El Álamo, un árbol con Propiedades Medicinales

Los árboles representan gran importancia para la sociedad, debido a todos los aportes que influyen en ella, además existe una gran variedad de árboles que ha llevado a numerosos científicos a estudiar sus propiedades, en este caso aquí conoceremos sobre las Propiedades Medicinales del Árbol Álamo.

arbol-alamo-

El Álamo

El álamo también es conocido como el chopo, su nombre científico es el Populus Alba, perteneciente al género de Populis y a las familias de Salicáceas, muy peculiar por llegar alcanzar grandes alturas y ser frondoso, son muy característicos por ser tan llamativos y coloridos, son muy simbólicos en la época de otoño en especial al perder su follaje que adquieren un color dorado.

Son árboles originarios de Europa, Asia y del norte de África, algunas de sus especies más populares son el álamo plateado y álamo afgano. Una de la principal importancia otorgada a este árbol es la madera que posee propiedades medicinales, por este motivo, se ha extendido su cultivo en diversas zonas del mismo; desde la antigüedad los indígenas se centraban en obtener partes de la corteza del árbol para luego ser empleada en ungüentos y jarabes medicinales, además de emplearlos en sus rituales por sus distintas propiedades.

Características del Álamo

La principal característica del álamo es su tronco corpulento y también majestuoso, presentando un crecimiento muy rápido aproximadamente 30 metros de altura y también de 1 metro de diámetro. Posee un recubrimiento de corteza blanquecina y oscura en su base, además de presentar manchas negras que son representativas a sus ramas más antiguas.

Las raíces del álamo se destacan por sobresalir del suelo en especial aquellas que son las principales, en el caso de las raíces secundarias pueden llegar a ser largas y también extendidas. Mientras que su copa o zona superior del árbol álamo es frondosa, ancha y también irregular, presentando hojas caducas simples y alternas que poseen una forma palmeada y dentada en los bordes.

Son considerados árboles muy hermosos y característicos en diversas épocas del año, principalmente durante los tiempos de otoño, antes de caer toman una coloración amarilla casi dorada, siendo un gran atractivo para fotos, retratos y para turistas. Se consideran por ser favoritos en ciertas zonas asiáticas, existiendo sembradíos que otorgan un hermosos camino de árboles álamo y siendo muy transitados por turistas en épocas de otoño e invierno.

arbol-alamo-

Se consideran como árboles dioicos, son aquellos que se refieren a individuos machos e individuos hembras, siendo completamente lo contrario a hermafrodita. Las flores masculinas para los álamos, tienden a ser grandes y presentar una coloración rojiza, mientras que las flores femeninas poseen un color amarilloso verdoso. Debe destacarse que los álamos florecen mucho antes que comiencen a surgir las hojas. Además, presentan un tipo de fruto en forma de ovoide y lampiña, siendo sus semillas como un penacho con pelos.

Usos del Álamo

El álamo es muy destacado por su gran variedad de colores y por aportar belleza al paisaje, una de sus principales características es poseer una madera muy ligera y fibrosa permitiendo secarse con mucha rapidez. Debido a esto existen grandes cultivos que están vinculados para sacar el mayor beneficio de la materia prima, el cual se conoce como la pasta de celulosa que es esencial para la elaboración del papel.

La pasta de celulosa se caracteriza por ofrecer resistencia para la producción de papeles, también siendo muy empleada para la obtención de la celulosa para lograr la confección de cajas y de madera para el embalaje. Destacándose primordialmente que la celulosa obtenida del álamo posee gran contenido de azúcares muy característicos para ser empleado en la elaboración de etanol o también biocombustibles.

Debido a su gran tamaño puede ser empleado como un cortaviento y por ser tan frondoso puede aportar sombra, por ello, puede ser fácilmente conseguido en jardines, avenidas y parques. Una de las cosas que se debe tener presente es emplear una gran cantidad de suelo debido a sus raíces tan extensas.

Cultivo del Álamo

El álamo necesita un clima templado, es decir, un clima frío para tener un buen desarrollo, estando húmedo, rico en materia orgánica y drenada. Es necesario tener presencia de luz solar para poder tener un buen crecimiento, destacando el hecho que crecen bastante rápido pero no pasan de 60 años. Su época de reproducción es preferiblemente en invierno, donde se empieza a formar según sus semillas y germinar con gran facilidad.

Pueden llegar a multiplicarse mediante esquejes y de igual forma a los pies de un árbol álamo adulto, creciendo en suelos frescos, ricos y húmedos debido que se encuentran muy próximos a los ríos; también poseen la capacidad de crecer en el suelo arenoso costero soportando estar cerca de agua salada. Además de soportar climas fríos y también calores excesivos permitiendo su rápido crecimiento, teniendo raíces bastante significativas y agresivas por lo que es recomendable cultivarlos lejos de otros árboles y zonas de construcción.

Simbología del Álamo

Es muy destacado por su gran por su gran belleza pero destaca principalmente por ser empleado en algunas tradiciones culturales a lo largo del tiempo, debido a que se le atribuyen propiedades curativas y místicas, según las creencias está relacionado  con el mundo esotérico, considerándose como el elemento del aire relacionado con el planeta mercurio.

En la antigüedad llegó a ser empleado como un escudo de protección debido que se consideraba que espantaba a los malos espíritus y representaba una marca de seguridad, llegándose a creer que protegía de robos, debido a ello nacen los hechizos de antirrobos. Siendo muy popular esta creencia en Japón, empleándose en templos shinto donde se llevan a cabo ceremonias donde se azotaban en el aire para lograr espantar los Oni (demonios y ogros occidentales).

También se le atribuyen diversas leyendas, siendo comparada con la vida debido a sus colores verdes de igual forma en el momento de la pérdida de su colorido en ciertas épocas del año se le relaciona como un árbol funerario, considerando que son las fuerzas regresivas de la naturaleza. También fue consagrado a Hércules, ya que fue coronado con una corona construida con ramas que representaban señal del triunfo de una de sus batallas, otros de sus reconocimientos fue por parte de los indios americanos que consideraban que todos los espíritus más poderosos se encontraban dentro del álamo.

Un álamo corresponde a un elemento de protección, los distintos rituales realizados en su nombre son bajo una burbuja protectora alrededor de la persona que se encarga de alejar cualquier daño físico y también espiritual. Es recomendable no emplear sus hojas negras durante los rituales, considerándose que puede generar situaciones adversas e incluso llegar a provocar la muerte, por lo tanto, esta planta no puede ser empleada por cualquiera sino solo por profesionales.

Propiedades Medicinales del Álamo

Entre sus principales propiedades son sus beneficios para la salud, siendo muy destacado desde la antigüedad donde era usada en la medicina griega, donde realizaron un conjunto de estudios a las propiedades del álamo indicando que cada parte del árbol puede combatir distintos tipos de dolencias, destacando estos hechos a mediados del siglo XVII.

Entre algunas de las propiedades que se pueden destacar la producción de la salicina en las yemas del árbol álamo, el hígado presenta la capacidad de poder transformar esta salicina en ácido salicílico, que se considera como un potente analgésico y precursor de numerosos medicamentos desarrollados en la medicina actual, el cual permite que haya mayor fluidez de sangre, comportamiento antipirético (contra la fiebre) y antiinflamatorio.

La corteza del árbol álamo es muy rico en manitol, es un medicamento con propiedades diuréticas, es decir, estimula el flujo urinario, además favorece la eliminación renal del litio, como también elimina los líquidos retenidos en las distintas articulaciones. El manitol también puede llegar a ser encontrado en especies vegetales, tales como, remolacha, apio, aceitunas y en las algas.

Taxonomía

La taxonomía de los árboles o de las plantas es la ciencia que se encarga de otorgarles las clasificaciones, nombres e incluso las categorías de los distintos organismos; las principales fuentes taxonómicas son guías o revistas de plantas medicinales aplicadas desde la antigüedad, desde entonces se hace el estudio detallado de cada especie vegetal, levantando la información química y biológica más destacada.

La especie de Populus Alba fue descrita por el botánico Carlos Linneo en el libro de Species Plantarum en el año 1753, El cual contenía una gran variedad de plantas, en el caso del Populus Alba destacaba un origen de 335 especies nativas de Europa, del norte de África, Asia y norte América, destacando la siguientes especies como las populares del árbol álamo:

  • Populus denudata
  • Populus bogueana
  • Populus floccosa
  • Populus globosa
  • Populus heteroloba
  • Populus hickeliana
  • Populus megaleuce
  • Populus peroneana
  • Populus triloba
  • Populus berkarensis Poljakov
  • Populus excelsa Salisbury
  • Álamo Jagüey
  • Álamo Bastardo

Esperamos este artículo haya sido de ayuda, te dejamos el enlace de otros que seguro te interesarán:

Árboles

Importancia de los Árboles

Flor de Loto

(Visited 9.624 times, 3 visits today)

Deja un comentario