros de alto, un diámetro de 33 metros y un volumen de 1205 metros cúbicos. Además, está el Boole que es un árbol de Converse Basin, perteneciente al referido Monumento y cuenta con una altura de 81 metros, una circunferencia de 34 metros y 1202 metros cúbicos de volumen. Mientras que el denominado árbol Génesis forma parte del Mountain Home y mide 77 metros de alto, 26 metros de circunferencia y 1186 metros cúbicos en volumen.

Otros de los que conforman la lista de las sequoias famosas es el nombrado Franklin, también del Giant Forest, con una altura de 68 metros, una circunferencia de 28 metros y un volumen de 1168 metros cúbicos. A su vez, está el ejemplar King Arthur ubicado en la arboleda Garfield, que posee una altura de 82 metros, 31 metros de circunferencia y 1151 metros cúbicos de volumen. Asimismo, se destaca Monroe el cual se puede observar en la arboleda de Giant Forest y apreciar su voluminosidad de 1135 metros cúbicos, su altura de 75 metros y anchura de 27 metros.

También se incluyen como árboles de gran tamaño al que se le dio el nombre de Helio haciendo alusión al dios solar en la mitología griega por medir alrededor de 114 metros. También está el Icarus que tiene una altura de 113 metros, mientras que el árbol Dédalo solo cuenta con 110 metros de altura. Respecto a su ubicación se dice que se encuentra reservada a los fines de procurar su preservación ambiental y evitar así su riesgo de deforestación.

Conservación de la Secuoya

Hoy en día es una de las especies bajo protección, por cuanto ha sido catalogada como una especie amenazada según lo establecido por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), debido a que los incendios controlados ocurridos en una gran parte de sus tierras de origen con el fin de ayudar al crecimiento de dichas plantas, provocaron que su progreso sea aún muy lento, y han determinado que otras plantas con mejor adaptabilidad se desarrollaran en su lugar.

Cultivo

La imponencia del árbol secuoya como se ha mencionado con anterioridad, ha justificado que se cultiven en otras partes del mundo, por lo que se conocen grandes arboledas en Europa, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Chile, entre otros lugares. Además, se cultiva, aunque con menos éxito, en otras partes Estados Unidos. Antes de explicar más sobre este aspecto, vale destacar, que este tipo de árboles se caracteriza por su capacidad para soportar temperaturas inferiores a cero grados centígrados o más frías por períodos cortos de tiempo, siempre que el suelo alrededor de las raíces esté aislado con nieve o mantillo.

ÁRBOL SECUOYA

En Europa

El árbol más alto encontrado fuera de América es un espécimen plantado cerca de Ribeauvillé en Francia en 1856 y medido en 2014 a una altitud de 60 metros con 160 años de edad. En el Reino Unido, el árbol secuoya gigante fue cultivada por primera vez en 1853 por el jardinero Patrick Matthew de Perthshire a partir de semillas enviadas por su hijo desde el estado de California, EE. UU. Aunque un envío mayor de semillas recolectadas en Calaveras Grove por William Lobb, que actuó para el Vivero Veitch cerca de Exeter, llegó a Inglaterra en diciembre de 1853.

Este cargamento mencionado se comercializó en todo el viejo continente. Su desarrollo en el Reino Unido ha sido muy rápido, con el árbol más alto en Benmore, en el suroeste de Escocia, alcanzando los 56,4 metros en 2014 a la edad de 150 años, y varios más de 50 a 53 metros de altura; el más robusto tiene alrededor de 12 metros de circunferencia y 4 metros de diámetro, en Perthshire. Los Royal Botanic Gardens de Kew, Londres también contienen un gran ejemplar. En Biddulph Grange Garden en Staffordshire, tiene una excelente colección de Sequoiadendron giganteum y secuoyas costeras.

Asimismo, en Inglaterra se sabe que hay un sitio con más de un centenar de estos árboles que fueron plantados hace más de dos siglos cerca del pueblo de Camberley y desde entonces los árboles comparten espacios naturales con edificios. Como información adicional, el desarrollo promedio de un ejemplar completamente maduro puede alcanzar los 22 metros de altura y los 88 centímetros de diámetro del tronco en 17 años. En el norte del continente, su crecimiento es muy limitado, debido al clima frío.

En Dinamarca, el árbol más alto tenía 115 pies de altura y 5,6 pies de diámetro en 1976 y es más alto en la actualidad. En Polonia, se menciona que un árbol logró sobrevivir a temperaturas de menos 37 grados Celsius con una gruesa capa de nieve. Desde Alemania, esta especie se introdujo en 1952 en Sequoiafarm Kaldenkirchen. Y en la región serbia, se reconoce la existencia de 29 árboles, que alcanzan los 30 metros de altura en Belgrado, y en la República Checa uno de estos árboles logró alcanzar los 44 metros y se encuentra en el jardín del Castillo Ratměřice.

En América del Norte

Las secuoyas se han plantado en abundancia en toda la costa oeste de América y en partes del sur de América, lo que refleja la gran popularidad que ha ganado esta especie. En concreto, se puede decir que la plantación de esta vegetación es abundante en el oeste de Oregón y de norte a suroeste de Columbia Británica en Canadá, con muy buenas tasas de crecimiento. En Washington y Oregón, es común encontrar secuoyas gigantes que se han plantado con éxito tanto en áreas urbanas como rurales.

En la costa este de los Estados Unidos, el desarrollo de estos grandes árboles ha sido incluso más lento que en otras áreas, y son altamente propensos a las enfermedades fúngicas por Cercospora y Kabatina debido al clima cálido y húmedo del verano. Hay registros de que un árbol en Blithewold Gardens en Bristol, Rhode Island tiene 27 metros de altura, supuestamente el más alto del estado de Nueva Inglaterra. El Taylor Memorial Arboretum en el condado de Delaware, Pensilvania, tiene 29 metros de altura, lo que algunos pueden considerar el más alto del noreste.

Adicionalmente, se puede resaltar la existencia de grandes plantaciones en diversos parques de gran renombre como son: el Arborio de Arnold en Boston, Longwood en Delaware, el Jardín Botánico de New Jersey, entre otros. Aun así, se pueden encontrar plantaciones de índole privado, a lo largo de la costa este del país, donde los más populares se encuentran en la capital de la nación, en el estado de Colorado y algunos ejemplares de gran renombre en Michigan.

En Australia

En el caso australiano, podemos encontrar una gran colección de estos árboles en el Jardín Botánico de Ballarat. Otros lugares que puede ver son: Jubilee Park y Hepburn Mineral Springs Reserve en Daylesford, Cook Park en Orange, NSW, y Carisbrook’s Deep Creek Park en Victoria. El bosque de secuoyas Pialligo incluye 3.000 secuoyas supervivientes, de las 122.000 cultivadas, a 500 metros al este del aeropuerto de Canberra. El bosque fue diseñado por el diseñador urbano Walter Burley Griffin.

El Canberra National Arboretum creó un bosque de estas plantas en 2008. Aunque también crecen en el arboreto abandonado en Mount Banda Banda en Nueva Gales del Sur. En la isla de Tasmania, puedes ver algunos árboles en jardines privados y públicos, ya que las secuoyas gigantes eran muy populares a mediados de 1837-1901, es decir, en la época victoriana. Tiene varios ejemplares de secoyas maduras en Westbury Village Green y más en Deloraine. Además, hay algunas Sequoiadendron giganteum y Sequoia sempervirens en el Arboretum de Tasmania.

En Chile

En este país se enriquecieron los bosques del sur con este tipo de árboles, por ser una especie que crece perfectamente en condiciones de sombra y se reproduce bastante bien, lo que permite la formación de bosques mixtos con un área de más de mil hectáreas, desde su implantación en el país con fines ornamentales a fines del siglo pasado, logrando así demostrar que esta especie puede establecerse con éxito, ya que puede alcanzar un crecimiento de 18 a 25 m3 / ha / año, por lo que los beneficios ecológicos de estas plantaciones compensan los períodos de espera más largos para alcanzar la madurez.

ÁRBOL SECUOYA

En Nueva Zelanda

Se pueden encontrar varios especímenes en la Isla Sur de Nueva Zelanda, donde se puede ver un grupo de árboles en un parque público en Picton, así como en algunos lugares en Christchurch y Queenstown. Cabe señalar que, el mejor lugar para ver plantaciones de esta especie en este país es Rotorua, donde a principios de 1900 se plantaron más de seis acres de secuoyas de California en el Redwood Memorial Grove, que está protegido de la tala de árboles. Estos árboles también se pueden encontrar cerca del lago Rotokakahi y en varios otros lugares del bosque.

Cuidados del Árbol Secuoya

Aunque es muy raro encontrar un ejemplar de secuoya en jardines privados, y si tienes uno, es importante saber cómo cuidar este tipo de árbol. Por ello, lo primero que hay que aclarar es su ubicación, ya que es un árbol de hoja perenne que adora la luz del sol, aunque puede conservarse en un lugar ligeramente sombreado. Pero recuerda, es un árbol que crece en grandes dimensiones y por eso lo mejor es dejarlo alejado de estructuras como casas de varios pisos, aceras y tuberías.

Lo ideal para estos árboles es cultivarlos en un suelo ligeramente ácido, fresco y profundo. Por otro lado, es recomendable regarlo periódicamente, sobre todo en verano. Durante la temporada más calurosa, se riega 2-3 veces por semana, y el resto del año 1 o 2 riegos por semana. Utilizando principalmente agua de lluvia o agua que no contiene cal.  Además, es conveniente el uso de fertilizantes orgánicos, preferiblemente en primavera. Cuando se tiene sembrado en envases, lo ideal es utilizar los que son líquidos porque facilitan la circulación del agua.

Utilidad

La madera de los especímenes desarrollados es muy resistente a la descomposición, pero debido a que es fibrosa y quebradiza, generalmente no es adecuada para la construcción. Desde finales del siglo XIX y los primeros veinte años del siglo XX, la tala ha tenido lugar en muchos bosques para su uso en diversas construcciones menores. El último gran negocio en cosechar cerró en 1924. Debido a su peso y fragilidad, los árboles a menudo se rompían cuando golpeaban el suelo, desperdiciando gran parte de la madera.

Los madereros intentan amortiguar el impacto cavando zanjas y llenándolas de ramas. Aun así, se estima que solo el 50% de la madera llegaba al aserradero procedente de los bosques. La madera se utilizó principalmente para tejas y postes de cercas, e incluso para fósforos. Las imágenes de árboles alguna vez majestuosos, ahora rotos y abandonados en bosques previamente prístinos, y la idea de gigantes colocados en edificios irrelevantes, provocaron una protesta pública que resultó en que la mayoría de los bosques se conservaran como tierras protegidas.

Hoy en día, la gente puede visitar un ejemplo de la deforestación de 1880 en Big Stump Grove, cerca de General Grant Grove. Además, algunos árboles inmaduros fueron talados en el Bosque Nacional Secuoya en la década de 1980, cuya notoriedad ayudó a crear el Monumento Nacional Secuoya Gigante. La madera de árbol inmadura es menos frágil. Pruebas recientes en plántulas cultivadas en plantaciones mostraron una calidad similar a la de la secoya costera.

Es importante señalar que, si bien se trata de una especie bajo protección, en los últimos tiempos se ha fomentado su cultivo con fines comerciales a menor escala, dado el potencial de estos árboles como planta para crecer de alto rendimiento tanto en California como en varios países de Europa occidental donde pueden desarrollarse de manera más eficiente que las secuoyas costeras. A su vez, en el noroeste de Estados Unidos, algunas empresas han comenzado a cultivar secuoyas gigantes para árboles de Navidad.

Si le gustó este artículo sobre el Árbol Secuoya y desea aprender más sobre otros temas interesantes, puede revisar los siguientes enlaces:

(Visited 304 times, 1 visits today)

Deja un comentario