El Árbol de Ficus, Perfecto para Grandes Jardines

El árbol es considerado una de las plantas con mayor relevancia para la humanidad, destacando el hecho de la variedad de especies que pueden encontrarse en todo el planeta, en este artículo te presentaremos al Árbol de Ficus, considerado como el árbol perfecto para grandes jardines.

árbol ficus

Árbol Ficus

Los árboles son considerados como la especie de plantas más importante para todo el planeta principalmente por considerarse los principales en llegar a cabo el primordial proceso bioquímico más importante para la vida en el planeta conocido como la fotosíntesis, dotando a todo el planeta del preciado oxígeno, destacando también por su gran variedad de especies que aportan diversidad y belleza a los paisajes naturales, entre ellos destacando el árbol Ficus.

El árbol Ficus es también conocido como el Ficus Benjamina es reconocido también como Boj o Laurel, siendo uno de los árboles más cultivado por su extensa copa que ofrece una sombra muy significativa y práctica para jardines de hogares y fincas. Su nombre puede variar según el país en que se encuentre Caucho Banjamina en América del Sur, Laurel de la india en México, entre otras.

Corresponde a un árbol perennifolio, por lo tanto no se ve afectado por el cambio de estaciones en el año, es originario del sur y sureste de Asia también se dice que del sur y norte de Australia. Es considerado como el árbol oficial de Bangkok (Tailandia). Esta caracterizado por llegar alcanzar hasta 15 metros de altura, posee una copa aparasolada que puede llegar alcanzar hasta 6 metros. Se encuentra formada por hojas entre 6 a 13 cm de largo, además tienen forma oval.

Posee como fruto el higo, es bastante pequeño llega alcanzar hasta 1 centímetro. Al llegar a madurar pueden volverse naranjas, dependerá de su hábitat natural, algunos animales tienden a comerlas como las aves.

El Ficus benjamina es uno de los árboles más cultivados en América latina, principalmente por  su copa tan extensa que ofrece mucha sombra para protegerse del sol, todas sus hojas son suficientemente pequeñas para que ser empleado como un Bonsái, además puede ser conservado como una especie ornamental dentro del hogar.

árbol ficus

Características del Árbol Ficus

El árbol Ficus es muy característico por su gran copa y frutos similares a la naranja, puede llegar alcanzar hasta los 15 metros de altura y fácilmente puede llegar a considerarse que posee unas ramas bastante péndulas y con hojas en formas ovaladas que pueden llegar a tener hasta los 6 hasta 13 centímetros, en su punta son acuminada (disminuye gradualmente). Posee rangos nativos debido a su pequeño fruto.

Durante el tiempo de invierno puede mantener un desarrollo en la más mínima expresión, al momento de llegar en los tiempos de primavera acelera su mecanismo de desarrollo y genera nuevos brotes para su reproducción.

Existen una variedad de especies conocidos como Ficus Benjamina, Ficus Robusta y Ficus Binnendijkii; suelen ser Ficus bastante propensos a poseer brotes muy significativos durante los tiempos de primavera, siendo bastante espectaculares y muy vistosos, estos brotes tienden a mantenerse hasta mediado de otoño, luego con la temporada de invierno, tiende a ocultarse o caerse para conservar la energía suficiente.

El crecimiento del árbol Ficus es bastante favorecido en aquellos días que son largos, con una temperatura elevada y que sean moderadas en las noches, siendo su crecimiento medido según por su vegetación que se encuentre en la planta, posee hojas con diversas tonalidades de verdes, las verdes más suaves tienden a ser las más jóvenes, mientras que las más antiguas poseen un color verde mucho más oscuro. A pesar de ser un árbol perenne, pueden cambiar sus tonalidades para adaptarse a los cambios de temperaturas en las temporadas invernales.

Cabe destacar, que en el país colombiano este árbol está completamente vetado para ser sembrado en los espacios urbanos, posee un desarrollo en sus raíces muy significativo, afectando tuberías, alcantarillas e incluso causando taponamientos que pueden afectar los sistemas de drenaje

Cuidado del Árbol Ficus

Todos los árboles que son sembrados  y cultivados de forma ornamental para decorar zonas interiores de hogares y jardines, deben poseer un cuidado especial para mantener su esplendor y sus características más relevantes, por ello conozcamos algunas de las recomendaciones para llevar a cabo el mantenimiento del árbol Ficus:

Ubicación

El árbol Ficus puede llegar a tener un tamaño adulto, no es lo más recomendable tenerla dentro de los hogares, en este caso es mejor en el exterior, un jardín amplio donde pueda estar expuesta al sol. Es necesario, que sean plantadas con una distancia mínima de aproximadamente 10 metros de tuberías cercanas o de algunas plantas altas, esto se debe a que sus raíces son muy invasivas.

En caso de tenerla dentro de la casa, es recomendable que sea una habitación que se encuentre iluminada principalmente en su tiempo de juventud, es recomendable que sea podada con regularidad.

Suelo o sustrato

Los sustratos son considerados los tipos de suelos en que puede ser sembrada el árbol, tomando en cuenta las condiciones especiales que puede llegar a necesitar el suelo, en este caso para el árbol Ficus no es muy exigente, puede ser cultivado en cualquier tipo de suelo, debido que puede adaptarse con gran facilidad a las condiciones del sustrato, lo único recomendable es que sea uno que posea un buen drenaje como los suelos arenosos.

Riego

El riego es uno de los factores más importante en el cuidado de las plantas, debido que el aporte de agua es fundamental para el crecimiento del árbol en especial durante aquellas épocas que las altas temperaturas los demanden. En el caso del árbol ficus, es necesario que durante el tiempo de verano debe ser con mucha frecuencia, evitar que la tierra se agrietara o secara, por ello, se recomienda como 3 veces a la semana; en el resto del año se recomienda que sea mucho menos.

Abonado

EL abonado corresponde al tratamiento con sustancias orgánicas ricas en minerales que otorgara propiedades al suelo, de esta forma se potencian el crecimiento de las plantas de forma adecuada. En el caso de tener el árbol ficus en el jardín o zonas exteriores, es recomendable abonar debido que sus raíces necesitan la mayor cantidad de nutrientes posibles para el crecimiento de la planta.

En caso de tener el árbol Ficus en una maceta, es necesaria que sea abonada durante las temporadas de primavera y también en el tiempo de verano, principalmente con abonos universales preferiblemente líquidos, en caso de no conocer las cantidades necesarias, puede guiarse por las indicaciones del envase.

Época de plantación o trasplante

Las plantas son influenciadas y beneficiadas según el tiempo que sean plantadas, dependerá exclusivamente del tipo de planta y la temporada de plantación. En el caso del árbol Ficus, es considerado como un árbol tropical, debe ser plantado en el jardín luego de pasar todo el tiempo de primavera en la maceta, las temperaturas deben estar por encima de los 15 grados centígrados.

Plagas

Las plantas siempre se encuentran expuestas a las distintas condiciones medioambientales, siendo beneficiadas por la luz del sol, el agua e incluso el viento para su crecimiento, pero de igual forma se encuentran expuesta a microorganismos y plagas que pueden influir en su crecimiento e incluso llevarlas a la muerte, conozcamos cuales son las más comunes que influyen al árbol ficus:

  • Araña roja: son unas pequeñas arañas de color rojo (0.5 milímetros), tienden adherirse en los envés de las hojas en ese punto se van alimentando de las células de las hojas. Los principales síntomas de la araña roja son la aparición de un conjunto de manchas amarillas que se vuelven marrones hasta llegar a secarse. Puede llegar a ser tratada con acaricidas.
  • Cochinillas: es un insecto que posee un aspecto algodonoso con unas escamas de color marrón, suelen situarse en el envés de las hojas. Puede llegar a corregirse con un algodón empapado de alcohol isopropilico.
  • Pulgón: corresponde a un parásito muy pequeño (0.5cm de longitud), pueden llegar a verse de color verdes, también amarillo o marrones. Suelen ubicarse en las hojas  nuevas de la planta, como también en lo tallos jóvenes. Puede corregirse con  insecticidas con Clorpirifos.

Poda

La poda es una técnica comúnmente empleada para retirar aquellas ramas secas, quebradizas y malformadas de las plantas que puedan entorpecer su crecimiento y su estética. En el caso del árbol Ficus, es recomendable que sea podada a finales de invierno, se deben retirar las ramas secas, enfermas y las visiblemente débiles, también aquellas ramas que pudieran crecer demasiado, deben ser cortadas con tijeras pero previamente desinfectados con alcohol.

Multiplicación

La multiplicación está relacionado a la reproducción de la planta dependiendo netamente de la naturaleza de la misma, en este caso está relacionado por la siembra de semillas o también por esquejes, destacados a continuación:

Siembra

La reproducción por siembra está relacionada a las semillas que son recolectadas de la planta, muchas veces por parte de otras especies  como las abejas en el momento de la polinización o para los árboles las semillas de sus flores o frutos, el procedimiento empleado en este caso es el siguiente:

  1. Primero que todo es que se debe adquirir las semillas en tiempo de primavera y luego introducirse en un frasco con agua durante la noche.
  2. Al día siguiente, se debe desechar todas aquellas semillas que puedan quedar flotando.
  3. Luego se debe preparar el semillero, puede llegar a ser una maceta e incluso una bandeja de semillero. En ocasiones pueden ser empleados envases de plásticos, se les debe hacer unos agujeros para el drenaje.
  4. Luego se debe agregar un sustrato de cultivo universal para luego ser regado.
  5. Se esparcen las semillas sobre toda la superficie, es necesario que tuvieran una distancia entre ellas de aproximadamente 4 centímetros.
  6. Ahora, se debe espolvorear azufre o cobre de esta forma se evita formación de hongos.
  7. Se debe cubrir el semillero con una capa fina de sustrato
  8. Finalmente se debe colocar el semillero en un sector expuesto a la luz del sol de forma directa.

En la mayoría de los casos la planta empezara a  germinar alrededor de un mes de ser sembrada.

Esquejes

Los esquejes corresponden a una forma de reproducción asexual, donde la planta genera brotes o protuberancias en su tallo para luego ser retirados sin dañar el tallo. En el caso del árbol Ficus, es necesario escoger una rama que sea semileñosa de aproximadamente 20 centímetros en tiempos de primavera, es necesario que sean introducidas con agua y diluir hormonas liquidas que favorezcan su desarrollo, es necesario cambiar el agua y limpiarlo cada 2 o 3 semanas.

Rusticidad

El árbol ficus es considerado un árbol rustico, capaz de poder soportar altas temperaturas peor principalmente temporadas de heladas aproximadamente hasta los -4 grados centígrados.

Bonsáis del Árbol Ficus

Los bonsáis corresponden a una técnica empleada de origen japonés que se encarga de cultivar árboles o algunas plantas controlando su tamaño, de esta manera se controla su crecimiento y se mantiene de un tamaño inferior al natural, todo esto mediante técnicas de trasplante y podas. El árbol Ficus es ideal para ser conservado como un bonsái.

El árbol Ficus puede ser considerado  por tener unas raíces muy invasivas, tiende ser una planta que se debe mantener un cuidado bastante estricto, principalmente las hojas que tienden a ser pequeñas, por lo que posee un estricto cuidado los cuales se destacan a continuación:

  • Ubicación: La ubicación del árbol Ficus deben encontrarse preferiblemente en las zonas exteriores donde se encuentre expuesta en  semisombra, en el caso de encontrarse en las zonas internas como una casa se recomienda que posean mucha luz.
  • Sustrato: corresponde aquel suelo alimentado de otras propiedades para beneficiar el crecimiento de la planta, en este caso como 60% mantillo + 30% arena gruesa + 10% de turba negra.
  • Riego: Es recomendable realizar el riego en la época de verano siendo entre 4-5 veces por semana debido que el suele a deshidratarse con mayor facilidad; el resto del año debe ser regado entre 2 o 3 días.
  • Abonado: los abonos deben ser aplicados para las plantas según las indicaciones del fabricante.
  • Poda: preferiblemente debe ser realizado en primavera, para luego ser  trasplantada. Recomendablemente cuando el tallo posea entre 4-6 hojas, para luego ser cortada entre 2 hojas.
  • Alambrado: es recomendable que se haga en cualquier época del año. Protegiendo el tronco y las ramas posiblemente con el algodón.
  • Trasplante: Recomendable cada 2 años, en la temporada de primavera.

 

Esperamos este artículo haya sido de ayuda, te dejamos otros que seguro te interesarán

Cuidados de la Hierbabuena

Violeta de los Alpes

Nueces de Brasil

(Visited 759 times, 1 visits today)

Deja un comentario